Categorías
Sin categoría

Avanza hacia tu tierra prometida

De esa manera el Señor dio a Israel toda la tierra que había jurado dar a sus padres, y la poseyeron y habitaron en ella. Y el Señor les dio reposo en derredor, conforme a todo lo que había jurado a sus padres; y ninguno de sus enemigos pudo hacerles frente; el Señor entregó a todos sus enemigos en sus manos. No faltó ni una palabra de las buenas promesas que el Señor había hecho a la casa de Israel; todas se cumplieron. Josué 21:43-45

Tuve una visión del Señor y Él comenzó a hablarme acerca de la tierra prometida que corporativamente el Cuerpo de Cristo está llamado a poseer. Es una tierra de avivamiento, renovación y restauración. Sin embargo, esta palabra profética es para todos. Se aplica a usted personalmente. Muchas veces el Señor me da una palabra profética y la publico a través del blog. La palabra profética se aplica a todos los que la reciben. Una vez, alguien que estaba luchando contra la incredulidad me compartió un correo electrónico diciendo que pensaba que no era cierto. Entonces … las cosas que liberé a través de la palabra profética comenzaron a manifestarse en su vida. Quedó impresionado por ello. ¿Ven ?, no tuvo nada que ver conmigo excepto mi obediencia al liberar la palabra profética. Fue el Señor quien hizo que la palabra profética se cumpliera. Lo he visto una y otra vez, cuando las personas permiten que la fe surja en sus corazones y comienzan a suceder milagros. El mayor milagro que les sucedió a los israelitas es que fueron liberados de su temporada en el desierto. Así que abran su corazón de par en par para recibir esta poderosa palabra profética y permitan que el Espíritu Santo haga el trabajo que Él anhela hacer en su vida para que puedan romper las cosas que los han detenido, y avanzar hacia la tierra prometida.

Escucho al Espíritu del Señor decir: “Esta nueva temporada es una temporada en la que los estoy limpiando y quitando los obstáculos de su pasado”. Muchos se han quedado atascados recordando las cosas de antaño. Dios dice: “Rompan las desilusiones y los fracasos que los dejaron heridos. Les estoy dando la unción del gran avance para romper las cadenas que los han mantenido conectados con el pasado. La unción es para liberarlos y luego para que ustedes liberen a los demás, está viniendo sobre su cabeza y sus manos ahora mismo. ¡Yo Soy el Dios del avance y los estoy ungiendo para que posean la tierra prometida!”

Isaías 43:18-19 No recuerden lo que pasó antes ni piensen en el pasado. Fíjense, voy a hacer algo nuevo. Eso es lo que está pasando ahora, ¿no se dan cuenta? Haré un camino en el desierto y ríos en tierra desolada.

LA AYUDA DIVINA ESTA EN CAMINO

Muchos han estado ocupados atravesando el ir y venir de la vida. Pero Dios dice: «En esta temporada deben filtrar cómo pasan su tiempo a través de la visión que Yo les he dado para su vida. No ignoren a las personas que estoy trayendo a su vida. Las he asignado para ayudarlos a cambiar de lo que era, a lo que es y lo que será. Los estoy llamando a otro nivel. Cambien su forma de pensar y sométanse al proceso por el que los estoy haciendo pasar para que puedan salir como un recipiente que está preparado para ser usado para Mi gloria. Yo les daré instrucciones divinas en los próximos días. No duden. Soy Yo hablándoles incluso si no tiene sentido o los hace sentir incómodos. Hagan Mi voluntad. Sean Mis manos y Mis pies. Vayan a donde Yo los envíe y verán los milagros que sucederán gracias a su obediencia”

Efesios 5:15-17 Así que tengan cuidado de cómo viven. No vivan como necios sino como sabios. Saquen el mayor provecho de cada oportunidad en estos días malos. No actúen sin pensar, más bien procuren entender lo que el Señor quiere que hagan.

Esta es una temporada para invertir en ustedes mismos. Es tiempo de crecer. Es tiempo de dejar a un lado las cosas infantiles. “Yo los estoy llamando a dominar su tiempo, sus emociones y su dinero. A medida que dominan estas cosas, comenzaré a abrir puertas para ustedes. Comenzarán a crecer en su llamado y en su ministerio. Es tiempo de deshacerse de la complacencia, la apatía y la terquedad que los ha mantenido en una temporada de desierto. Es tiempo de tomar posesión de sus errores y rectificarlos para que puedan cerrar, perdonar, soltar y seguir adelante”

El Señor me dio un sueño sobre la cosecha. Él dice: “A medida que hacemos la transición hacia el otoño, las cosas irán encajando. Se acercan las conexiones divinas. ¡Los momentos que cambiarán todo y los sacarán de las mentalidades que los han mantenido estancados durante años! ¡La cosecha que les espera es enorme! Es más, de lo que podrían preguntar, pensar o imaginar. Yo Soy el Dios de más que suficiente”

Efesios 3:20-21 Y ahora, que toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros. ¡Gloria a él en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones desde hoy y para siempre! Amén.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"