RECUERDA DE DONDE DIOS TE SACO

Y te acordarás de todo el camino por donde el Señor tu Dios te ha traído por el desierto durante estos cuarenta años, para humillarte, probándote, a fin de saber lo que había en tu corazón, si guardarías o no sus mandamientos. Y te humilló, y te dejó tener hambre, y te alimentó con el maná que no conocías, ni tus padres habían conocido, para hacerte entender que el hombre no sólo vive de pan, sino que vive de todo lo que procede de la boca del Señor. Deuteronomio 8: 2-3

Escuché al Espíritu del Señor decir: “¡Este será un Septiembre para recordar! Te he traído hasta aquí y recordarás cómo te he ayudé en el pasado. ¿He cambiado? ¡Yo creo que no! ¡Yo Soy el mismo ayer, hoy y siempre! (Apocalipsis 1:8) Yo Soy el Señor tu Dios que ha caminado a tu lado en tus momentos más oscuros. Estuve contigo durante las pruebas de fuego. Estuve contigo cuando estabas preocupado. ¡Te he preparado para un tiempo como este! Te sorprenderás de lo que Yo realizaré en y a través de ti en los próximos días. Te he protegido de los daños, aunque algunas cosas y personas se alejaron de tu vida, fui yo quien te podó para hacer espacio para lo que viene «.

Apocalipsis 2:5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído y arrepiéntete, y haz las obras que hiciste al principio; si no, vendré a ti y quitaré tu candelabro de su lugar, si no te arrepientes. 

Este es un tiempo para recordar de dónde Dios te sacó. Recuerda cuando la gracia chocó con tu quebrantamiento. Recuerda lo roto que estabas. Recuerda las cadenas que te enredaron. Recuerda cómo Él fue fiel para liberarte y sacarte como lo hizo con los Israelitas. A veces puede ser tentador volver a lo familiar. Puede ser tentador correr hacia los brazos de lo que fue o quién fue, pero había una razón por la cual las cosas terminaron de la manera en que lo hicieron. Recuerda de dónde vienes. Recuerda el dolor y la desesperanza. Abraza los sentimientos. Deja que El circuncide tu corazón. Recordar tu pasado despertará un sentimiento de GRATITUD dentro de ti. Es clave para avanzar en tu llamado y mantenerte humilde. 

Isaías 43: 25-26 Yo, yo soy el que borro tus transgresiones por amor a mí mismo, y no recordaré tus pecados. Hazme recordar, discutamos juntos nuestro caso; habla tú para justificarte.

¿Dónde estarías sin Él? ¿Dónde estarías sin la gracia de Dios? Él continúa borrando tus transgresiones. Él aleja tus pecados tan lejos como el este del oeste. Si Dios no recuerda tus transgresiones y pecados, ¿por qué deberías hacerlo tú? Es hora de verte a ti mismo como Dios te ve. Lo que hiciste no define quién eres. ¡Lo que hiciste no te limita a lo que Dios logrará hacer a través de tu vida! Es tiempo de dejar de preocuparte y echar tu ansiedad sobre Él porque Él realmente se preocupa por ti. (1 Pedro 5:7-10)

Juan 14:26 Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, Él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que os he dicho.

Amo al Espíritu Santo, he anhelado la intimidad con el Espíritu Santo desde que tenía 18 años. Una relación con Él lo cambió todo. Mi oración es que tú también lo conozcas íntimamente. Que reconozcas Su voz. Él es mucho más que una fuente de poder. Él es más que el que energiza tu unción. No estoy hablando de hablar en lenguas. Sí, hablo en lenguas, pero mi relación con Él es mucho más que eso. El Espíritu Santo es mi consejero. Él es mi ayudante. Me recuerda las promesas de Dios. Me recuerda cosas. Nuestras mentes son finitas en comparación con las profundidades de amor y sabiduría que están disponibles cuando elegimos acercarnos a Él. Prefiero perder todas mis posesiones e influencia mundanas y aún tenerlo a Él, que tener todas las riquezas del mundo y no tenerlo a Él.

En esta temporada, el Padre está buscando a todos aquellos que lo adorarán en Espíritu y en Verdad. (Juan 4:23-24) Él nos está atrayendo hacia sí mismo. ¿Estás dispuesto a esperar en el Señor por horas? ¿Estás dispuesto a esperar en silencio hasta que Él te hable? La verdadera oración realmente comienza cuando te quedas sin cosas que decir.

Isaías 46: 9 Recuerden las cosas pasadas, aquellas de antaño; yo soy Dios, y no hay ningún otro, yo soy Dios, y no hay nadie igual a mí.

Recuerda al Señor. No hay nadie como Él. No hay otro Dios. Él es, fue y siempre será. Puedes embarcarte en este viaje de recuerdos en Septiembre. Mientras lo haces … milagros, señales y maravillas marcarán tu vida. Porque como está escrito: » Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman» 1 Corintios 2: 9. (René Picota)

Deuteronomio 8:11-14 Cuídate de no olvidar al Señor tu Dios dejando de guardar sus mandamientos, sus ordenanzas y sus estatutos que yo te ordeno hoy; no sea que cuando hayas comido y te hayas saciado, y hayas construido buenas casas y habitado en ellas, y cuando tus vacas y tus ovejas se multipliquen, y tu plata y oro se multipliquen, y todo lo que tengas se multiplique, entonces tu corazón se enorgullezca, y te olvides del Señor tu Dios que te sacó de la tierra de Egipto de la casa de servidumbre.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"