JULIO UN MES PARA VER Y ALINEARSE

El Señor va delante de ti. Él estará contigo, y no te dejará ni te desamparará. No temas ni te intimides. Deuteronomio 31:8

Acabamos de entrar según el Calendario Hebreo al mes de TAMUZ. El Apostol Daniel Guerrero del Ministerio León de Judá, nos da una explicación en cuanto al significado de este mes. “En este mes, los israelitas fabricaron y adoraron un becerro de oro, delante de la gloriosa presencia de Dios, desplegada en el monte de Sinaí (Éxodo 32:1-6). El mes de Tamuz está relacionado con la tribu de Rubén, quien fue el primogénito de Jacob y su nombre significa: “El que ve, percibe, discierne, o conoce a un hijo» (Génesis 29:32). Los hijos de Rubén eran conocidos como poderosos guerreros, pero ellos hicieron algo completamente inesperado.  Ellos decidieron no entrar a la tierra prometida, para tomar su porción y heredad en esa tierra, sino que decidieron quedarse al este del río Jordán, en las anteriores ciudades y territorios de los reyes amorreos Og y Sehón (Números 32; Josué 12: 13:8-12), fuera del territorio de Canaán.

Rubén rechazó la herencia que Dios tenía para él y sus hijos en la tierra prometida; así que, siguió en problemas, pues los pobladores de esa tribu eran objeto de continuos ataques por parte de las naciones paganas que los rodeaban y más tarde fueron atraídos por la idolatría de sus civilizaciones.  Y fueron de las primeras tribus llevadas a cautividad por los imperios invasores. Cuando perdemos de vista nuestro futuro, cuando perdemos de vista la promesa, la herencia y la bendición que Dios nos ha prometido, seguro que nos meteremos en problemas y fallaremos en nuestro destino profético.  Así que, en el mes de Tamuz necesitamos aprender a poner nuestra mirada en las cosas celestiales, en nuestra ciudadanía celestial y no en las cosas terrenales, en la vanidad de las cosas temporales.  (Efesios 1:3; Colosenses 3:1-4).

  • Este mes es un tiempo oportuno para brillar e irradiar la presencia de Dios en tu vida; así que permite que tus ojos se abran para ver todo lo que Él tiene preparado para ti en el futuro.
  • Es un mes de adoración a Dios y de rechazar a los ídolos que pueda haber en tu corazón.
  • Es el tiempo para profetizar sobre tu futuro, en vez de quejarte y dar un mal reporte.
  • En este mes dedica tiempo para remover tu viejo escudo y tus inseguridades, ve a tu pasado, a lo que Dios declaró sobre ti, toma esa palabra profética y entra a tu futuro, a un nuevo ciclo de bendición.
  • Este mes es un tiempo oportuno para revisar cómo nuestro pasado afecta nuestro futuro.

Con esta breve explicación, pidamos discernimiento para comprender esta palabra profética de Candice Smithyman.

UN TIEMPO DE ALINEACION DIVINA

“El Señor comenzó a hablarme sobre el hecho de que, en este mes de julio, Él está llevando a Su Pueblo a un tiempo de “Alineación Divina”. Mientras el Año Nuevo Hebreo o Cabeza del Año 5780 se acerca en el anochecer del 29 de septiembre de 2019, cuando Rosh Hashaná comience, estaremos ingresando a un tiempo de doble porción. Esta es una noticia sorprendente, pero esto también significa que Dios ensanchará y fortalecerá nuestros cimientos actuales para que podamos manejar una carga más pesada sobre el fundamento de nuestras vidas.

Ahora, ¿cuándo comenzará Dios a hacer esto? Comenzará unos 3 meses antes de que comience el nuevo año para poder derribar, arrancar y reconstruir. En Eclesiastés 3: 1 dice: “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora”. Si va a poner nuevos niveles en una casa, los cimientos deben fortalecerse. Acabamos de ingresar en el calendario hebreo al mes de “Tamuz”, que es el cuarto mes del año en el calendario religioso o eclesiástico, y el décimo mes del calendario civil. Este es el momento adecuado para fortalecer los cimientos.

Uno de los fundamentos en los que Dios está trabajando este mes son las relaciones. Él comenzará a cambiar nuestras relaciones para acomodar el peso de la doble porción que vendrá alrededor del tiempo de Rosh Hashaná. Esto significa que comenzaremos a conocer nuevas personas, que Dios formó en el plan de nuestra vida antes de la fundación del mundo, que serán conexiones divinas para este tiempo y esta temporada. También comenzará a eliminar algunas personas que ya no necesitamos para esta nueva temporada, y que habrían requerido mucho de nuestra parte. Siempre que viene el doble tenemos que estar preparados. Ahora, no todas las relaciones se dejarán de lado, es posible que no pasemos tanto tiempo con algunas de las personas que tuvimos en el pasado. En lugar de un café todos los días con ellos, podría ser un café una vez al mes. Eso está bien. No se pongan nerviosos por estos cambios, Dios necesita que sigamos Su dirección y comencemos a cambiar algunas de estas cosas, a medida que se necesitan las nuevas alineaciones para el avance del Reino.

Estas nuevas alineaciones o conexiones divinas, son los patrones de realineación de Dios para sus propósitos. Dios siempre está haciendo avanzar Su Reino. El Salmo 121: 2-4 dice: “Mi ayuda proviene del Señor, creador del cielo y de la tierra. No permitirá que tu pie resbale; jamás duerme el que te cuida. Jamás duerme ni se adormece el que cuida de Israel.” Puesto que nunca duerme, siempre está cambiando las cosas para hacer avanzar Su Reino.

