No se rindan y no retrocedan

Publicada el
No se rindan y no retrocedan

Pero Jesús le dijo: Nadie, que después de poner la mano en el arado mira atrás, es apto para el reino de Dios. Lucas 9:62

Recientemente estaba en un tiempo de oración, sentí el poder y la presencia de Dios venir de una manera fuerte y supe que el Señor me iba a mostrar algo que sería una palabra profética para muchas personas en esta temporada. Entonces, mientras seguía orando, sentí la unción. Estaba en un lugar que es conocido por el avance y supe que esta era la unción del ministerio en cuyo servicio estaba. Entonces el Espíritu Santo dijo: «NO RETROCEDAN». Creo que eso es exactamente lo que el Señor está diciendo sobre tantos creyentes en esta hora. Muchos han pasado por temporadas difíciles donde se han sentido retrasados y desanimados. Sin embargo, están a punto de ver un cambio en su vida y en cualquier área o áreas sobre las que han estado buscando al Señor. Pueden sentirse tentados a volver atrás ahora porque han sentido que la promesa no llegara nunca. Pero mi palabra para ustedes hoy es: ¡NO SE RINDAN Y NO RETROCEDAN!

Muchos pueden sentirse tentados en estas temporadas difíciles a volver a un pecado, a una vieja mentalidad, a un trabajo anterior, a una relación o a cualquier otra cosa de su pasado. ¡No vuelvan atrás! Dios los sacó de donde estaban y los liberó porque tiene asignaciones para ustedes que están delante de ustedes, no detrás de ustedes. Sigan avanzando para entender y comprender que su destino dado por Dios siempre estará delante de ustedes.

Gálatas 6:8 dice: «El que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna».

Lo que esta escritura está revelando es que la cosecha que reciben revela el tipo de semilla que plantaron. Lo que vayan a cosechar en esta vida se debe a la clase de semillas que plantaron. Las semillas que el Espíritu Santo ha plantado dentro de ustedes son semillas del Reino. Es una semilla que producirá una cosecha sobrenatural que no sólo los beneficiará a ustedes sino a todos los que se encuentren. Gálatas 6:9 dice: «No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos». No se desanimen en esta temporada ni se cansen porque su temporada de cosecha está a punto de estallar.

Isaías 40:31 dice: «pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán».

Dios los sostendrá a través de cada temporada si sólo esperan en Él. Están a punto de entrar en una temporada gloriosa de promesas cumplidas y victorias si siguen avanzando con Dios. Si no pueden volar entonces corran y si no pueden correr entonces caminen. Solo sigan avanzando y miren lo que Dios hará. Muchos se dan por vencidos y regresan a donde Dios los trajo justo antes de alcanzar su promesa. Los hijos de Israel clamaron para que Dios los liberara de la esclavitud en Egipto, pero tan pronto como el viaje para salir del cautiverio se puso difícil, comenzaron a cuestionar si alguna vez llegarían a la tierra prometida y quisieron regresar.

¡NO RETROCEDAN! No vuelvan a las cosas de las que Dios ya los liberó sólo porque la promesa se retrasa. Esta es su temporada para correr detrás de todo lo que Dios los ha llamado a hacer, así que no vuelvan atrás. La Biblia incluso dice que ninguna persona que es apta para el Reino de Dios pone sus manos en el arado y luego mira hacia atrás. Así que mantengan sus manos en el arado, sigan sembrando porque cosecharán mientras no se den por vencidos. Esta es una temporada de aceleración y avance para cada creyente que sigue adelante y se niega a retroceder. ¡Sigan yendo tras Dios mis amigos y confíen en que su temporada de cosecha pronto estará aquí! ¡No retrocedan! (Joe Joe Dawson)

Hebreos 10:35-38 Así que no pierdan la confianza, porque esta será grandemente recompensada. Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido. Pues dentro de muy poco tiempo, «el que ha de venir vendrá, y no tardará. Pero mi justo vivirá por la fe. Y, si se vuelve atrás, no será de mi agrado».

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


No se rindan y no retrocedan

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".