ES TIEMPO DE DAR A LUZ EN ORACION

Ella, muy angustiada, oraba al Señor y lloraba amargamente. E hizo voto y dijo: Oh Señor de los ejércitos, si tú te dignas mirar la aflicción de tu sierva, te acuerdas de mí y no te olvidas de tu sierva, sino que das un hijo a tu sierva, yo lo dedicaré al Señor por todos los días de su vida y nunca pasará navaja sobre su cabeza. 1 Samuel 1:10-11

Hay momentos en los que, aunque conocemos las promesas de Dios, cuando vemos lo que se nos opone, cuando vemos los obstáculos, podemos desfallecer, sin embargo, este no es el momento para rendirse, sino el momento de poner toda la confianza en Dios. Entrar en la promesa no es fácil y nuestro corazón puede llenarse de temor. El Señor nos habló por voces de muchos profetas entendidos en los tiempos que este año 2019 era un “AÑO DE ALUMBRAMIENTO”. Una palabra profética de Dios es como un aviso para nosotros de Sus planes e intenciones. (Amos 3:7-8) Sin embargo, su cumplimiento solo tendrá lugar cuando nos asociemos con Él, mientras oramos, escuchamos y obedecemos.

Daniel 9:2-3 en el año primero de su reinado, yo, Daniel, pude entender en los libros el número de los años en que, por palabra del Señor que fue revelada al profeta Jeremías, debían cumplirse las desolaciones de Jerusalén: setenta años. Volví mi rostro a Dios el Señor para buscarle en oración y súplicas, en ayuno, cilicio y ceniza.

EL NUMERO 9 = TET

La letra TET es la novena letra dentro del alfabeto hebreo y por eso se le asigna el valor numérico de 9. La novena letra hebrea, TET no es realmente una palabra, sino más bien un concepto que indica “VIDA NUEVA”. Además del valor numérico que porta la letra TET por ser la novena letra del alfabeto hebreo, el número nueve en sí se le relaciona en la Biblia como el número de la gestación de la vida humana, en vista que una mujer lleva a un bebé en su vientre por nueve meses (Lucas 1:36).  Es más, Dios mismo señala este tiempo de nueve meses de embarazo como «EL TIEMPO DE LA VIDA» (Génesis. 18:10- 14).

La tradición hebrea dice que TET representa a una mujer dando luz, o un lugar donde se introduce algo nuevo.  El cuadro es el de algo que estaba oculto en la oscuridad y que sale a la luz, como una semilla que se abre paso para salir del suelo. Otro significado de TET es “fruto,” o “espíritu.” En Gálatas 5:22-23 Pablo mencionó nueve frutos del Espíritu: amor, gozo, paz, paciencia, bondad, benignidad, fidelidad, mansedumbre, templanza.  Hay nueve dones del Espíritu (1 Corintios 12:8-10) y nueve bienaventuranzas (Mateo 5:3-12). Por lo cual podemos deducir que lo que hemos concebido será dado a luz, No será por la fuerza ni por ningún poder, sino por Su Espíritu (Zacarías 4:6)

Muchos de nosotros concebimos promesas de Dios que han sido como semillas implantadas en nuestros vientres espirituales, las cuales por mucho tiempo han esperado ser fecundadas. Dios ha estado nutriendo estas semillas con fe, esperanza y amor. Muchas veces el enemigo ha buscado abortarlas y ha logrado que nuestros corazones se enfermen mientras esperamos. Proverbios 13:12 dice: El vivir esperando atormenta el corazón; pero es un árbol de vida el deseo que se cumple. Dios ha protegido esas semillas por medio de la Sangre del Cordero para un tiempo como este. ¡Este es el tiempo de pujar en oración! Muchos estamos ahora en ese proceso. Sin embargo, es igualmente cierto que hay un dolor agudo y desesperante que viene con dar a luz.  El trabajo de parto conlleva dolor y aflicción, es el cruzar por un sitio estrecho de transición.

SEPTIEMBRE UN MES PARA LA ORACION AGONIZANTE

1 Samuel 1:14-15 Entonces Elí le dijo: ¿Hasta cuándo estarás embriagada? Echa de ti tu vino. Pero Ana respondió y dijo: No, señor mío, soy una mujer angustiada en espíritu; no he bebido vino ni licor, sino que he derramado mi alma delante del Señor.

