¡NO TEMAN! LOS ESTOY LLEVANDO A UN NUEVO LUGAR

Tal como le prometí a Moisés, yo les entregaré a ustedes todo lugar que toquen sus pies. Josué 1: 3

Muchos han estado sintiendo el remolino inquietante de la transición que está teniendo lugar en este momento. En medio de todo, escucho al Señor decir: «¡NO TEMAN! YO LOS ESTOY LLEVANDO A UN LUGAR COMPLETAMENTE NUEVO”

Hace varios años, mi esposo y yo experimentamos simultáneamente la misma visión. En la visión, los dos estábamos en un bosque con muchos árboles. Estábamos caminando por lo que parecía ser un camino familiar y común, y había otras personas, que sabíamos que también estaban caminando por el mismo camino que nosotros. De repente, una rama de un árbol se levantó, revelando un nuevo camino. Mi esposo y yo sentimos el empujón de salir del camino familiar en el que estábamos viajando y aventurarnos en el nuevo que nos había sido revelado. En la visión, nos deslizamos rápidamente debajo de la rama, y ​​nos encontramos inmediatamente en un camino completamente nuevo. Aquellos que estaban en el camino familiar se pusieron nerviosos por nosotros, mientras continuamos caminando hacia el nuevo sendero. Sin embargo, seguimos avanzando, sin mirar atrás a lo que una vez nos era familiar. Incluso mientras escribo esta palabra ahora, siento que estamos en un tiempo KAIROS para muchos de nosotros, una «RAMA DE ARBOL ESPIRITUAL» se levantará, revelando lo nuevo.

SIGUIENDO A DIOS HACIA LO DESCONOCIDO

Dios nos está llamando a seguirlo valientemente hacia lo desconocido. Mientras lo hacemos, seremos llevados a un lugar completamente nuevo. Las mismas cosas por las que muchos de nosotros hemos estado llorando y luchando durante muchos años, están comenzando a tomar forma. Aunque la transición puede parecer inestable, incómoda e incluso desordenada a veces, el Señor nos está llamando a abrazar este nuevo camino y valientemente seguir adelante con Él. Lo hermoso es que no tenemos que tratar de entender el plan divino o tener todos los detalles resueltos, a pesar de que esto no se parece a nada que hayamos conocido o experimentado antes. El Señor está llamando a SU NOVIA a confiar en Él y a seguir su dirección. Nuestro Novio será fiel, incluso cuando nos aventuremos en lo desconocido. Abraham fue un gran ejemplo de esto, como leemos en Génesis 12: Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré. También recuerdo a los hijos de Israel. Estaban tan cerca de entrar en su tierra prometida, pero en lugar de cruzar, murmuraron y se quejaron, desobedecieron al Señor y, por lo tanto, deambularon por el desierto durante otros 40 años.

ARANDO UN NUEVO TERRENO PARA DEJAR UN LEGADO

Amados, no cometamos el mismo error. Llegan tiempos emocionantes y Dios nos está llevando a un buen lugar: una tierra que fluye leche y miel, una tierra de abundancia (Éxodo 3:17). A medida que valientemente le damos al Señor nuestro “SI” y seguimos a donde nos lleva, viajando con Él en este camino nuevo y desconocido, estamos abriendo nuevos caminos. Este nuevo terreno dejará un legado para las generaciones futuras que algún día se quedarán atrás y cosecharán donde nosotros sembramos fielmente.

Juan 4:38 Yo los he enviado a ustedes a cosechar lo que no les costó ningún trabajo. Otros se han fatigado trabajando, y ustedes han cosechado el fruto de ese trabajo.

¡ANIMENSE! TERMINARAN EL AÑO CON UN SALTO

Has llegado demasiado lejos para ahora rendirse. No se cansen de hacer el bien y saber que hay grandes y emocionantes cosas por delante. Dios los está llevando a un lugar completamente nuevo, y otros se sorprenderán del lugar a dónde El los llevará. Anímense y sigue avanzando, aunque a veces el camino pueda parecer poco iluminado. Verdaderamente su luz brotará, brillando e iluminando sobre toda la oscuridad.

Isaías 58: 8-9 Si así procedes, tu luz despuntará como la aurora, y al instante llegará tu sanidad; tu justicia te abrirá el camino, y la gloria del Señor te seguirá. Llamarás, y el Señor responderá; pedirás ayuda, y él dirá: “¡Aquí estoy!”

Para terminar, recuerdo una palabra poderosa que el Señor me habló en enero, a principios de 2019. Me dijo que, aunque parezca que comencé este año con una cojera, terminaría con un salto. Eso mismo está sucediendo ahora, incluso cuando el año está llegando a su fin. ¡Anímese y sepan que terminarán victoriosamente! Continúen confiando en el Señor mientras Él los guía por este camino, saltando hacia lo nuevo con Él. (Angie Stolba)

 Salmo 18:30-36 El camino de Dios es perfecto; la palabra del Señor es intachable. Escudo es Dios a los que en él se refugian. ¿Quién es Dios, si no el Señor? ¿Quién es la roca, si no nuestro Dios? Es él quien me arma de valor y endereza mi camino; da a mis pies la ligereza del venado, y me mantiene firme en las alturas; adiestra mis manos para la batalla, y mis brazos para tensar arcos de bronce. Tú me cubres con el escudo de tu salvación, y con tu diestra me sostienes; tu bondad me ha hecho prosperar. Me has despejado el camino, así que mis tobillos no flaquean.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"