Categorías
Sin categoría

LA RAZON DE TU BATALLA

Así que tú, hijo mío, fortalécete por la gracia que tenemos en Cristo Jesús. Lo que me has oído decir en presencia de muchos testigos, encomiéndalo a creyentes dignos de confianza, que a su vez estén capacitados para enseñar a otros. Comparte nuestros sufrimientos, como buen soldado de Cristo Jesús. 2 Timoteo 2:1-3

De esta oscuridad surgirán todos aquellos, en el Cuerpo de Cristo, que han sido creados para un tiempo como este. Cada uno de ellos ha sido preparado en la oscuridad y saben quienes son en Cristo. Son parte de los guerreros del fin de los tiempos que Dios ha elegido y ordenado por Su mano. Este es su tiempo y, de hecho, está a la vuelta de la esquina. Su vida no ha sido fácil sino más bien desafiante. Han tenido que aprender al 100% a depender solo de Dios. Todo lo que han pasado no ha sido en vano y no habrá más que fruto en todo ello. Cuanto mas grande es el llamado y la unción, más intensa es la carrera de obstáculos para el entrenamiento.

Estas personas que Dios está a punto de posicionar son personas que nadie pensó que estarían al frente de nada. Sin embargo, es Dios mismo quien los ha elegido por Su mano. Han tenido que enfrentar muchas cosas para estar donde están ahora y son un grupo elegido del Ejército de Dios que no comprometerá los caminos de Dios y Su Palabra a cualquier costo. Caminan con el temor del Señor sobre ellos y son verdaderos vasos obedientes del Reino de los Cielos.

¡ANÍMENSE, GUERREROS PODEROSOS!

Es posible que hayan sentido que la oscuridad los ha rodeado durante mucho tiempo, pero la verdad es que fueron una semilla plantada en la tierra por Dios mismo. Durante el tiempo que estuvieron bajo tierra, constantemente la regaron, la nutrieron y la cuidaron. La consistencia de este proceso hizo que brotaran sus delicadas raíces. Este proceso duró un período de tiempo muy largo que ha causado que se sientan cansados por el viaje y ansiosos, a la espera de que algo cambie.

La verdad es que durante este tiempo de lo que parecía una gran oscuridad, e incluso largos períodos de soledad, sus raíces recibieron protección y tiempo para crecer adecuadamente. Las raíces necesitaban estar completamente fuertes y ancladas para poder soportar el peso del árbol y sus frutos que están a punto de brotar. Serán como un encinar de justicia, un plantío del Señor, para manifestar Su gloria (Isaías 61:3).  ¡Anímense porque su viaje, incluidos todos los sacrificios que han hecho para ser obedientes a Dios, han valido la pena!

Muchas veces en determinadas situaciones parecía una demora, pero esta demora fue intencional, ya que fue para su protección. No fue una demora en absoluto, de hecho, este era el momento adecuado para garantizar que las raíces estuvieran bien formadas, enraizadas y ancladas. Este lapso les ha asegurado que podrán administrar y llevar bien lo que está por suceder. Este período les permitió darse el tiempo que necesitaban para asegurarse de que estuvieran alineados correctamente con la voluntad, los deseos y la Palabra de Dios. Se les estaba dando el tiempo para estar en la posición adecuada para recibir y ser liberados. ¡Anímense! porque lo que parecía una demora ha sido su protección y una bendición. El tiempo ha estado trabajando para ustedes de la mano de Dios.

¿No empiezan a crecer y florecer los árboles frutales en su temporadas y momento perfectos automáticamente? Como ocurre con cualquier árbol frutal, cuando se le da el cuidado y la poda adecuados, en el momento adecuado, los frutos son abundantes. Desde el momento en que se planta una vid, puede tomar de 1 a 2 años como mínimo para que las raíces sean lo suficientemente fuertes como para poder dar fruto y sostener los racimos de uvas. De hecho, según mi experiencia, se aconseja no dejar que los racimos de uvas fructifiquen hasta que la planta esté bien enraizada y las vides sean lo suficientemente fuertes. Lo mismo sucede con su vida. Deben pasar por temporada tras temporada de poda y limpieza para que también tengan raíces y ramas fuertes para poder sostener los frutos que están a punto de brotar. Como está escrito incluso en la Palabra, incluso las ramas que dan fruto deben podarse para que sean más fructíferas (Juan 15: 2). ¿Cómo podría ser diferente en su vida? Sean pacientes consigo mismos en el proceso y reciban gracia a través de todo.

¡Recuerden que sirven a un Dios que llega justo a tiempo! Sus caminos y pensamientos son más altos que los suyos (Isaías 55: 8-9). Dios hace las cosas de maneras que no pueden comprender. Él puede ver cosas que ustedes no pueden ver. Su mente natural primero quiere darle sentido a todo, aunque como creyentes en Cristo deben caminar por fe y no por vista (2 Corintios 5: 7). Es bueno que sepan que no es necesario que comprendan todos los detalles. Pueden confiar en Dios porque Él tiene el plano perfecto con todos los intrincados detalles que se van resolviendo a medida que siguen obedeciendo todas sus instrucciones. Han sido elegidos y ordenados por la mano de Dios. Nada ni nadie podrá impedirles que prosperen en su temporada y momento perfectos. Entonces, dicho esto, ¡SIGAN ADELANTE PORQUE NO ES TIEMPO DE RENDIRSE! (Sanjna Mahtab)

Josue 1:9 Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"