Categorías
Sin categoría

Recuperarán todo

Y David le preguntó al Señor: —¿Debo perseguir a esta banda de saqueadores? ¿Los atraparé? Y el Señor le dijo: —Sí, persíguelos. Recuperarás todo lo que te han quitado. 1 Samuel 30:8

A David se le dio una palabra sobre su destino. No fue hasta los treinta años que vio el cumplimiento de la promesa que Dios le dio al profeta Samuel. Antes de que David entrara en la promesa, tuvo que luchar por la palabra profética. Justo antes de que David se convirtiera en rey de Israel, sufrió una de sus mayores batallas. Cuando David y sus poderosos hombres regresaron de la guerra, encontraron su pueblo quemado y sus esposas habían sido tomadas cautivas. La mayor batalla de David llegó antes de su mayor victoria.

David pudo haberse rendido, pero eligió ponerse el efod. El efod era una prenda que sólo los sacerdotes podían usar. El efod representa un manto de oración.  1 Samuel 30:8 6-8 dice: “David ahora se encontraba en gran peligro, porque todos sus hombres estaban muy resentidos por haber perdido a sus hijos e hijas, y comenzaron a hablar acerca de apedrearlo. Pero David encontró fuerzas en el Señor su Dios. Entonces le dijo a Abiatar, el sacerdote: —¡Tráeme el efod! Así que Abiatar lo trajo y David le preguntó al Señor: —¿Debo perseguir a esta banda de saqueadores? ¿Los atraparé? Y el Señor le dijo: —Sí, persíguelos. Recuperarás todo lo que te han quitado. David y sus hombres no sólo recuperaron todo, sino que volvieron con un botín de sus enemigos. Poco después, David se convirtió en rey de Israel y entró de lleno en su destino. Si te encuentras en una temporada de Siclag, necesitas saber que la oración es la clave para ver el avance.

RECUPERARAS TODO (Una palabra de Joe Joe Dawson)

“Estaba orando recientemente sobre diferentes situaciones en las que alguien con quien trabajo y yo necesitamos para ver un gran avance, cuando el Señor interrumpió mis oraciones y dijo: “Estás orando y creyendo por algo demasiado pequeño. Tengo mucho más para ti». Esto me sorprendió al principio porque me considero un gran soñador. Me considero una persona que cree constantemente en lo imposible y siempre se fija grandes metas mientras persigo el destino que Dios tiene para mí. Sin embargo, le respondí al Señor y le dije: “Señor, quiero que vengas a expandir mi pensamiento, mi fe y mis expectativas. Quiero todo lo que tienes para mí”.

Entonces el Señor comenzó a recordarme todas las palabras proféticas y promesas que me ha dado que aún no se han cumplido. Luego me dijo esto: «Recupera todo». Cuando escuché esto, supe exactamente lo que significaba. También supe cuando el Señor dijo esto que esta era una palabra no solo para mí, sino para muchos. Muchos en el Cuerpo de Cristo están a punto de entrar en una temporada en la que recuperarán todo. Necesitan recordar todas las palabras proféticas que les han dado que aún no se han cumplido, porque esta es una temporada en la que comenzarán a ver que cada una de ellas se hará realidad. Toda promesa profética que no hayan visto cumplida será recuperada y manifestada.

Muchos creyentes han soportado reveses, retrasos y han visto al enemigo robarles tanto en temporadas pasadas. Pero prepárense amigos míos, porque en esta temporada recuperarán todo. Se recuperarán todo espiritualmente, económicamente, en su salud física, en sus relaciones y en su tiempo y recursos. En cualquier área o situación en la que el enemigo les haya robado. ¡Es tiempo de la restitución! Todo lo que el enemigo les ha robado será restaurado, y algo más.  Cuando el enemigo nos roba, debe devolverlo con intereses ¡No solo recuperarán todo lo que les fue tomado, sino que les será devuelto más y mejor!

Esta es una temporada de recuperación. El enemigo nunca va a la batalla donde no hay botín y están a punto de ver recompensa y restauración donde les fue quitado. Pensiónense y manténganse expectantes. No se cansen ni se desanimen. Pudo haber tanto dolor y decepción en temporadas en las que parecía que el enemigo se había llevado tanto. Pero yo les digo, es seguro que recuperarán todo lo que creen haber perdido y más en esta temporada ¡Prepárense para recuperar todo!

1 Samuel 30:18-20 Así que David recuperó todo lo que los amalecitas habían tomado y rescató a sus dos esposas. No faltaba nada: fuera grande o pequeño, hijo o hija, ni ninguna otra cosa que se habían llevado. David regresó con todo. También recuperó los rebaños y las manadas, y sus hombres los arrearon delante de los demás animales. «¡Este botín le pertenece a David!», dijeron.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"