PREPARENSE PARA EL REBOTE

Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? He aquí, he recibido orden de bendecir; El dio bendición, y no podré revocarla. Números 23:19-20

Un domingo, mientras estaba en oración corporativa con los intercesores de mi iglesia, escuché al Espíritu Santo decir: “PREPARENSE PARA REBOTAR”. Me dio una visión de una enorme pelota que era violentamente lanzada al suelo con gran fuerza. Rebotó en el pavimento, haciendo que la pelota se elevara en el aire. Dios me habló y dijo: «Cuanto más fuerte es el golpe, más alto es el rebote». Muchos de los que leen esto, se enfrentaron a una gran oposición en 2018. Esas pruebas de resistencia los estaban preparando para la aceleración de Dios en su vida que tendrá lugar en 2019. El término «rebotar» se define como: el acto o instancia de rebotar, recuperación, cambiar de dirección por haber chocado con un obstáculo.

El plan del enemigo era golpearte con fuerza para que no quedara aliento en ti, para que no pudieras levantarte. Sin embargo, Dios te está resucitando. Él está soplando aliento de vida en las promesas aparentemente muertas. El Espíritu del Señor te dice que: “No solo vas a rebotar, sino que ascenderás a un nivel más alto debido a la guerra que has estado enfrentando”. Lo que fue diseñado para destruirte, Dios lo está usando para impulsarte a mayores alturas». Mientras meditaba en la definición de «rebotar», me concentré en «una repentina primavera o salto». Escuché al Señor decir: «De repente florecerás y saltarás hacia adelante. No más retrasos. Restauraré los años que perdiste. Te alcanzaré. Recuperarás todo lo que perdiste o te fue robado.

Todos aquellos que celebraron tu caída no están preparados para tu rebote. El enemigo no entendió que cuando incitó a la multitud a pedir la muerte de Cristo, estaba cumpliendo realmente el plan de Dios. El enemigo fue usado como un instrumento para ejecutar el plan de Dios para redimir al hombre. Pensó que te tenía deprimido, pero Dios está provocando que ese conflicto te catapulte a una elevación más alta. ¡Prepárate para rebotar lejos del suelo, el lugar difícil y el lugar doloroso! ¡No puedes quedarte abajo porque Dios ha predeterminado un rebote para ti! Cuando Dios te llama y declara: «ESTE ES TU TIEMPO», no hay persona, ni demonio, ni ataque que pueda detenerte.

Tomemos por ejemplo a Pablo. Fue apedreado, su cuerpo sin vida fue arrastrado fuera de la ciudad por una multitud volátil que lo odiaba. Sin embargo, los discípulos se reunieron a su alrededor y él se levantó y regresó a la ciudad. Estos asesinos deben haberse quedado estupefactos cuando Pablo se recuperó. Seguramente se preguntaron, “¿Cómo puede suceder esto? Eran piedras pesadas lanzadas vigorosamente contra él. Pablo no fue derrotado. Salió al día siguiente para continuar con su tarea.

Hechos 14:19-20 En eso llegaron de Antioquía y de Iconio unos judíos que hicieron cambiar de parecer a la multitud. Apedrearon a Pablo y lo arrastraron fuera de la ciudad, creyendo que estaba muerto. Pero, cuando lo rodearon los discípulos, él se levantó y volvió a entrar en la ciudad. Al día siguiente, partió para Derbe en compañía de Bernabé.

Moisés es otro ejemplo del «REBOTE». Después de ser criado como realeza egipcia, visitó a los hebreos y quiso ayudarlos, pero terminó cometiendo un asesinato. Después de que fue expuesto, tuvo que huir por su vida. Vivió escondido durante 40 años en el desierto, cuando de repente Dios vino a él un día. Dios no lo había olvidado. Le dijo a Moisés que regresara a Egipto y liberara a los hebreos. Moisés no quería volver a Egipto y dio múltiples excusas por las que no se sentía calificado. Sin embargo, Dios no tomaría en cuenta ninguna de sus excusas. ¡El Señor no había cambiado de opinión sobre Moisés y Él no ha cambiado de opinión sobre ti! Moisés cometió un error cuando trató de liberar prematuramente al pueblo de Dios, pero Dios lo hizo «REBOTAR». Moisés era el agente elegido por Dios para sacar a Su pueblo de la esclavitud.

¿Experimentaste sufrimientos en 2018? ¿Fuiste rechazado? ¿Los que te dijeron: «Siempre estaré allí para ti”, ¿te dieron la espalda? ¿Experimentaste el aguijón de acusaciones descuidadas y acciones celosas? Todo fue parte del proceso. Prepárate para experimentar tu «REBOTE» en 2019. Te levantarás y saldrás. Escucho al Señor decir que Él te ha estado preparando para los «CAMBIOS REPENTINOS» que le recibirás este año. ¡Te recuperarás!  ¡rebotarás! ¡Saltarás de repente!

El Señor dice que El hará que los mayordomos, así como lo hizo con José, de repente te recuerden. El hará que las personas te favorezcan con un trato preferencial. Todos aquellos que se sienten olvidados y abandonados, ¡anímense!, porque Dios los levantará a alturas que nunca han soñado. La tarea de un mayordomo es servir a otro y uno de sus deberes es «abrir la puerta». Dios está haciendo que Sus mayordomos te abran puertas importantes en 2019. ¡Las puertas grandes de Dios que parecían haber estado bloqueadas, cerradas y selladas se están abriendo ahora! Dios ya ha sentado las bases para tu avance.

Cuando José fue llamado a salir de la cárcel, se afeitó la barba y se cambió de ropa. El afeitarse la barba era muy importante. Era una costumbre hebrea para los hombres mantener sus barbas largas y afeitadas solo como una señal de gran dolor. Sin embargo, las costumbres egipcias eran todo lo contrario. Los hombres solo hacían crecer sus barbas cuando estaban de luto o en gran desesperación. Dios te está llamando a afeitarte de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. José también cambió su ropa en preparación para el lugar de promoción a donde Dios lo estaba levantando. José tiró la ropa de prisión que llevaba y abrazó plenamente el nuevo manto que Dios le estaba dado. El rebote que Dios te dará en 2019 requerirá que te afeites de las cosas viejas del pasado y te pongas tu nuevo manto. ¡ESTE ES EL AÑO DE TU REBOTE! (Andrew Towe)

Génesis 50:20 Ustedes se propusieron hacerme mal, pero Dios dispuso todo para bien. Él me puso en este cargo para que yo pudiera salvar la vida de muchas personas.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"