Entonces, ¿cómo hará Dios estos alineamientos divinos para el avance del reino? El Señor ha estado compartiendo conmigo que Él irá delante de nosotros como dice en Isaías 45: 2 “Marcharé al frente de ti, y allanaré las montañas; haré pedazos las puertas de bronce y cortaré los cerrojos de hierro” Este mes, Dios quiere ir delante de nosotros a los nuevos lugares a los que nos está llamando a avanzar en el año 5780. Él quiere ser el que va delante de nosotros. Esa palabra» delante «en hebreo es la palabra “panim” que significa: “rostro, semblante, favor” Por lo tanto, si Él dice que irá delante de nosotros este mes, entonces está preparando el camino para ser nuestro rostro, favor y semblante. Ahora eso significa que Él irá delante de nosotros en estas alineaciones divinas. Él pondrá nuestro nombre en el corazón y la boca de ciertas personas para que se comuniquen con nosotros. Él pondrá una imagen de nuestro rostro en sus mentes para que piensen en nosotros y nos alcancen. Lo mismo para nosotros, cuando comencemos a ver rostros de personas o escuchar nombres en sueños, visiones y oraciones, necesitamos llamarlos y acercarnos a ellos porque pueden ser parte de las alineaciones divinas que Dios está trayendo para nosotros. En Apocalipsis 3: 8 leemos acerca de lo que el Espíritu del Señor le dijo al ángel de la iglesia en Filadelfia: «Delante de ti he puesto una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar” Dios ha puesto estas puertas delante de nosotros para Sus propósitos y ningún hombre puede cerrarlas. Dios irá delante de nosotros a través de cada una de estas puertas de alineaciones y conexiones divinas.

Ahora, ¿cuál es otra razón por la que lo hará este mes? Bueno, ya que este es el mes hebreo de Tamuz, históricamente es cuando los israelitas esperaban en la base del Monte Sinaí a que Moisés bajara la ley, y la gente comenzó a juntar todo su oro y plata para hacer un becerro de oro. Éxodo 32: 1 Al ver el pueblo que Moisés tardaba en bajar del monte, fueron a ver a Aarón y le dijeron: “Anda, haznos unos dioses que vayan delante de nosotros, porque a este Moisés, que nos sacó de Egipto, no sabemos qué pudo haberle sucedido.” Es esa misma palabra hebrea “panim”. Realmente estaban pensando en dejar que un ídolo o un dios falso fuera el que los precediera. Eso significa que estaban pensando que el becerro de oro sería su rostro, favor y semblante. Se habían olvidado de que eran hijos de Dios, ya que estaban sustituyendo al Dios del universo para que fueran delante de ellos sus propios dioses falsos. Habían olvidado su identidad y estaban buscando algo para allanar el camino y crear un dios que pudieran seguir.

El peligro de este mes es que podríamos elegir y permitir que nuestros ídolos falsos nos precedan. Podríamos malinterpretar las relaciones pasadas que fueron diseñadas por Dios solo para una temporada, o si esas alineaciones pasadas satisfacían nuestras necesidades básicas, entonces querríamos aferrarnos a ellas por temor a lo desconocido. Responder de esta manera significa que podemos perdernos los nuevos alineamientos divinos que Dios ha designado para favorecer esta temporada. Cuando los humanos construimos ídolos, los construimos porque algo nos falta. Nadie construye un ídolo cuando se siente en abundancia y sin necesidades. Si sabemos quiénes somos y de quién somos, será menos probable que pongamos nuestra vida en cosas que no tienen un propósito y no están enfocadas en el reino. Los israelitas revelaron eso, solo por su necesidad construyeron un becerro de oro. Solo por su inseguridad de quiénes eran como nación y dónde estaba Dios en toda esta confusión de identidad, hicieron un ídolo y realmente pensaron que sería uno que tuviera el poder de ir delante de ellos. Estaban a punto de elevar una imagen falsa y se les presentaría como su propio rostro o identidad.

En Éxodo 20: 3 la palabra dice: «No tendrás dioses ajenos delante de mí». Este mandamiento significa que solo Dios debe ser al que adoramos. Debemos estar conscientes de que tenemos la tendencia de ser humanos y poner a otros dioses delante de Él o Él no nos habría dicho eso. Por eso debemos estar atentos. En el período de espera o en el período de alineaciones divinas, debemos tener a Dios delante de nosotros en todas las relaciones que hagamos este mes. Debemos confiar en Él para que nos conecte con las personas correctas para el avance de Su Reino y para Sus propósitos de edificación, mientras nos acercamos al año nuevo. No debemos aferrarnos a las relaciones co-dependientes o las relaciones adictivas o incluso las buenas relaciones que nos toman demasiado tiempo y nos distraen de la visión más amplia del avance del reino.

Recordemos este mes, la misma debilidad que afectó a los israelitas podría ser nuestra debilidad si no estamos listos para movernos con Dios, al someternos a Él como nuestro rostro, que es su propio favor y semblante que irá delante de nosotros. Podremos ver que sucederán cosas asombrosas, si le pedimos a Dios en oración que ocupe el lugar que le corresponde en nuestros corazones, y que vaya delante de nosotros para que podamos seguirlo con fuerza hasta el Año Nuevo 5780.

Miqueas 2:13 El que abre brecha subirá delante de ellos; abrirán brecha, pasarán la puerta y saldrán por ella; su rey pasará delante de ellos, y el Señor a su cabeza.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"