Categorías
Sin categoría

Un tratamiento intenso de 21 días – DIA 14

Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. 2 Corintios 10:4

Escuché al Señor decir: “Esta no es una temporada para ser pasivos. Esta es una temporada para permanecer alerta, en guardia y posicionados para la batalla. Porque el enemigo ha colocado una cortina de humo ante ustedes. Para muchos, el futuro parece condenado y sin esperanza. Muchos en mi ejército están agotados y temerosos. Hay multitudes que preferirían huir del enemigo que tomar una posición firme y luchar”.

“Pero Yo les digo que su futuro implica victoria. Su futuro implica fuerza. Su futuro implica poder. Porque irán de gloria en gloria, de fuerza en fuerza y de fe en fe. Una nueva temporada se está desarrollando. El almendro está brotando. Hay una visión fresca siendo liberada para ustedes que les dará el poder de avanzar en el poder y la fuerza de una nueva unción. ¡Miren de nuevo! El olivo está floreciendo; las aceitunas están maduras para la cosecha. Porque extraeré un aceite fresco de Mi pueblo y fluirán en el poder de la unción de Mi Reino”.

«Serán una fuerza poderosa sobre la tierra y cambiarán la marea de los eventos con sus palabras y decretos. Estoy ungiendo las bocas de Mis profetas para decretar una cosa y será establecida. Observen como las montañas son removidas ante ustedes. Observen como los gobiernos cambian y los reinos de este mundo comienzan a caer. Los reinos de este mundo se están convirtiendo en los reinos de su Dios. ¡LEVANTENSE! Reciban una nueva impartición de Mi fuerza y poder este día mientras son convocados desde el Cielo para demostrar el Cielo en la tierra».

DERRIBEN LAS FORTALEZAS

El término fortaleza implica varias cosas diferentes. Primero, una fortaleza puede representar cualquier cosa que tenga un fuerte control sobre nosotros. Esta definición implica esclavitud. Luego, está el pasaje en la Escritura que sigue a 2 Corintios 10:4 que explica otra definición de lo que es una fortaleza: «Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo.» (2 Corintios 10:5) Entonces, una fortaleza, muchas veces, está en nuestra propia mente. Sí, el enemigo ha apuntado a muchas de nuestras mentes con duda, incredulidad y temor. También, muchos de nosotros tenemos mentalidades religiosas que limitan a Dios. La fe es realmente la moneda del Cielo. Para ganar esta batalla, debemos levantarnos en fe y creer lo que Dios dice.

Amados, es hora de estar de acuerdo con todo lo que Dios dice. Estar de acuerdo con las palabras del enemigo nos roba el poder y la unción. Ya no podemos vacilar; ya no podemos permitir que el miedo gobierne nuestras vidas. No permitan que una estructura de incredulidad se levante sobre ustedes. Este es un tiempo para renovar nuestras mentes metiéndonos en la Palabra de Dios y así digerir lo que Él dice sobre nosotros y nuestro futuro. (Sandie Freed)

DIA 14: Lee 2 Corintios 10 y Efesios 4. Pídele al Señor que te dé comprensión de la batalla que te rodea. Revisa tus conexiones apostólicas y las esferas de autoridad con las que estás alineado.

Recuerda siempre: Tu eres lo que Dios dice que eres. Decretar la Palabra de Dios es una forma de guerra espiritual, así que levántate y ponte de acuerdo con lo que Dios ha dicho sobre ti y tu situación.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"