Un tiempo de desbordamiento y multiplicación

Y saldrá de ellos acción de gracias y voz de nación que está en regocijo, y los multiplicaré y no serán disminuidos; los multiplicaré y no serán menoscabados. Jeremías 30:19

Creo firmemente que como personas salvas por medio de la fe, y por ende, descendientes de Abraham, y ahora redimidos de la maldición de la ley, las promesas que Dios le dio a él, nos pertenecen también a nosotros, por la gracia y misericordia de Dios y como una recompensa a nuestra FE Y OBEDIENCIA. Con esa misma certeza yo creo que 2015 será un año no solo de cumplimiento de promesas, sino de cosecha de muchas semillas sembradas. Es lo que nos comparte Amy Shamp en esta palabra y lo que el Señor ha venido confirmando a través de muchas voces proféticas.

Gálatas 3:29 Y si ustedes pertenecen a Cristo, son la descendencia de Abraham y herederos según la promesa.

“Estaba yo pensando en el Año Nuevo y en las promesas que trae, y le pedí al Señor que me enseñara Sus bendiciones para el año 2015. Dos noches más tarde, tuve un sueño”

¡MULTIPLICAR, MULTIPLICAR, MULTIPLICAR!

En el sueño, estaba yo caminando por una acera llevando tres vasos. Muchas veces en la Biblia, Dios confirma Su Palabra tres veces. Pedro recibió una visión de la sábana que descendía del cielo tres veces; el número tres es de confirmación. Alcé los vasos y dije: ¡Multiplicar, multiplicar, multiplicar!

Tras terminar de hablar, noté dos perlas en el suelo. Por fe, las recogí y las metí en mi vaso, regocijándome y creyendo que Dios estaba respondiendo a mi oración. En cuanto las metí en el vaso, ¡aparecieron de la nada dos perlas más! Seguí recogiendo las perlas y tras dejarlas caer dentro del vaso, aparecían más y pronto hubo un gran montón de perlas de todos colores, esparcidas por todo el suelo. ¡No podía meterlas todas en mi vaso! ¡El vaso estaba realmente desbordándose! Se juntó una muchedumbre viendo la aparición milagrosa de las perlas. Al despertar, un inmenso sentir de gozo llenó mi corazón, y el Señor me dijo: “ESTA ES MI BANDERA SOBRE 2015”

Dios está preparando una época de multiplicación divina. En algunos casos en la Palabra de Dios las perlas representan cosas muy valiosas: dinero, el Reino de Dios y sabiduría. Creo que estamos entrando en una época de multiplicación milagrosa de semillas sembradas en finanzas, almas y evangelismo y las semillas sembradas en oración y en la búsqueda de sabiduría divina y de unción de Dios.

Dios me habló diciendo: “LA CLAVE ES DAR GRACIAS POR LO PEQUEÑO, POR FE”

Marcos 6:41 Entonces tomó los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió los panes, y dio a sus discípulos para que los pusiesen delante; y repartió los dos peces entre todos.

Jesús dio gracias por la pequeña comida que le presentó el niño, y esta comida se multiplicó en un festín y hubo gran abundancia de sobras. ¡Aleluya!¡Prepárense para una época de celebración seguida de la multiplicación!

SUS VASOS REBOSARAN

Juan 21:6 Él les dijo: Echad la red a la derecha de la barca y hallaréis. Entonces la echaron y ya no la podían sacar, por la gran cantidad de peces.

Aquello que fue difícil para ustedes antes, será más fácil este año. Dios está preparándoles para crecer en los ámbitos de sus vidas en los que han sembrado sin resultados en el pasado. Aunque tal vez hayan echado numerosas redes antes, tomen el paso de fe que producirá resultados exponenciales en sus vidas este año.

Malaquías 3:10...y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

Yo creo que este año Dios está recogiendo las semillas que ustedes han sembrado y preparándose para dar un aumento tal en sus vidas que no se sentirán preparados para recibirlo.

Salmos 23:5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite, mi copa está rebosando.

Al igual que en el sueño, Dios está a punto de ungirnos con el aceite de Su presencia y llenarnos hasta rebosar delante de los ojos del mundo. ¡Qué testimonio será el aumento divino para aquellos que lo contemplen este año! Oigo como dice el Señor: “Sus copas rebosarán tanto que el mundo quedará asombrado del aumento divino y el valor que lleva”.

Siéntense en la mesa del Señor; celebren con Él y den gracias por Su bondad. Las semillas que sembraron en el pasado, están a punto de ser cosechadas. Dios está a punto de multiplicarlas al igual que se multiplicaron los descendientes de Abraham.

La palabra del Señor para este año está en Hebreos 6:14: Diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente.

Marcos 4:26-29 Jesús dijo también: «El reino de Dios es como cuando un hombre arroja semilla sobre la tierra: ya sea que él duerma o esté despierto, de día y de noche la semilla brota y crece, sin que él sepa cómo. Y es que la tierra da fruto por sí misma: primero sale una hierba, luego la espiga, y después el grano se llena en la espiga; y cuando el grano madura, enseguida se mete la hoz, porque ya es tiempo de cosechar.»

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario