Una temporada de bendiciones

Publicada el
Una temporada de bendiciones

Pues cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por uno mayor, juró por sí mismo, diciendo: Ciertamente te bendeciré y ciertamente te multiplicare. Y así, habiendo esperado con paciencia, obtuvo la promesa. Hebreos 6:13-15

Somos ciudadanos del reino, y no de este mundo. No nos regimos por la economía de este mundo y las cosas naturales que suceden. Repetidamente, durante las últimas cuatro semanas, he estado escuchando que no mire las circunstancias de este mundo. No somos de este mundo. Aparta tus ojos de lo natural. Esto es tan fuerte en mi corazón y mi espíritu. No puedo recordar un momento en que una palabra se agitara dentro de mí como esta palabra. Lo he estado escuchando decir que hay múltiples bendiciones en esta temporada. Ya están en proceso, no mires tu entorno natural. Él es un Dios que no está atado a este mundo. Vive por fe y no por vista.

He estado en adoración y oración, y mientras he estado predicando en mi iglesia en línea, he estado escuchando y publicando proféticamente que estamos en una temporada de bendiciones. Sí, dije una temporada de bendiciones. Dios está derramando bendiciones, sobre bendiciones, sobre bendiciones. Él dice continuamente: “No mires lo que está pasando en el mundo”. Él es mucho más grande que el mundo, y Sus planes no son como opera el mundo. Dios abre un camino donde parece no haberlo. Él quiere que confiemos.

Esta es una temporada de bendición. No tiene sentido en lo natural, pero somos espíritu y debemos vivir por el Espíritu. Dudo en lanzar palabras de prosperidad, y nunca lo hago a menos que lo sepa. Creo que son palabras que pueden soltarse libremente, pero he sido testigo de la manifestación de esta palabra en las últimas cuatro semanas por parte de muchos de nuestros miembros de la iglesia y personas en el ministerio que están recibiendo las bendiciones que he estado profetizando. Me ha sorprendido el testimonio de los trabajos que surgieron de personas desempleadas que durante años buscaron la oportunidad adecuada para volver a su lugar de trabajo. He visto oportunidades de ministerio en televisión manifestándose para oradores cristianos. Realmente es una temporada de bendición.

No creo que esto sea solo una bendición de prosperidad, sino una bendición para la expansión del ministerio. Está aumentando tu esfera de influencia, dándote visibilidad. Él expandirá y abrirá amplios ministerios para que podamos llegar a más personas con el mensaje del evangelio. Al entrar en los últimos tiempos, tiene sentido en lo natural que Él nos dé expansión y aumento para que podamos alcanzar Su cosecha. No se trata simplemente de bendecirnos. Se trata de brindarnos bendiciones para que podamos ayudar a los demás.

Dios quiere darte esperanza cuando el mundo dice lo contrario, Dios siempre tiene un plan. Él quiere que quitemos nuestros ojos de la economía mundial y los fijemos en los Suyos. Dios quiere establecernos con una mentalidad de Reino, no con pensamientos mundanos. Él quiere mostrarnos que está por encima de todas las cosas y más allá de las circunstancias naturales. Es un Dios que bendice. Es hora de que alineemos nuestra fe con Su Palabra. Él es un Dios abundante que desea dar buenas dádivas a Sus hijos.

Mientras Él libera estas bendiciones, permanece en oración. Guarda y protege tus profecías y bendiciones, para que el enemigo no las robe, mate y destruya. Recientemente se me recordó que a medida que nuestras palabras proféticas avanzan en el ámbito espiritual y natural, también lo hace la guerra del enemigo. ¡Ora, declara y llámalas para que se manifiesten!

SE ACERCA LA COSECHA

Mateo 28:18-20 Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo: —Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.

El mundo está cambiando y estamos entrando en un momento crítico de la historia, que puede ser preocupante para algunos y emocionante para otros. Estamos viendo que la misma profecía de la Biblia se ha presentado y manifestado ante nosotros. Puede haber algunas cosas negativas, pero realmente este es el momento más emocionante para estar vivo. Dios te creó para caminar y vivir las profecías de la Biblia. ¡Tu destino debe salir a la luz!

Durante los últimos meses, he estado escuchando las siguientes palabras en mi espíritu: impulsar, lanzar, construir, sobresalir y establecer. El Espíritu Santo me ha estado hablando y diciendo que aunque la gente no tenga una perspectiva brillante del futuro, ¡tu futuro es brillante y tu destino se encenderá! La semana pasada, mientras avanzaban las profecías de destrucción, seguí escuchando al Espíritu decir, “SE LUZ”, debemos mantener nuestra atención en lo que Él dice, no en lo que el hombre predice.

Mientras nos acercamos a estos últimos días, el Señor necesita que liberes lo que ha puesto dentro de ti. Tus palabras proféticas no han sido destruidas, están a punto de manifestarse. Él me ha estado revelando que los próximos 16 meses hasta finales del 2023 será un tiempo de construcción, preparación y obtención de todo el conocimiento que Él tiene para ti para poner en marcha tu negocio o ministerio. Habrá un aumento en los depósitos de sabiduría y creatividad en tu espíritu y alma para establecer y liberar lo que has deseado. El Señor lanzará múltiples ministerios y negocios para ayudar a traer personas a Jesús.

2 Corintios 9:8 Dios tiene el poder de darles más bendiciones de las que necesitan para que siempre tengan lo suficiente para ustedes y también para que puedan ayudar generosamente a toda buena causa.

Jesús dijo: “Id y haced discípulos” (Mateo 28:19). Este será un momento en el que recibirás lo que necesitas para caminar según Su voluntad y propósito para tu vida. ¡Prepárate! Busca en el Espíritu Santo la dirección que Él quiere darte y las personas de las que Él quiere que aprendas. (Kathy degraw)

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Una temporada de bendiciones

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".