INICIA EL AÑO CON ESPERANZA

Volved a la fortaleza, oh cautivos de la esperanza; hoy mismo anuncio que el doble te restituiré. Zacarías 9:1

DIA 1 AYUNO DE DANIEL

Bienvenidos al Ayuno de Daniel, es mi oración que el Señor nos sorprenda con una relación renovada con El. Son 21 días que aprovecharemos enfocándonos en Dios. Hemos publicado una GUIA con la información necesaria en cuanto a que puede comer y que no. Durante el ayuno de Daniel puede comer en sus horarios normales, consumiendo todo lo que es de origen vegetal y descartando todo lo que es de origen animal.

Aunque este ayuno nos permite comer, no es menos efectivo que un ayuno completo. El poder del ayuno está en los tiempos de oración. Es importante apartarse por un periodo específico de tiempo según sus actividades diarias, para dedicarlo a la oración y adoración.  Solo en el lugar secreto de la comunión íntima con El llegaremos a conocerlo, como consecuencia, recibiremos revelación de nuestra identidad y propósito. Todo lo fructífero en nuestra vida fluye de un lugar de intimidad, si buscamos cada día un momento ya sea durante el día o en la noche para meditar en la Palabra y orar, permaneceremos como árboles plantados junto a corrientes de agua, llevando fruto en su tiempo y cualquier cosa que hagamos prosperará. (Ver Salmos 1:2-3).

Independientemente de las cosas negativas que estén sucediendo a nuestro alrededor o en el mundo, podemos comenzar este nuevo año con ESPERANZA, esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado. (Romanos 5:5). La mayoría de nosotros hemos estado luchando por un avance, 2018 fue un año difícil, la mejor manera de comenzar el año es alejándonos de las distracciones y deleites que el mundo nos ofrece, para pedir a Dios su dirección y bendición. Dile hoy a tu alma: “¿Por qué te abates, oh alma mía, Y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío”. Entra en el nuevo año con la seguridad de que Dios es capaz y está dispuesto a rescatarte y salvarte de cualquier circunstancia imposible. Pon tu esperanza en Dios y comienza a alabarlo. Deja que tu fe se levante por encima de lo que te ha estado inquietando.

El Padre dice hoy: Así como te escucho en un día de regocijo, así también te escucho en el día de la angustia. Escucharé tu voz y no apartaré Mi oído de tu llanto. Te defenderé y no tardaré en hacerlo. Eso es lo que Yo Soy y lo que hago. Estás saliendo del horno de la aflicción sin siquiera oler a hollín. Mi mano está dispuesta a acudir en tu ayuda, de eso puedes estar seguro. Continúa y planifica cómo se verán las cosas en el otro lado de lo que estás enfrentando. Esta gran prueba y gran aflicción en los próximos días no será más que una pequeña nota al pie de la página en tu historia personal de Mi fidelidad y bondad amorosa hacia ti.

Dile a tu corazón que eres el favorecido de un Padre amoroso. Espera un pronto alivio de una manera milagrosa. Mi ojo no está ciego, ni Mi corazón está inmóvil. No soy un ser distante o lejano que no ve por lo que estás pasando. Confía en Mí para el resultado. Todos tus días están escritos en Mi libro y ninguno de ellos es una tragedia o una triste historia de esperanzas frustradas o sueños aplastados. Silencia la voz de la incredulidad dentro de tu corazón. Rechaza el pánico o el apoyarte en el brazo de la carne que te falla cada vez. Yo estoy aquí. Háblame. Responderé con mucho más que cálidos deseos y promesas vacías. Te libraré, y YO SOY el que te liberta, dice el Padre a Sus amados. (Russ Walden)

Lecturas de hoy: Daniel Capítulos 1 y 10; Romanos 4:18-21

Te aconsejo tener junto a tu Biblia un cuaderno de notas para escribir tus peticiones y también las revelaciones y promesas que Dios te dará en tus tiempos a solas con Él. Mi oración es que este sea un año en el cual se despierte tu fe para volar más allá de donde has estado. La ESPERANZA en la Escritura significa una expectativa fuerte y segura. Nuestro Dios es un Dios bueno y quiere ser bondadoso con nosotros. Él quiere que estemos expectantes de lo bueno que Él quiere traer a nuestras vidas. Podremos tener una esperanza segura mientras nuestra esperanza se encuentra en Dios y Él es fiel. Al saber que Dios tiene un plan y un propósito para nosotros, podemos tener una esperanza expectante para nuestro futuro, sabiendo que será glorioso. (Jeremías 29:11-14)

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"