SIGAN GOLPEANDO EN ORACION

Cuando Eliseo se enfermó con la enfermedad de la cual había de morir, Jeoás, rey de Israel, descendió a él y lloró sobre su rostro, y dijo: ¡Padre mío, padre mío, los carros de Israel y sus hombres de a caballo! Y Eliseo le dijo: Toma un arco y flechas. Y él tomó un arco y flechas. Entonces dijo al rey de Israel: Pon tu mano en el arco. Y él puso su mano sobre el arco; entonces Eliseo colocó sus manos sobre las manos del rey. Y dijo: Abre la ventana hacia el oriente, y él la abrió. Entonces Eliseo dijo: Tira. Y él tiró. Y Eliseo dijo: Flecha de victoria del Señor, y flecha de victoria sobre Aram, porque derrotarás a los arameos en Afec hasta exterminarlos. Entonces añadió: Toma las flechas; y él las tomó. Y dijo al rey de Israel: Golpea la tierra; y él la golpeó tres veces y se detuvo. Y el hombre de Dios se enojó con él, y dijo: Deberías haber golpeado cinco o seis veces, entonces hubieras herido a Aram hasta exterminarlo. Pero ahora herirás a Aram sólo tres veces. 2 Reyes 13:14-19

En este pasaje leemos que Eliseo le dio al rey una palabra profética. Le dio exactamente lo que necesitaba en medio de una crisis. Aunque el rey estaba enfrentando una batalla natural, fue a buscar a Eliseo el profeta para que le diera una solución espiritual. Allí estaba Joás, un rey indigno; y, sin embargo, en sus manos descansaba, de manera medible, el destino de su pueblo. Si hubiera creído a la palabra del profeta Eliseo y hubiera tomado esas saetas, y golpeando cinco o seis veces, su gran enemigo hubiese sido derrotado. Pero golpeó solo tres veces, lo cual le trajo una victoria limitada y el pueblo de Israel tuvo que sufrir las consecuencias en manos de sus enemigos. Muchos de nosotros también estamos dándonos por vencidos demasiado pronto.

Cuando leía esta palabra profética de Christy Johnston, reflexionaba en el poder y la autoridad que Dios ha puesto en nuestras manos para derrotar los planes del enemigo.  Lo que hoy enfrentamos es real, no podemos negar el problema, pero aferrémonos con fe a las promesas que Dios nos ha dado, no renuncien, no tiren la toalla. Su respuesta ya está en sus manos. Obedezcan a Dios completamente.

Lucas 10:17-19 Cuando los setenta y dos discípulos regresaron, le informaron llenos de alegría: —¡Señor, hasta los demonios nos obedecen cuando usamos tu nombre! —Sí —les dijo—. Vi a Satanás caer del cielo como un rayo. Miren, les he dado autoridad sobre todos los poderes del enemigo; pueden caminar entre serpientes y escorpiones y aplastarlos. Nada les hará daño.

“¿Pueden sentir la sacudida? Los cielos están temblando con las vibraciones de sus oraciones. No dejen de golpear la tierra ahora … SIGAN GOLPEANDO EN ORACION, porque las palabras que hablen llegarán a un punto culminante, como una tormenta de lluvia que está lista para irrumpir. El enemigo está perdiendo el equilibrio con cada GOLPE que realizan, sus planes se están desmoronando sobre su vida y sobre las naciones. Escriban las promesas que Dios les ha dado y háblenlas en el nombre de Jesús. Muchos de ustedes necesitan tomarlas por sí solos, y DANZAR sobre las injusticias que se han presentado contra ustedes, su familia y su nación. Recuerden al enemigo su victoria, está temblando porque sabe que se le acabó el tiempo. Las nubes de avivamiento se están reuniendo, avivamiento en los hogares, en los corazones, en las ciudades y naciones. ¡No se rindan, valientes! Sigan golpeando, la atmosfera está cambiando”. (Christy Johnston)

Apocalipsis 12:12 Por lo cual regocijaos, cielos y los que moráis en ellos. ¡Ay de la tierra y del mar!, porque el diablo ha descendido a vosotros con gran furor, sabiendo que tiene poco tiempo.

Romanos 8:37-39 En medio de todos nuestros problemas, estamos seguros de que Jesucristo, quien nos amó, nos dará la victoria total. Yo estoy seguro de que nada podrá separarnos del amor de Dios: ni la vida ni la muerte, ni los ángeles ni los espíritus, ni lo presente ni lo futuro, ni los poderes del cielo ni los del infierno, ni nada de lo creado por Dios. ¡Nada, absolutamente nada, podrá separarnos del amor que Dios nos ha mostrado por medio de nuestro Señor Jesucristo!

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"