Categorías
Sin categoría

SAL DEL VALLE, ¡LEVANTATE Y VUELVE A VIVIR!

 La mano del Señor vino sobre mí, y su Espíritu me llevó y me colocó en medio de un valle que estaba lleno de huesos. Me hizo pasearme entre ellos, y pude observar que había muchísimos huesos en el valle, huesos que estaban completamente secos. Y me dijo: «Hijo de hombre, ¿podrán revivir estos huesos?» Y yo le contesté: «Señor omnipotente, tú lo sabes». Ezequiel 37:1-3

En la Biblia, el término VALLE se refiere a los tiempos de dolor, sombra y muerte. Aunque hay varios tipos de valles en la Biblia, El valle de los huesos secos representa el lugar de los sueños y visiones que han muerto. Ezequiel vio huesos blanqueados en ese valle. Vio un valle árido. Vio aves rapaces revolotear sobre los huesos. Dondequiera que miraba, todo lo que veía era muerte. Nada de vida. Solo desesperación. Solo desánimo. Solo desconsuelo. En medio de ese valle de sueños muertos, de visiones enterradas, Dios le dice que abra su boca y que comience a profetizar sobre esos huesos muertos. Profetizar es verbalizar lo que Dios dice acerca de una situación en particular. Son palabras dirigidas a esa situación. Este es un tiempo para abrir nuestra boca y hablar y orar Su Palabra. Tu situación ahora puede parecer no muy favorable, sombría, pero la voluntad de Dios no es que te quedes en esa condición. Atrévete a declarar la palabra de Dios sobre tu problema. Ezequiel no sabía que pasaba con estos huesos secos, pero Dios quería mostrarle un milagro increíble.  La mano de Dios está sobre ti ahora mismo soltando bendición sobre tu desesperanza. Kathy DeGraw a través de esta palabra nos hace un llamado a levantarnos y colaborar con Dios para que los huesos secos vuelvan a vivir.

“Mientras estaba en adoración y oración el otro día, escuché al Señor decir: «Yo estoy reviviendo los huesos secos». Luego, en el espíritu, vi un valle de huesos que estaban esparcidos por todas partes. El Señor continuó diciendo que en el valle se habían roto grilletes y cadenas; La liberación había sido recibida. Él dijo: “Han estado en el valle, pero el valle ha sido un tiempo de purificación. Yo estoy llamando a Mi Pueblo a la purificación. Estoy llamando a Mi pueblo a la santidad. Estoy llamando a Mi Pueblo a caminar con dignidad y diligencia. Estoy llamando a Mi Pueblo para que reviva. Su experiencia en el valle no ha sido en vano, y aunque Yo no provoqué esas experiencias en el valle, Yo puedo usarlas para Mi gloria. ¡Yo puedo usarlas para Mi gloria!

“Es tiempo de levantarse. Es tiempo de tomar el lugar y la posición que les corresponde en el Reino de Dios, que Yo he establecido para ustedes. Es tiempo de que su destino sea liberado. Han estado en un tiempo de preparación, pero, dice Dios: Es tiempo de salir del valle. Es tiempo de levantarse y caminar en la montaña como Yo he establecido para que lo hagan. Caminarán en victoria y favor, fuerza e integridad. Dios dice: Yo tengo un plan para ustedes, un plan abundante. Me han buscado con toda diligencia y ahora es el tiempo de salir de ese valle, incluso todos aquellos que no me han buscado como deberían”

El valle no siempre es un lugar profundo y oscuro en el que hemos estado caminando, sino un lugar donde no vivimos en la plenitud de Dios. Estamos diseñados para vivir en victoria y libertad, así que, incluso si es un bolsillo o una pequeña área de derrota, es un valle. Un valle no tiene que ser una temporada profunda y oscura; puede ser un área donde no somos revividos, victoriosos o donde no recibimos el favor divino.

¡QUITENSE LOS SUDARIOS DE MUERTE! ¡ES TIEMPO DE COLABORAR PARA SU VICTORIA!

Yo veía grilletes tendidos en todo el valle. Los grilletes son similares a las esposas que usaban los esclavos. Sus esposas de esclavitud han caído. Su mentalidad de auto derrota está siendo desatada. Ya no son esclavos de las cosas del mundo ni están esclavizados por el enemigo. El Señor dice: “Mi Hijo, Jesús, derrotó al enemigo. Salgan de su mentalidad de esclavos. La mentalidad de esclavos es lo que los mantiene secos. Pero, cuando caminan en rectitud, su mente es victoriosa y son más que vencedores. Su mente ayuda a establecer la vida que Yo quiero darles. No pueden mantener su mente con una mentalidad de esclavos / derrotados cuando Yo anhelo darles vida.

Romanos 12:2 No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.

“Yo quiero reconstruir esos huesos secos para producir vida. También depende de que renueven su mente y se quiten los sudarios de muerte, que es la mentalidad de derrota y de víctimas. Yo puedo hacerlos nuevos, pero para completar esa renovación, debe haber un cambio de mente. Su mente debe alinearse con lo que Yo estoy haciendo en su alma y espíritu. Debe haber un trabajo conjunto de parte de su alma, su mente, voluntad y emociones para revivir sus huesos secos. Yo puedo hacer lo sobrenatural en su nombre, pero tienen que hacer lo natural. Necesito que trabajen Conmigo y hablen y profeticen a sus huesos secos, a la mentalidad de esclavos, a la derrota y actitud de víctimas, y les digan que se vayan. Hablen y profeticen sobre su destino y su futuro. Salgan del valle, salgan del seco desierto, levántense y vuelvan a vivir. Yo tengo mucho que necesito que realicen para Mi Reino. Esto no puede hacerse desde un lugar de derrota, sino desde un lugar de victoria. No puede hacerse desde un lugar de construcción, sino desde un lugar de reconstrucción. Permítanme soplar vida fresca sobre ustedes y mientras lo hago, levántense y hagan su parte y salgan del valle con toda diligencia”.

1 corintios 2:16 Porque ¿quien ha conocido la mente del Señor, para que le instruya? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.

Siento que se está produciendo un cambio espiritual, y necesitamos alinearnos con el cambio. Así como cruzamos recientemente al año nuevo hebreo 5780, creo que Dios quiere que nos desatemos de los huesos secos y que caminemos en una temporada de victoria. Estuvimos en una temporada de preparación. Nos estaba preparando para este nuevo año. Ahora continuemos caminando en el nuevo año y la nueva temporada profetizando a nuestros huesos secos y muertos y llamándolos a vivir en la victoria que Él diseñó para nosotros.

Ezequiel 37: 4-6 Entonces me dijo: Profetiza sobre estos huesos, y diles: “¡Huesos secos, escuchen la palabra del Señor! Así dice el Señor omnipotente a estos huesos: “Yo les daré aliento de vida, y ustedes volverán a vivir. Les pondré tendones, haré que les salga carne, y los cubriré de piel; les daré aliento de vida, y así revivirán. Entonces sabrán que yo soy el Señor”.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"