EN ESTA TEMPORADA DE LO DESCONOCIDO, CONVIERTE TU MIEDO EN UN NUEVO FUTURO

Y el que está sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y añadió: Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas. Apocalipsis 21:5

El Señor habló a mi corazón dos palabras hace unos meses: “TE DARE NUEVAS ORDENES” Y “VIENEN CAMBIOS”. Estuve a la expectativa por mucho tiempo, pero los primeros meses de este año 2019, las cosas dieron giros inesperados y eso me ha hecho sentir en un lugar DESCONOCIDO, porque Mi agenda, Mis planes, Mi familia, Mi ministerio, TODO tuve que ponerlo una vez más en Su Altar, y cederle el control. A pesar de rendir todo a Sus pies, he sentido temor de no estar haciendo bien las cosas, temor del futuro.

En medio de los pensamientos negativos que el enemigo ponía en mi mente, Dios comenzó a traer revelación, y una de las cosas que hablo fue: “No teman. No llenen su mente de pensamientos ansiosos de las cosas que “podrían” ser o que “podrían” haber sucedido. ¡Yo los sostengo! Los tengo cubiertos, Yo tengo el poder, no el enemigo. No les daré cosas malas. No teman al futuro o perderán el futuro. Vivan en el ahora y esto construirá su mañana. Así que, he estado viviendo un día a la vez, buscando Su presencia, confiada en que Él me lleva de Su mano y que Sus planes para mi prosperarán. He orado y le he pedido al Señor entender Sus tiempos. Cuando Dios me dijo vienen cambios me vi parada a la orilla de la playa y acercándose a mí un barco muy grande, como un crucero. Así que, esta palabra que compartió Nate Johnson resume todo lo que Dios ha puesto en mi corazón en estos días. Sé que muchos se sentirán identificados. Que sea de bendición.

“No hace mucho, tuve una visión de cientos de personas en las orillas de una nueva y desconocida tierra; de pie, inseguros y asustados de lo que yacía delante de ellos. No tenían guía, ni mapa, ni plan, y había una sensación de pánico y un miedo abrumador. En este momento, muchas personas pueden relacionarse con estos sentimientos en esta temporada. Están sintiendo un extraño sentido de propósito y destino desplegándose, pero al mismo tiempo están luchando contra los sentimientos de preocupación pues se sienten repentinamente sin rumbo y perdidos.

¿HAN SENTIDO EL TIRON?

Mientras observaba como se desarrollaba esta escena, un pensamiento vívido vino a mí, casi como si estuviera sintiendo lo que estas personas estaban pensando: «Esto se siente como empezar todo de nuevo.» Para muchos de nosotros, esto es bastante cierto, en cierto sentido. Puede parecer como si, acabamos de ponernos cómodos y poner nuestras raíces en una cierta metodología y odre, cuando Dios comienza a arrancarnos de ella y nos invita a algo nuevo, otra vez. Podemos sentir como si constantemente estuviéramos innovando. En este momento, las pasadas temporadas de pioneros han terminado y Dios nos está invitando a ser pioneros en algo completamente diferente y nuevo. ¿Han sentido el tirón? Eso significa, para muchos, tener que dejar ir al bebé – aquello en lo que vertieron su corazón y vida en la temporada pasada, y decir, «Sí» a comenzar de nuevo.

ADAPTARSE Y PROSPERAR, RESISTIR Y SUMERGIRSE

En la visión, yo pude ver que detrás de las personas había un gran barco, y en torno a ellos estaba la carga y las maletas flotando alrededor del agua. Algunas personas miraban hacia atrás en un estado frenético de necesidad de abrazar lo familiar.  Ustedes saben cuándo han crecido en su entorno en una temporada y es tiempo de seguir adelante, cuando pueden estar haciendo lo que siempre han hecho, y simplemente parece que no funcionara más. Ahora mismo, muchos de nosotros estamos en las costas de un nuevo territorio con una nueva asignación a nuestros pies, si elegimos aceptarla. Pero si sucumbimos al miedo, perderemos lo que está ante nosotros y nunca nos moveremos de la playa a la promesa.

