Un tratamiento intenso de 21 días – DIA 9

Publicada el
Un tratamiento intenso de 21 días - DIA 9

Oh Señor, Dios de los ejércitos, restáuranos; haz resplandecer tu rostro sobre nosotros y seremos salvos. Salmos 80:19

 Que el clamor de nuestro corazón este día sea la RESTAURACION. En la Concordancia Strong la palabra “restauración” se define como «restaurar, devolver, establecer de nuevo, restaurar a su posición o condición original; restaurar a la posición original que existía antes de una caída; restablecer, volver al ideal (último); restaurar de nuevo a la libertad total (la libertad de la posición original); disfrutar de nuevo, es decir, lo que fue arrebatado por un poder destructivo o que domina la vida.

Una y otra vez, Dios nos ha prometido restauración. Es nuestra para que la tomemos. La pregunta es, ¿soportaremos el proceso necesario para completar la restauración? Dios no nos obligará. Depende totalmente de nosotros. ¿Aguantaremos la eliminación de toda la suciedad y los escombros que han entrado en nuestra vida? ¿Nos someteremos al lavamiento del agua de la Palabra? ¿Permitiremos que Dios nos limpie de toda maldad? ¿Lo haremos? Es la única forma en que veremos la restauración completa.

Nosotros, como creyentes, pasaremos por tiempos de refinamiento. Pasaremos por momentos de prueba. Simplemente no hay forma de evitarlo. Sin embargo, si soportamos el proceso de limpieza seremos restaurados. Si pasamos por el fuego y el agua, saldremos a una abundante plenitud. Es Su promesa para nosotros. No podemos tener belleza sin cenizas. No podemos tener cenizas sin fuego.

Entonces, ¿a qué tenemos derecho cuando se trata de restauración que ya fue comprado por la Sangre de Jesús?

  • Restaurar relaciones perdidas y rotas (Jeremías. 29:14, 2 Corintios 5:18)
  • Restaurar las promesas retrasadas (2 Corintios 1:20)
  • Restaurar nuestra alma y el don de la fe (Romanos 1:17, Salmos 23: 3)
  • Restaurar el milagro de la sanidad (Jeremías 30:17)
  • Restaurar la estabilidad espiritual (Salmos 62:2, Jeremías 15:19)
  • Restaurar la estabilidad financiera (Malaquías 3:10, Deuteronomio 28:8)
  • Restaurar el gozo (Nehemías 8:10)
  • Restaurar los años perdidos (Joel 2:25)
  • Restaurar todo (1 Samuel 30)

DIA 9: Lee los Salmos 39, 66 y 80. Él ha determinado cada uno de tus días, por lo tanto, nunca debes permitir que el enemigo te robe tu plenitud. Declara que todo el tiempo perdido será revertido. Agradécele por las pruebas que estás pasando. A pesar de que estás siendo extendido, te ensanchado. Levántate con fuerza y clama: «¡Restaura!»

“Incluso ahora, mientras Yo los estoy restaurando, estoy ensanchando su territorio. Estoy preparando un mayor gozo para ustedes que nunca conocieron y, en consecuencia, cuando vean a su alrededor, notarán que ya están en un lugar de mayor gozo. No me detendré hasta que reedifique su vida mucho más de lo que alguna vez soñaron. Yo los estoy restaurando. Estoy comprometido con esto porque Mi Hijo Jesús murió en la Cruz por su restauración completa y total. Subirán con Mi Espíritu a un territorio desconocido para ustedes, pero muy familiar para Mí. La restauración es el lugar donde Yo habito. Habito en lo mejor, e incluso en lo mejor de lo mejor. Esas cosas que “ojo no vio ni oído oyó”, son las que tengo preparadas para ustedes”. (1 Corintios 2:9) ((Jamie Rohrbaugh)

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Un tratamiento intenso de 21 días - DIA 9

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".