Leemos en 1 Samuel 1 la angustia de Ana por causa de su esterilidad y las burlas de Penina. Pero ella supo cómo vencer la maldición de la esterilidad y revertirla en productividad. Su estrategia fue la ORACION AGONIZANTE. Cindy Jacobs dice en su Libro Conquistemos las puertas del enemigo “Hay ocasiones en las que somos llamados por Dios a orar oraciones fuertes para ayudar a dar a luz la voluntad de Dios” Como lo hizo Ana, nosotros debemos este mes estar en sintonía con lo que Dios ha dicho y está preparando para dar a luz en este tiempo. Esto solo puede hacerse a través de la intimidad con Dios, a través del ayuno y la oración.

Es importante tomar en cuenta que, así como una mujer no puede entrar en trabajo de parto antes de tiempo, Dios tiene un tiempo señalado para el cumplimiento de nuestra promesa. Si intentamos en nuestras fuerzas dar a luz algo antes de tiempo, como un bebé que nace prematuramente, la promesa puede morir. Así como Dios cumplió Su promesa con Ana, El cumplirá Su palabra con nosotros en esta temporada y no permitirá que ninguna de Sus palabras caiga a tierra. ¿Quieres que Dios lo haga? Él es fiel a su palabra ¿Confías en que sucederá? Entonces levántate, ponte de rodillas y comienza a orar y declarar tus promesas. Hay un precio que pagar; ¿estás dispuesto a pagar el precio para hacer nacer tu promesa?

1 Samuel 1:20 Y a su debido tiempo, después de haber concebido, Ana dio a luz un hijo, y le puso por nombre Samuel, diciendo: Porque se lo he pedido al Señor.

El Señor dice:

“Mis amados, Yo sé que sienten como si el camino por el que han estado durante tanto tiempo no tiene final, y ahora se han quedado sin carretera y sin rumbo fijo haciéndose preguntas; pero Yo les digo: Este no es un día para abandonar, porque ciertamente Yo los conduciré hacia delante.  Han estado espiritualmente embarazados durante muchos años con las promesas y el llamado que puse en su vida, pero ahora sienten como si el embarazo se retrasó y solo quieren y necesitan que nazca el bebé; pero Yo les digo que su promesa está naciendo. Deben recordar que Yo solo permito que alguien se embarace con algo que puede nacer. Lo que han estado llevando durante tanto tiempo, no será abortado, sino que encontrará vida en este mundo. En lugar de pensar que este bebe nunca nacerá, tengan en cuenta que ustedes están ahora más cerca de su nacimiento y como un parto natural, vendrá repentinamente, cuando ustedes menos lo esperen. Traten de ser pacientes en estos últimos momentos en lugar de quejarse y harán que este último momento sea más placentero.

Aun que sientan que no queda nada en este momento a que aferrarse, Yo los llamo para que vengan a Buscarme. No necesitan luchar por mantenerse a flote en medio de la desesperación, cuando pueden venir, hablar Conmigo y decirme lo que está sucediendo. Traten de no llevar sus frustraciones a los demás, sino mantengan la paz, aunque se sientan tentados a atacar verbalmente. Lean Mi Palabra, adórenme. Y eso los salvará de actuar en su carne. Sé que están cansados de llevar a este bebe espiritual, Mis amados, pero no teman, porque ciertamente darán a luz. Les recuerdo en Mi Palabra que “la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús” (Filipenses 4:7). Incluso en lo que momentáneamente puede verse como desorden, sepan que Mi orden y Mis propósitos divinos están siendo establecidos en su vida. Yo estoy trabajando en todo para su bien. (Romanos 8:28). Confíen en Mi en el proceso, y no teman a la transición. ¡Porque con toda seguridad nacerá su promesa ¡”.

Juan 16:21-24 La mujer que está por dar a luz siente dolores porque ha llegado su momento, pero en cuanto nace la criatura se olvida de su angustia por la alegría de haber traído al mundo un nuevo ser. Lo mismo les pasa a ustedes: Ahora están tristes, pero cuando vuelva a verlos se alegrarán, y nadie les va a quitar esa alegría. En aquel día ya no me preguntarán nada. Ciertamente les aseguro que mi Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre. Hasta ahora no han pedido nada en mi nombre. Pidan y recibirán, para que su alegría sea completa.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"