Categorías
Sin categoría

7 PALABRAS PROFETICAS PARA NOVIEMBRE Y MAS ALLA

He puesto mis palabras en tu boca y te he cubierto con la sombra de mi mano; he establecido los cielos y afirmado la tierra, y he dicho a Sión: “Tú eres mi pueblo”. Isaías 51:16

Esto es lo que el Señor me ha hablado para ustedes hoy y para el resto de este mes de noviembre de 2020 y al entrar en el nuevo año:

  1. Están a punto de ser marcados por Dios. Están en una temporada y un tiempo en el que nunca habían estado antes. Una impartición divina está llegando a su vida ahora mismo: a sus situaciones personales, a su ministerio, a su familia y a su propósito, una impartición que dará fruto. Escuché al Señor decir que esperen una impartición que producitá frutos para las generaciones venideras.
  2. Están a punto de emitir un nuevo sonido. Un sonido específico está a punto de salir de ustedes, un sonido que será un rugido. Y cuando rujan, alertarán a las puertas del infierno de que están llegando.
  3. Están a punto de tomar territorio en el reino espiritual que pensaban que era sólo para que lo tomara la «élite espiritual». El Espíritu de Dios dice, «He reservado esta impartición especial y sobrenatural para ustedes porque han venido caminando por fe, y Yo Soy galardonador de aquellos que me buscan diligentemente. Yo Soy el galardonador de aquellos que van tras de Mí. Abran su corazón, su mente y su espíritu para recibir un poder que he reservado para Mis siervos especiales para esta hora especial».
  4. Dios dice, «Serán un testimonio este año». Escuché al Señor decir, «Prepárense, porque serán un testimonio». Van a tener un testimonio específicamente sobre lo que Dios ha hecho y está haciendo este año y, más importante, sobre lo que hará. 
  5. Dios está llamando a los profetas públicamente para que empiecen a desarraigar, derribar, construir y plantar. Jeremías 1:4-5 dice: Y vino a mí la palabra del Señor, diciendo: Antes que yo te formara en el seno materno, te conocí, y antes que nacieras, te consagré, te puse por profeta a las naciones.

Yo creo que Dios está apartando un remanente en este momento, tiempo, temporada y hora. Está apartando a los profetas, y los ha designado para que se enfrenten a las naciones y los reinos. El Señor está llamando a algunos de ustedes para que desarraiguen, derriben, destruyan y derroquen el mal, pero está apartando a otros de ustedes para que edifiquen y planten.

Como dice en Jeremías 1:7-10: Pero el Señor me dijo: No digas: «Soy joven», porque adondequiera que te envíe, irás, y todo lo que te mande, dirás. No tengas temor ante ellos, porque contigo estoy para librarte —declara el Señor. Entonces extendió el Señor su mano y tocó mi boca. Y el Señor me dijo: He aquí, he puesto mis palabras en tu boca. Mira, hoy te he dado autoridad sobre las naciones y sobre los reinos, para arrancar y para derribar, para destruir y para derrocar, para edificar y para plantar.

Esta es la década de la boca. Y en este año hebreo 5781, (2021) Dios estará observando lo que ustedes están hablando. El Señor dice: «Yo estoy vigilando. Estoy observando. Y ciertamente cumpliré Mi Palabra». Dios dice, «Estoy listo. Estoy listo para cumplir Mi Palabra. Estoy listo para derramar Mi Espíritu sobre toda la carne. Sus hijos e hijas van a profetizar. Sus ancianos van a soñar sueños. Estoy listo para derramar Mi Espíritu. Estoy listo para derramar Mi unción. Estoy listo para devolverles los años que la oruga ha comido. ¿Por qué? Porque los he nombrado, desde que estaban en el vientre de su madre, profetas de las naciones. Estoy listo para cumplir Mi palabra».

  1. El Señor está tocando su boca. En este momento, Dios está tocando su boca. Antes de que pasen los próximos días, tendrás una palabra del Señor. Tendrás una palabra en su boca sobre todo lo que han estado creyendo; sobre todo lo que han estado pidiendo. Dios dice, «Voy a poner Mi palabra en su boca, y ustedes la hablarán”
  2. Debes hablar la palabra del Señor en voz alta en esta hora. Cuando Dios les de su palabra, tienen que hablarla en voz alta. O estás en esto para ganar, o estás en esto para sentarte al margen y decir, «¿Qué va a hacer Dios?» No; no seas como una de esas personas. Pongan la Palabra de Dios en su boca y háblenla.

«Vamos a seguir adelante. Vayamos con fe. Salgamos, aunque estemos como Abraham sin saber a dónde vamos. Sólo estamos marchando; estamos marchando hacia Sión, y todo lo que venga contra nosotros, puede venir a nosotros, por un lado, y diez mil pueden venir a nosotros por otro lado; pero no se acercará a nosotros; no nos detendrá; ¡No nos rendiremos! ¡Aleluya!» Dios está observando lo que dicen. Si no lo dices, no lo verás. Y si no lo estás viendo, es porque no estás diciendo lo que Dios está diciendo.

Hebreos 11:8 Por la fe Abraham, al ser llamado, obedeció, saliendo para un lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber adónde iba.

Dios va a vigilar lo que digan en los próximos 12 meses. Él está cuidando su boca. Está observándolos para ver lo que dirán, lo que confesarán. Y si se alinean con Su Palabra, entonces el Señor dice, «Ciertamente llevaré a cabo todos Mis planes, porque Yo estoy con ustedes». Dios dice, «No tengan miedo de sus caras. ¿Por qué? Porque Yo estoy con ustedes. Vamos, no tengan miedo de lo que están viendo, porque Yo estoy con ustedes. No teman lo que puedan estar enfrentando, porque Yo estoy con ustedes. No tengan miedo de lo que les puedan decir, porque Yo estoy con ustedes. No tengan miedo de lo que les digan que tienen que hacer. Pase lo que pase, párense firmes y digan: «Yo creo en la palabra del Señor». “Yo creo que la Palabra de Dios es mi autoridad final. Los hombres no son mi autoridad final; el gobierno no es mi autoridad final. ¡CREO EN LA PALABRA DEL SEÑOR!» (Judy Jacobs)

Jeremías 1:17-19 Pero tú, ¡prepárate! Ve y diles todo lo que yo te ordene. No temas ante ellos, pues de lo contrario yo haré que sí les temas. Hoy te he puesto como ciudad fortificada, como columna de hierro y muro de bronce, contra todo el país, contra los reyes de Judá, contra sus autoridades y sus sacerdotes, y contra la gente del país. Pelearán contra ti, pero no podrán vencerte, porque yo estoy contigo para librarte, afirma el Señor.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"