Categorías
Sin categoría

Nunca más te sentirás solo

Dios prepara un hogar para los solitarios; conduce a los cautivos a prosperidad; solo los rebeldes habitan en una tierra seca. Salmos 68:6

La semana pasada el Señor me mostró a muchos pioneros que se sienten solos en este momento, están construyendo con el Señor y moviéndose en los «territorios inexplorados» pero se han sentido profundamente “SOLOS”. Para algunos de estos pioneros, las relaciones con las que han corrido antes se han ido y cambiado, y ahora sienten que están solos en aguas inexploradas. Otros han estado en aguas inexploradas durante mucho tiempo, sintiéndose muy solos y clamando al Señor por una comunidad de personas de corazón y mente afines con las cuales correr y construir.

Escuché al Señor decir «Yo estoy trayendo a los pioneros solitarios a las tribus. Estoy trayendo a los pioneros solitarios su tribu».

Empecé a ver que el Señor traía personas de cerca y de lejos a las vidas de estos pioneros y se convertían en relaciones de pacto. Era una relación a un nivel que no habían experimentado antes. Muchos de estos pioneros solitarios estaban comenzando a experimentar lo que es vivir en una comunidad segura. Lo que es ser profunda y genuinamente amados por las personas. Lo que es ser profundamente amados y celebrados en un lugar de pureza. Vi a muchos pioneros cuyos corazones habían sido profundamente heridos en temporadas anteriores por las personas que entraron en sus vidas y se relacionaron con ellos, pero pronto se reveló que estos habían entrado en la relación por «lo que podían conseguir» y por lo que podían recibir por causa del favor en el que muchos de estos pioneros estaban caminando.

El Señor comenzó a mostrarme que ellos están encontrando y van a encontrar sanidad en estas “Relaciones de Pacto” que el Señor está trayendo a sus vidas. Mientras continuaba observando, vi no sólo que sus corazones empezaban a sanar y florecer, sino que empecé a ver a estos Pioneros volando con el viento del Espíritu Santo más lejos y más alto de lo que nunca habían estado. No estaban volando solos, sino que estaban volando en familia. Las palabras resonaban a mi alrededor con tanta fuerza. «VOLANDO EN FAMILIA»

El Señor está trayendo a estos pioneros solitarios una tribu que será para ellos una FAMILIA. No sólo irán más lejos en las asignaciones del Señor para sus vidas en esta nueva era, sino que volarán en FAMILIA. Volarán al ritmo del corazón del Señor PARA LA FAMILIA. Empecé a ver como estos volaban más alto de lo que nunca habían volado en estas relaciones de pacto, que eran familia, empezaron a recibir una mayor impartición del corazón del Señor PARA LA FAMILIA.

Empecé a ver a estos pioneros, antes solitarios, y a la tribu que el Señor les había traído, sosteniendo piezas de rompecabezas y supe que éstas representaban de alguna manera la SABIDURÍA. Me rodeó fuertemente la sensación de que la sabiduría celestial que esta «NUEVA TRIBU» de personas que el Señor está trayendo a estos pioneros son las piezas que faltaban en el hermoso rompecabezas de los planes del Señor que Él está armando. La sabiduría que se compartía entre estos pioneros que antes estaban solos y estas nuevas relaciones de pacto, encajarán para dar una mayor comprensión, una mayor claridad y visión de lo que el Señor está construyendo y haciendo. Observé como muchos de estos pioneros, antes solitarios, lloraban porque el Señor no sólo había respondido a sus oraciones por las relaciones de pacto, sino que éstas venían cargando las «piezas faltantes» de Su sabiduría por las que clamaban, para «VER» y «CONSTRUIR» lo que Él está diciendo.

Observé como estos comenzaron a ser algunas de las voces más fuertes anunciando y defendiendo el corazón del Señor para la UNIDAD FAMILIAR (hogares) pero también la FAMILIA DE DIOS. Estaban saliendo con una unción para PUENTES. Salían con una unción para fomentar relaciones sanas, una comunidad sana, y la impartición del amor del Padre que fluía a través de ellos atraía a la gente al lugar tan seguro que habían experimentado en estas relaciones de pacto. Continué observando cómo el Señor usaba a estos pioneros, antes solitarios, como CONECTORES. El Señor los usará ahora de manera grandiosa y poderosa como REDES y CONECTORES para REUNIR A LA FAMILIA.

Había un lugar tan profundo de refresco en el que estos pioneros, antes solitarios, habían entrado. Habían encontrado un «HOGAR» con amistades sanas y de pacto. El Señor me mostró que no sólo está trayendo a estos pioneros antes solitarios su tribu, para que puedan vivir profundamente en un lugar de relación y ser celebrados en esas relaciones saludables que el Señor nos ha creado como personas para vivir, sino que también vi que el Señor estaba trayendo la tribu a las vidas de estos pioneros porque en las aguas inexploradas que estaban navegando y los caminos que estaban construyendo con Dios en las cosas nuevas que Él está haciendo (Isaías 43: 19) el Señor había preparado el terreno por Su Espíritu a través de sus manos para acoger un gran aumento y aceleración del movimiento de Su Espíritu.

Comencé a escuchar al Señor diciendo que el movimiento de Su Espíritu que está sobre lo que ellos están iniciando está a punto de explotar a un nivel completamente diferente. El nivel y el peso de la cosecha y de Su poder que explotara en estos lugares inexplorados, «nunca vistos» es SIN PRECEDENTES y el Señor sabe que el mayor aumento de Su Espíritu, esta mayor aceleración del movimiento de Su Espíritu en medio de ellos no puede llevarse a cabo solo. Me sentí abrumada, pero sólo por el amor del Padre, Su tierno y hermoso corazón para consolar a estos pioneros que antes estaban solos y responder a su clamor de corazón por la tribu, pero también el corazón de Dios para preparar, proveer y posicionar todo lo que necesita para estar en su lugar y TRANSPORTAR una poderosa cosecha. Él no es uno que no provee, Él provee y lo hace en el tiempo PERFECTO. (Lana Vawser)

2 Pedro 1:5-7 Precisamente por eso, esfuércense por añadir a su fe, virtud; a su virtud, entendimiento; al entendimiento, dominio propio; al dominio propio, constancia; a la constancia, devoción a Dios; a la devoción a Dios, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"