Día 1-21 días ¿Quieres ser sano?

Publicada el
Día 1-21 días ¿Quieres ser sano?

El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos. Lucas 4:18

Nos encontramos en una temporada emocionante de avance para ingresar a un nuevo territorio y tomar nuevas tierras para el reino. Después de lo que ha parecido una pausa bastante larga, la sensación de movimiento e impulso es inequívoca a nuestro alrededor. Pero, para algunos, escucho a Dios emitiendo una instrucción persistente, y es «TOMARAN NUEVAS TIERRAS, PERO PRIMERO SERAN SANADOS». Sí, puede ser frustrante experimentar finalmente un movimiento hacia adelante solo para verse obligados a tomar el tiempo para concentrarse en la sanidad. Sin embargo, Dios en Su sabiduría ve el principio desde el final, y nos ama demasiado como para enviarnos dañados y quebrantados a nuestra próxima temporada.

Los hijos de Israel experimentaron esto en Josué 5 cuando Dios inesperadamente ordenó circuncidar nuevamente a todos los hombres israelitas. Los que habían nacido durante los cuarenta años de andar por el desierto aún no habían sido circuncidados. Josué cumplió lo que el Señor le pidió y todo el campamento permaneció donde estaban hasta que fueron sanados. Sin embargo, Dios estaba haciendo algo mucho más allá de la mera circuncisión.

Josué 5:9 dice: “Hoy he quitado se ustedes el oprobio de Egipto”. “Oprobio” en el sentido bíblico significa «desprestigio, deshonra o vergüenza». Muchos de los israelitas todavía llevaban el estigma y la desgracia de aquellos que una vez fueron esclavizados por los egipcios. Agregue a eso la vergüenza generacional de sus fracasos en el desierto, y queda muy claro que necesitaban una limpieza y liberación masiva. Una vez completada la circuncisión, qué poderoso y liberador para los oídos de los israelitas escuchar a Dios decir a Josué: “Hoy he quitado se ustedes el oprobio de Egipto”. A medida que le obedecían, Dios eliminó la vergüenza de su temporada anterior y les dio poder para poder abrazar lo que Él les estaba llamando a ser. Ahora estaban posicionados tanto física como emocionalmente para tomar la tierra que Dios les estaba dando. Estaban posicionados para marchar con confianza alrededor de la ciudad amurallada de Jericó y ver sus muros derrumbarse con sus gritos. Mientras pasaba tiempo con el Señor sobre este tema de la sanidad, quiero compartir con ustedes las cosas que escuché que Él les dice a aquellos que anhelan avanzar, pero que aún necesitan recibir Su sanidad.

“Hijos Míos, acérquense a Mí y Yo estoy allí esperándolos. Reciban la sanidad que tengo para ustedes. Quiero lavar las manchas, la suciedad y el dolor de su temporada pasada. Han estado en una intensa batalla. y están cansados y cargados. Quítense las botas y descansen sus pies en Mis aguas sanadoras. No se preocupen demasiado por sus nuevas órdenes de marchar, pero estén plenamente presentes en Mis aguas sanadoras. Estoy liberando una gracia sobrenatural del Cielo para aquellos que quieran descansar en Mi Presencia. Resistan la tentación de seguir a la multitud, y escuchen el suave cortejo de la paloma. No necesito su trabajo ni su desempeño, pero sí necesito su corazón. Todo su corazón. Sí, quiero TODO SU CORAZON y anhelo tocar los lugares que están endurecidos por las batallas implacables”.

“El enemigo ha tratado de sacarlos, una y otra vez, pero el León ha intercedido y combatido en su nombre. Entrarán y estarán rodeados por MI VICTORIA. Descansen en Mí y respiren profundamente ahora la atmósfera del Cielo. Es Mi atmósfera, y la estoy liberando sobre ustedes ahora mientras esperan en Mí. Reciban por fe la sanidad que estoy soplando en ustedes Les estoy dando NUEVA VIDA para una NUEVA TEMPORADA. Quítese las ropas de luto de la temporada anterior, ya que ya no les quedan bien. Deben proponerse no permanecer en el lugar de las batallas anteriores, la carencia o el dolor. A cambio de eso, fijen su mirada en Mí y levanten sus expectativas de creer por mucho más de lo que han pensado recibir. Vengan a Mí, los que están cargados y Yo les daré el regalo del DESCANSO y la SANIDAD. Beban profundamente de Mi amor por ustedes y renueven las aguas vivas que fluyen ya dentro de ustedes. Mi agua viva despertará en ustedes una pasión y celo renovados. Yo estoy restaurando su juventud y dándoles alas para volar como águilas. Pero, primero deben venir Conmigo a las aguas tranquilas y frescas y renovaré su alma”

DIA 1 – LECTURAS BIBLICAS: Josué 5, Isaías 40, Juan 5:1-15 – Muchos han sido sorprendidos y con ello ha llegado la incapacidad de funcionar de la manera que solían hacerlo, han luchado por soñar, orar e incluso tener esperanza y expectativa por todo lo que viene. Por lo tanto, si usted se encuentra experimentando estos síntomas de fatiga de batalla en cualquier grado, entregue a Dios en oración su corazón, sus heridas y decepciones. Él quiere eliminar el impacto y el daño que le causaron emocional y mentalmente, así como traer la sanidad a su cuerpo físico.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Día 1-21 días ¿Quieres ser sano?

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".