Esto está sucediendo a través de toda la tierra en este momento, y esta incómoda realización está causando reacciones mixtas en creyentes y líderes alrededor del mundo. Algunos están tratando de nadar de regreso al barco, a la temporada de desierto a la que estaban acostumbrados, mientras que otros están perdiendo su viejo equipaje, nadando y aferrándose desesperadamente al pasado. Pero también hay muchos que están abrazando ciegamente lo nuevo a toda costa, a costa de su seguridad, control e incluso su reputación.

La advertencia en esta temporada es que, si no dejamos ir lo viejo y abrazamos lo nuevo, podemos encontrarnos a nosotros mismos y a nuestros ministerios, naufragando. Tenemos que seguir al Espíritu Santo sobre nuestra comodidad; sobre lo que tiene sentido; sobre nuestra propia voluntad e ideas. Tenemos que adaptarnos y ceder a lo que sea que parezca el nuevo paquete de esta temporada.

ES COMO APRENDER UN NUEVO IDIOMA

Mientras hablaba con el Señor sobre la visión, algo salió de mi boca, y es en lo que he estado pensando últimamente: «¡Esta temporada será como aprender un nuevo idioma!» ¡Y así es exactamente lo que están sintiendo! Imaginen ser un colono en una nueva tierra y lengua. No sólo tenemos que aprender el tiempo y el clima de la nueva tierra—cómo cultivar, encontrar agua, hacer un hogar y mantenernos seguros—tenemos que aprender el idioma de la tierra. En este momento ustedes están aprendiendo a conectarse con Dios de maneras como nunca antes. Ustedes están aprendiendo a confiar más profundamente en Él y a escucharlo más fuerte. Es tan nuevo y extranjero que tomará tiempo para desarrollarse, pero presionen y pronto comenzarán a entender el nuevo vocabulario de la temporada en la que se encuentran.

EXPLORADORES, EMPAQUEN SUS MALETAS

Al final de la visión vi a la gente que estaba en la playa, caminando hacia arriba de una colina arenosa que estaba frente a ellos, a un lugar donde podían explorar la tierra. Lo que encontraron fue una tierra más exuberante de lo que se pudieran imaginar, con valles y árboles frutales, arroyos y ríos. Probablemente como lo que vieron los Israelitas cuando vieron por primera vez la Tierra Prometida. En ese momento, las personas ya no estaban frustradas y confundidas, simplemente estaban llenas de esperanza y emoción por el futuro. Entonces las palabras golpearon mi espíritu: «¡Empaquen sus maletas exploradores!» y sentí que muchos estaban a punto de ser lanzados a esta temporada con fuego fresco en sus ojos y pasión para correr la carrera, dejando ir todo el cansancio del largo viaje a la orilla.

¿DEJARAN QUE SE VAYA?

«¿Me seguirán hasta lo desconocido?» pregunta el Espíritu Santo. «¿Dejarán ir lo que está en su mano, por lo que hay en la Mía?» Hay un nuevo ritmo en Su presencia, una nueva gracia para rendirse y ver fruto por el que no trabajaron. Es una nueva manera, un nuevo molde, un nuevo lenguaje, un nuevo odre, y un nuevo, fresco y rico vino que está siendo derramado. ¡Yo profetizo que el miedo no será su compañero en esta transición, sino el poder y la comodidad del Espíritu Santo, y cada vez que se rindan, sentirán el peso de la presencia de Dios que los conducirá más profundamente al incremento! Él está esperando por ustedes ¡Su glorioso y nuevo futuro los espera!

Isaías 42:9 y 16 Como pueden ver, los primeros acontecimientos se han cumplido, y ahora les anuncio nuevos acontecimientos; yo se los hago saber antes de que ocurran. 16 Llevaré a los ciegos por caminos que nunca conocieron; les haré recorrer sendas para ellos desconocidas. A su paso cambiaré en luz las tinieblas, y allanaré los caminos torcidos. Todo esto haré por ellos, y no los desampararé.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"