LA VICTORIA ES TUYA

El Señor te guió a través del vasto y horrible desierto, esa tierra reseca y sedienta, llena de serpientes venenosas y escorpiones; te dio el agua que hizo brotar de la más dura roca; en el desierto te alimentó con maná, comida que jamás conocieron tus antepasados. Así te humilló y te puso a prueba, para que al fin de cuentas te fuera bien. Deuteronomio 8:15-16

Somos el Pueblo de Dios y este un año de Conquista. Dios está dándonos los recursos, la fuerza y Su gracia para salir de nuestros desiertos y conquistar lo que nos pertenece por herencia. El camino ya está preparado, caminemos como reyes y sacerdotes en la tierra que el Señor nos está entregando. El precio ya fue pagado en la Cruz del Calvario y la victoria está garantizada. Es absolutamente imperativo que nosotros creamos – rápidamente, firmemente, hoy—que Dios nos ama y se agrada de nosotros. Entonces seremos capaces de aceptar que cada circunstancia en nuestra vida eventualmente probara ser la amorosa voluntad de nuestro Padre para nosotros. Saldremos del desierto en los amorosos brazos de Jesús. Y él sacará gozo de nuestra aflicción.

El Señor dice:

“Muchos estuvieron en el desierto en tiempos pasados, fue un tiempo largo y solitario. Cuando estás en el desierto puedes perder la esperanza y la paz, pero debes seguir avanzando. Ese tiempo sobre tu vida ya pasó, estás saliendo y entrando directamente en las Cortes del Señor. Sigue caminando. No te salgas del camino, no pienses que fue un retraso, sigue caminando porque aquí está tu promesa profética, tu herencia y tu recompensa”.

“Ve y diles a todos que este es el año donde el Cielo toca la tierra, lo sobrenatural invadirá lo natural y este es el año donde se resolverán los casos que parecían perdidos. Diles que este es el año de la restauración de todas las cosas que fueron robadas, como las finanzas, la salud, las reputaciones, los negocios, las familias, los hijos, los destinos, etc. Prepárense, porque el ladrón fue atrapado, juzgado y ahora debe devolver la recompensa. Diles a todos los que estuvieron en el desierto que la Corte entró en sesión. Deben presentarse declarando la Palabra y ver cómo las situaciones imposibles se revierten en un momento. Estoy restaurando su esperanza y su paz”. (Amanda Wells)

OREMOS:

Padre Celestial, gracias por la vida y por permitirnos comenzar a vivir esta semana. Declaramos ROMPIMIENTO y CIELOS ABIERTOS para los hijos e hijas de Dios. Todo lo que está detenido, le ordenamos ¡que se mueva! Todos los contratos, papeles, agendas, pagos y pendientes ¡se concretan! Quiero hacer tu voluntad y agradarte. Por eso te pido, que en donde haya desorden, tu Espíritu Santo traiga orden, y donde hay aflicción y angustia, trae paz. Hoy renuncio a toda desobediencia y a todo egoísmo. Todo enemigo y toda fortaleza que nos impide avanzar, emprende la retirada, y la Gloria de Dios llena nuestra vida ¡AHORA! ¡Semana de VICTORIA y CIELOS ABIERTOS! ¡En en el Nombre de Jesús! ¡Amén!

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario