NO TEMAS SUMERGIRTE

Aquel día salvó el Señor a Israel de mano de los egipcios; e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar. Cuando Israel vio el gran poder que el Señor había usado contra los egipcios, el pueblo temió al Señor, y creyeron en el Señor y en Moisés, su siervo. Éxodo 14:30:31

El pueblo de Israel se encontraba en el último campamento de su recorrido hacia la tierra prometida. La promesa seguía vigente, el Pueblo de Israel estaba atrapado porque la única salida era el mar, lo que ellos veían como imposible. Sin embargo, era una estrategia de Dios para confundir a Faraón y su ejército, Dios estaba tendiéndoles una trampa para destruirlos. Faraón no se daba cuenta de que su adversario era Jehová de los ejércitos y no el pueblo de Israel. Este campamento se llamaba “Pi-hahirot” es un vocablo hebreo que significa PUERTA DE LA LIBERTAD. Sin embargo, al enterarse que Faraón estaba detrás de ellos se llenaron de temor. Muchas veces parece que Dios nos pone en situaciones en las que pensamos que, aunque la promesa es muy grande, estamos atrapados en un callejón sin salida. Sin embargo, Él es un Dios de estrategias que quiere mostrarnos su poder ante lo imposible.

Éxodo 14:21-22 Extendió Moisés su mano sobre el mar; y el Señor, por medio de un fuerte viento solano que sopló toda la noche, hizo que el mar retrocediera; y cambió el mar en tierra seca, y fueron divididas las aguas. Y los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, y las aguas les eran como un muro a su derecha y a su izquierda

El Señor dice:

«YO SOY El que fue, El que es, y El que ha de venir. YO SOY el mismo ayer, hoy y para siempre. YO SOY el Dios de Abraham, Isaac y Jacob. Porque lo que hice en días pasados, lo haré por ustedes hoy, porque lo que me han visto hacer en días pasados, lo haré por ustedes en su aquí y en su ahora. Yo separé el mar rojo en días pasados, ¿No puedo Yo partir el mar rojo por ustedes? Porque han venido a un lugar donde han dicho: “Dios, no sé qué más hacer. No sé qué camino tomar, ni porque camino volver”. Yo voy a abrir el Mar Rojo para ustedes, dice el Señor. Porque parecía imposible. No había manera a través de ningún camino humano ni a través de ninguna manera física para cruzar. Pero Yo estoy aquí para decirles, en este mismo momento, Yo estoy abriendo el mar rojo para ustedes hoy. Las olas están comenzando a separarse. Sus enemigos estaban en camino. La aniquilación parecía verdad. El enemigo los tenía donde él quería. ¡No, no, no! Pero Dios. ¡Dios!  está haciendo un camino para ustedes donde no parece haber camino; un camino milagroso; una liberación milagrosa de todos sus enemigos.»

En este día, dice el Señor, Muchos de ustedes necesitan saber que sus enemigos están siendo destruidos; porque la misma agua que está salvándolos destruirá a sus enemigos. Cada enemigo, Faraón y su ejército de 600 carros serán destruidos en este tiempo. Cada enemigo que ha estado en su camino (deben escuchar esta palabra), estos enemigos serán destruidos ahora y completamente aniquilados. Significa que no serán resucitados. No volverán a la vida. No, volverán completamente aniquilados para nunca ser resucitados de nuevo; completamente destruidos en las profundidades del mar.

Salmos 42:7-8 Un abismo llama a otro abismo a la voz de tus cascadas; todas tus ondas y tus olas han pasado sobre mí. De día mandará el Señor su misericordia, y de noche su cántico estará conmigo; elevaré una oración al Dios de mi vida.

Ese es el clamor del corazón de Dios y lo que el Espíritu Santo desea en esta hora. “¡Yo haré esto por ustedes! Vengan más profundamente a los reinos de Mi Espíritu», dice el Señor. «No teman a los lugares a los que Yo los estoy llevando, porque no les he dado un espíritu de temor sino uno de amor, poder y una mente sana. Porque un abismo llama a otro abismo, Porque Yo los estoy llamando a ir más profundo. Así como llamé a al Pueblo de Israel para que entrara en las profundidades del mar, en un lugar donde nunca antes habían estado, en reinos y dimensiones de Mi Espíritu que nunca habían conocido antes y en nuevos lugares Yo les declaro: Yo los estoy llevando profundamente; más profundo que nunca. Todo lo que necesito es un “SI” de ustedes. Todo lo que necesito es un espíritu y un corazón rendido; uno que simplemente obedezca lo que Yo les he dicho que hagan. Es tan fácil como rendirse. Es tan fácil como sumergirse, como sumergirse en los profundos océanos de Dios.

«En este momento hay un bautismo de muerte que viene del hombre viejo de Adán. La muerte y el morir a lo viejo, pero una resurrección de lo nuevo. Yo estoy trayendo vida y poder de resurrección a las cosas y promesas que les han sido dadas desde hace años. Yo los estoy llamando y dándole vida a sus viejas promesas. Las cosas que pensaban que habían muerto hace mucho tiempo; promesas enterradas en lo profundo en ustedes hace mucho tiempo—unos 10, incluso hace 15 años hoy—Yo las estoy llamando a la vida.» (David Lebo)

Éxodo 13:23-25 Entonces los egipcios reanudaron la persecución, y entraron tras ellos en medio del mar todos los caballos de Faraón, sus carros y sus jinetes. Y aconteció que, a la vigilia de la mañana, el Señor miró el ejército de los egipcios desde la columna de fuego y de nube, y sembró la confusión en el ejército de los egipcios. Y entorpeció las ruedas de sus carros, e hizo que avanzaran con dificultad. Entonces los egipcios dijeron: Huyamos ante Israel, porque el Señor pelea por ellos contra los egipcios.

NOTA: Hemos actualizado el APP de Las Cartas de Magie, para Android y iPhone. Luego de escuchar algunos consejos y sugerencias hemos optimizado la plataforma para que disfrutes de los devocionales proféticos y otros recursos de una manera más rápida y práctica.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"