Purifíquense para ver señales y maravillas

Publicada el
Purifíquense para ver señales y maravillas

Como tenemos estas promesas, queridos hermanos, purifiquémonos de todo lo que contamina el cuerpo y el espíritu, para completar en el temor de Dios la obra de nuestra santificación. 2 Corintios 7:1

¡DIOS ESTÁ LEVANTANDO UNA NUEVA GENERACIÓN QUE VERÁ CÓMO SE SEPARAN LAS AGUAS!

Una noche tuve un encuentro con el Señor mientras oraba. Él me dijo: “Hay un avivamiento de pureza que está naciendo. Los odres viejos no pueden contener el nuevo vino de avivamiento que estoy liberando. Estoy levantando una NUEVA GENERACIÓN que llevará Mi presencia y ellos verán las aguas separarse. Solo aquellos con manos limpias y corazones puros ascenderán a Mis lugares altos. Cuando clamen a Mí, Yo les responderé. Los hambrientos serán saciados. Los sedientos beberán. Ahora es el tiempo en que llevaré a Mi Iglesia a través del umbral, así como un novio lleva a su novia a través de la entrada a un NUEVO COMIENZO. La Novia de Cristo está entrando ahora en una NUEVA TEMPORADA de lo sobrenatural. ¡El despertar y el avivamiento están aquí! Observen y verán el despliegue de Mi gran poder. Mi Reino no es sólo de palabras, sino de poder. Yo estoy eligiendo una NUEVA GENERACION de vigilantes que serán los guardianes de la puerta. Ellos no permitirán que el compromiso contamine este movimiento puro”

En el libro de Josué dice: “Josué le ordenó al pueblo: Purifíquense, porque mañana el Señor va a realizar grandes prodigios entre ustedes”. Estaba ordenando que el pueblo se preparara para un poderoso movimiento de Dios. Esta es la temporada en la que nos encontramos hoy. Dios nos llama a prepararnos para señales y maravillas.

Josué 3:13 Y sucederá que cuando las plantas de los pies de los sacerdotes que llevan el arca del Señor, el Señor de toda la tierra, se asienten en las aguas del Jordán, las aguas del Jordán quedarán cortadas, y las aguas que fluyen de arriba se detendrán en un montón.

Hay una nueva generación de sacerdotes para el Señor que llevarán Su presencia y cuando las plantas de sus pies golpeen las aguas, se separarán. Dios está buscando líderes que vivan en obediencia a Él y conduzcan a Su pueblo a través de las aguas desbordadas de la imposibilidad, hacia la Tierra Prometida.

Josué 3:17 Y los sacerdotes que llevaban el arca del pacto del Señor estuvieron en tierra seca en medio del Jordán mientras que todo Israel cruzaba sobre tierra seca, hasta que todo el pueblo acabó de pasar el Jordán.

Fíjate en cómo los sacerdotes que vivían entonces caminaban en el maravilloso poder de Dios. El Señor me habló fuertemente con respecto al contraste de los sacerdotes de los días de Josué que caminaban en consagración y poder y los sacerdotes de los días de Elí que caminaban en pecado y eran impotentes. Dios ha comenzado una limpieza a la casa de Dios y en su liderazgo gubernamental. Elí fue el Sumo Sacerdote a quien Ana le dio su hijo, Samuel, para que lo criara. Samuel fue el último juez que gobernó Israel antes de que la nación cambiara su forma de gobierno a una monarquía. Desde niño, Samuel fue testigo de la maldad de los sacerdotes (hijos de Elí) que servían en el templo, pero en lugar de que él se volviera como ellos, eligió una vida de pureza y finalmente se convirtió en uno de los más grandes profetas de Israel. Además, a través de Samuel, nació un gran renacimiento. 

1 Samuel 2:1-13 Los hijos de Elí eran hombres indignos; no conocían al Señor ni la costumbre de los sacerdotes con el pueblo: cuando algún hombre ofrecía sacrificio, venía el criado del sacerdote con un tenedor de tres dientes en su mano mientras se cocía la carne,

Lamentablemente, los hijos de Elí, Ofni y Finees, no conocían al Señor, sin embargo, allí estaban oficiando como sacerdotes. Y Elí no pudo impedir que sus hijos profanaran el santuario de Dios. “Elí era ya muy anciano; oyó todo lo que sus hijos estaban haciendo a todo Israel, y cómo se acostaban con las mujeres que servían a la entrada de la tienda de reunión” (1 Samuel 2:22). Cuando alguien traía una ofrenda al Señor, le exigían la mejor carne para ellos mismos antes de que se hiciera la ofrenda, lo cual era contrario a la dirección de Dios, lo que significaba que robaban a Dios lo que estaba dedicado a Él. También eran impuros sexualmente, cometiendo fornicación con mujeres en el Tabernáculo. La maldad de Ofni y Finees fue tan grande que Dios juró eliminar el linaje malvado de Elí, impidiendo así que todos sus descendientes fueran sacerdotes.

1 Samuel. 2:17 El pecado de los jóvenes era muy grande delante del Señor, porque los hombres menospreciaban la ofrenda del Señor.

Fue durante ese tiempo que los filisteos vinieron a luchar contra Israel, y mataron a 4.000 soldados israelitas. El ejército, totalmente derrotado y desesperado, llamó al arca, que había sido la clave de su triunfo en los días de Josué.

I Samuel. 4:3 Cuando el pueblo volvió al campamento, los ancianos de Israel dijeron: ¿Por qué nos ha derrotado hoy el Señor delante de los filisteos? Tomemos con nosotros, de Silo, el arca del pacto del Señor, para que vaya en medio de nosotros y nos libre del poder de nuestros enemigos.

Israel creía que sólo el arca les aseguraría la victoria, pero se equivocaba. Los sacerdotes se habían vuelto impíos y malvados, lo que hizo que el pueblo se volviera igual. Cuando Ofni y Finees trajeron el arca desde Silo, todo Israel gritó, pero su alabanza fue un ruido vacío. La batalla continuó con el arca en medio de ellos, y sin embargo los hijos de Elí murieron, y el arca fue capturada. Esta es una imagen de aquellos que se niegan a caminar en pureza, lo que les hace perder la unción y finalmente son destruidos.

El Espíritu del Señor esta diciendo hoy, “Este próximo movimiento de Dios será dado a luz por aquellos que caminen en pureza. Yo les permitiré administrar Mi presencia, y ellos serán una generación que vera las aguas separarse. Incluso las plantas de sus pies llevarán el mismo poder que los sacerdotes del día de Josué tenían sobre ellos cuando cruzaron el Jordán. Prepárense para la limpieza de Mi casa y para que Mi poder de obrar maravillas sea liberado sobre la Tierra”. (Andrew Towe)

1 Pedro 4:17-19 Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si comienza por nosotros primero, ¿cuál será el fin de los que no obedecen al evangelio de Dios? Y si el justo con dificultad se salva, ¿qué será del impío y del[q] pecador? Por consiguiente, los que sufren conforme a la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, haciendo el bien.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".