Crucen el umbral

Publicada el
Crucen el umbral

A eso se refieren las Escrituras cuando dicen: «Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente ha imaginado lo que Dios tiene preparado para quienes lo aman». 1 Corintios 2:9 NTV

Mientras oraba, el Señor me mostró la visión de una puerta. No había nada extravagante en la puerta. De hecho, parecía normal o incluso podría decir sencillo. No podía entender lo que el Señor estaba tratando de decirme. Entonces lo escuché decir: «¡Es tiempo de cruzar el umbral!» De repente me di cuenta de que no se trataba de la puerta en sí, sino que me estaba hablando de lo que había al otro lado de la puerta. Me estaba invitando a pasar a algo nuevo. Rápidamente busqué la definición de la palabra «UMBRAL» y descubrí que el diccionario lo define como «cualquier lugar o punto de entrada o comienzo». Entonces lo escuché decir que nos está dando a los creyentes una invitación a pasar a un nuevo mover de Dios. Estamos en el umbral de un avivamiento. Algunos aceptarán la invitación y entrarán. Y experimentarán un derramar del Espíritu de Dios en sus vidas, iglesias, familias, finanzas como nunca habían conocido, mientras que otros rechazarán la invitación porque requerirá un cambio y dar un paso hacia lo desconocido. Elegirán la complacencia sobre la persecución.

Cuando reflexioné más sobre por qué la puerta que vi en la visión era simple y no lujosa, Dios me reveló que este umbral está disponible para todos. Este mover de Dios no se trata de apariencia; se trata de sustancia. He estado profetizando desde 2019 sobre un nuevo mover de Dios que se avecina, y puedo decirles con certeza: ¡ESTA AQUI! Me dijo que las forma de hacer las cosas a la manera del hombre se acabaron. La manifestación de los dones del Espíritu está regresando a la Iglesia. Ya no podremos simplemente proclamar la Palabra de Dios, sino que seremos ungidos para demostrar el poder de Dios al mundo.

Hechos 5:12-16 Por medio de los apóstoles ocurrían muchas señales y prodigios entre el pueblo; y todos los creyentes se reunían de común acuerdo en el Pórtico de Salomón. Nadie entre el pueblo se atrevía a juntarse con ellos, aunque los elogiaban. Y seguía aumentando el número de los que confiaban en el Señor. Era tal la multitud de hombres y mujeres que hasta sacaban a los enfermos a las plazas y los ponían en camillas para que, al pasar Pedro, por lo menos su sombra cayera sobre alguno de ellos. También de los pueblos vecinos a Jerusalén acudían multitudes que llevaban personas enfermas y atormentadas por espíritus malignos, y todas eran sanadas.

¿La sombra de Pedro sanó a los enfermos y echó fuera los demonios? Fue la fe de la gente que se aferró a la unción que operó a través de Pedro, y Dios respondió a su fe con milagros y prodigios. La definición de la palabra «sombra» es «una figura o imagen oscura proyectada en el suelo o en alguna superficie por un cuerpo que intercepta la luz». ¿Lo entendieron? ¡Escuchen! ¡Esto es poderoso! Pedro estaba interceptando la luz del Espíritu Santo y proyectaba una sombra sobre aquellos que necesitaban un gran avance. Dios nos ha llamado a cada uno de nosotros a ser la luz del mundo. Se nos ha propuesto llevar la gloria de Dios. Vayamos donde vayamos, la atmósfera debería cambiar debido a lo que llevamos. Creo que los milagros se convertirán en la nueva normalidad en la vida de los creyentes, no solo en los servicios de la iglesia, sino también en los negocios y dondequiera que la gente se reúna. Dios está levantando a los que arden en llamas con Su poder e irradian luz al mundo. Veremos milagros de sombras una vez más.

2 Corintios 1:20 Todas las promesas que ha hecho Dios son «sí» en Cristo. Así que por medio de Cristo respondemos «amén» para la gloria de Dios.

Dios dice: “¡Sí! Este es el tiempo para que crucen el umbral hacia un avivamiento personal y corporativo”. ¿Responderán a Su «sí» con su «amén (que así sea)»? ¿Están de acuerdo con lo que Él desea hacer a través de ustedes? El avivamiento no es un eslogan de marketing ni siquiera una serie de reuniones que se llevan a cabo en una iglesia. Es una intervención sobrenatural de Dios. El avivamiento es el Espíritu Santo soplando Su aliento y resucitando algo que se había quedado sin vida. Sin embargo, no puede ser fabricado o elaborado, está disponible para cualquiera que busque a Dios con todo su corazón.

Jeremías 29:12-13 Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé. Me buscarán y me encontrarán cuando me busquen de todo corazón.

La oración y la búsqueda son los dúos dinámicos que liberan la intervención sobrenatural de Dios en nuestras vidas. Dios está buscando a aquellos en quienes Él puede confiar para que administren Su poder. Él desea demostrar Su habilidad, no como un espectáculo o para que una persona pueda recibir la gloria. ¡No! Está buscando vasijas rendidas que le permitirán fluir a través de ellas para mostrar al mundo quién es Él. Hoy es su día para revivir y mostrar el poder de Dios al mundo. Dios les está pidiendo que crucen el umbral hacia el avivamiento. ¡Incluso ahora un viento fresco de Dios está soplando fuego de avivamiento en ustedes! (Andrew Towe) 

Hechos 2:17 Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Crucen el umbral

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".