Categorías
Sin categoría

AVANZA HACIA LA RESTAURACION Y EL REINICIO – ENFOQUE DE ORACION DIA 17 AYUNO DE DANIEL

Dios nos ha hablado de ACCIONAR esta semana, muchas veces tomamos las palabras proféticas y simplemente nos sentamos a esperar, pero es tiempo de tomar acción. Este es un resumen de la Palabra Profética para el año 2020 enviada por Cindy Jacobs. Que los bendiga como me bendijo a mi.

“Y finalmente, ahora, es un año de reinicio. Este es el día en que seremos ungidos para reiniciar. Este reinicio traerá un gran avance para las relaciones, las familias y las naciones. Dios va a cambiar las situaciones imposibles. Esa es una palabra emocionante para 2020. Ahora, hay algo más relacionado con este REINICIO, este reinicio también traerá RESTITUCION. Muchas personas no entienden esta palabra, pero hablemos de esto proféticamente. La restitución era parte de la ley del Antiguo Testamento. Estas eran leyes de recompensa para las personas a las que les habían robado. Incluyendo la recompensa por la pérdida de animales, el precio de la novia, el dinero que se tomó al defraudar a los pobres, etc.

Esto también se vio con Zaqueo. Quizás recuerden a Zaqueo en Lucas 19 cuando Jesús le dijo: «… Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa.». Esto horrorizó a los fariseos porque Jesús se quedaría con tal pecador. Pero conmovió tanto el corazón de Zaqueo que le dijo al Señor: «…He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado» En otras palabras, Dios, a través de esta palabra del Señor a Zaqueo, se movió sobre Zaqueo que había sido tan pecador, tan ladrón, tan estafador y tramposo. Era el jefe de los recaudadores de impuestos y muy rico. Justo cuando Jesús se acercó a él, vino convicción sobre él, y decidió que no iba a dar algo de dinero a los pobres, sino que les daría la mitad de sus posesiones. Y de cualquier manera que hubiera engañado a la gente, iba a restaurarles más de lo que había tomado de ellos.

Entonces vemos que Dios quiere restituir lo que Satanás nos ha robado. Amo esta palabra Cuando Dios me habló esto a mí y a otros profetas también, comencé a creer en la restitución. Ahora estamos viendo la restitución de las relaciones. Veía que sucedieron muchas cosas en situaciones que no eran mi voluntad, diferentes relaciones que se rompieron, incluso en el ministerio. No sabía qué hacer al respecto. Oré y perdoné. Alguien había hablado en mi contra. ¿Pero saben qué? Dios lo está haciendo, y lo está haciendo de tal manera que es hermoso verlo. Ahora, creamos por esto, que Dios nos dará restauración. Creamos que Dios nos dará restitución. ¿PORQUE NO HACEN UNA LISTA? Hagan una lista de restitución, una lista de restauración y digan: «Bien, este año quiero que mi vida en esta nueva era tenga un reinicio. Quiero que cambie mi vida en esta nueva era». ¿Y saben qué? Dios puede hacer eso por ustedes. La Biblia dice en Juan 10:10 que el ladrón viene a robar, matar y destruir, pero Jesús vino para que tengamos vida y la tengamos en abundancia. ¿Están viviendo una vida abundante?

Saben, Mike y yo tuvimos un año de gozoso aumento, pero nos tomamos esta palabra en serio. De hecho, Mike y yo siempre hacemos esto. Nos sembramos en la Palabra; damos ofrendas. La Biblia dice que los ministros son dignos de doble honra, por lo que personalmente creímos; comenzamos a dar ofrendas en efectivo a diferentes personas que conocíamos y comenzamos a sembrar y sembrar. Arrojamos nuestro pan sobre las aguas y Dios lo trajo de vuelta en cada ola. Es increíble. Habíamos gastado algo de dinero y estábamos en un punto en el que necesitábamos que viniera una bendición; Luego, la otra noche, encontré algo de dinero que ni siquiera sabía que tenía. Dios es simplemente maravilloso con nosotros.

Estábamos hablando de ir a la Tierra Prometida anteriormente en este mensaje. Esto fue un reinicio para los hijos de Dios; Era una alineación que llegaba a su destino como Pueblo. Cuando escuchamos esta palabra, Mike y yo sabíamos que necesitábamos un reinicio. Había cosas que teníamos que estaban rotas y que no pudimos arreglar. Hace cuatro años, tuve un accidente en mi automóvil (es un automóvil tan lindo y pequeño) y dije: «Señor, este es un año de reinicio para este automóvil». Lo recogimos y lo arreglamos mucho más barato de lo que dijeron. Lo estoy conduciendo ahora; pudimos resolver los problemas. ¿Y saben qué? Tuvimos un reinicio. Quiero decir, estas son cosas pequeñas, pero, para mí, fue algo divertido. Era algo que realmente amaba. Así que desde hace cuatro años tuve un reinicio, y Dios quiere hacer eso por su vida.

LECTURAS PARA HOY 22 DE ENERO – Joel 2:12-32; Lucas 19:1-10; Jeremías 31 – “Decreten y declaren: «Este es mi año de reinicio. Este es mi año de restitución. Este es mi año de restauración. Este es un año en el que veré una bendición venir a mi vida». Tendrán que luchar por ello, y deben estar bien con Dios. Asegúrense de estar alineados con el Señor. Asegúrense de haber perdonado a cualquiera que necesiten perdonar. Si les sucedieron cosas que los hirieron el año pasado, dejen esas cosas atrás en perdón, ¿de acuerdo? Funciona. Perdonar. Los hará sentir muy bien perdonar. Y a esas personas a las que no han perdonado, generalmente no les importa si están molestos con ellas, en su mayor parte. Decidan: «Este es un año de realineamiento completo. Voy a crecer en mi odre. Voy a entrar en el propósito y el destino de Dios. Voy a tener restauración y restitución”.

“Dios lo bendiga, y quiero desearles un feliz 2020. Quiero que usen esta palabra durante todo el año. Permitan que Dios unja su voz. Observen y vigilen. Aprendan a ir a la guerra, y Dios les dará una bendición. Si Satanás les ha robado, como la Escritura que acabo de leer (Proverbios 6: 30-31), díganle a Satanás: «Vas a tener que devolverme siete veces lo que me robaste». A veces nos convertimos en cristianos perezosos y simplemente pensamos: «Bueno, algo malo me sucedió» o «Eso me lo quitaron, así que dejaré que suceda; seguiré adelante». O tal vez te has enojado con Dios. He estado enojada con Dios antes. No sabía que estaba enojada con Dios, pero he estado enojada con Dios antes, y tuve que perdonar y pedirle a Dios que me perdonara por estar enojada con Él. Este es un año de REINICIO, este es un año de BENDICION, este es un año de RUGIDO, este es un año para reclamar y decretar las promesas. Y si hacen esto, verán que este será un año de bendición. Dios los bendiga”. (Cindy Jacobs)

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"