Categorías
Sin categoría

AVANZA ABRAZANDO LO DESCONOCIDO – ENFOQUE DE ORACION DIA 19 AYUNO DE DANIEL

Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba. Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa; porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios. Hebreos 11:8-10

Dios nos ha hablado de dos palabras claves para esta temporada “cambios” y “transición”. muchos de ustedes se sienten inseguros a causa de esto. ¿Han sentido temor al cambio, aun cuando saben que es lo mejor?  El cambio es un hecho inevitable de la vida. A veces lo anhelamos, otras le tememos o evitamos un cambio puede convertir hasta al más sereno de nosotros en un manojo de nervios, aferrándonos a lo cotidiano para que las cosas no cambien. Sin embargo, el cambio siempre nos conduce a un lugar desconocido. Tal vez incómodo, pero de crecimiento. Puede ser visto como un proceso incómodo y recibido con resistencia y preocupación, pero es también el comienzo de algo grande que Dios predestino para nosotros.

Dios hizo un pacto con Abraham en Génesis 12, y es interesante que ese pacto requiriera primero de un acto de FE y OBEDIENCIA. Dios le dijo: En Génesis 12: 1 “Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré”. Me gusta la manera en que Christy Johnston parafrasea este verso: “Dios estaba diciéndole a Abraham: Deja todo lo que ha sido común, familiar y cómodo para ti y ve a las Naciones de la tierra para que puedas reinar y gobernar. Pisotea al enemigo que ha habitado la tierra, destruye y subyuga su dominio. Acércate a Mí y haré que mires y veas lo que Yo voy a darte, considéralo y disciérnelo con ojos de fe y asombro, contémplalo con gozo. Quiero que disfrutes esto y veas que no sólo te proveeré, sino que te daré visiones y todo lo que necesitas para poseerlo.”

No permitamos que la comodidad y la seguridad de nuestra posición actual nos hagan perder el plan que Dios tiene para nosotros. Sin darnos cuenta, podemos atarnos al lugar donde hemos estado demasiado tiempo, atarnos a nuestras propias habilidades, a las estructuras del mundo, al pensamiento religioso, a las relaciones, a la influencia, a los dones y a las responsabilidades, más que a los caminos de Dios. La clave aquí es tanto la ATENCION como la INTIMIDAD. Necesitamos acercarnos a Él y desligarnos de todo lo que nos empuja en diferentes direcciones. Si estamos en el vehículo equivocado, no terminaremos donde Dios nos quiere y estaremos exhaustos y agotados. ¡Tenemos que unirnos a Él y dejar que Él nos lleve en esta parte de la transición!

Hoy el Espíritu Santo dice: “Te establecí en un lugar amplio. Escuché tu clamor. ¿Por qué temes? ¡Clamaste y te respondí! Tengo mucho más para ti de lo que alguna vez imaginaste o soñaste. No lo pudiste imaginar o soñar debido a las ataduras. Tu mundo quedó limitado porque tu enfoque estaba en lo que podías hacer, en quienes te rodeaban y en lo que conocías. Tu seguridad estaba en ti mismo, no en Mí. Hoy vuelvo a decirte, ¡YO ESCUCHE TU CLAMOR! Yo escuché el anhelo de tu corazón. Resonaba en Mi corazón, por eso te establecí en un lugar amplio, pero para entrar en la plenitud de lo nuevo, debes dejar que se vayan todas las ataduras del pasado. Pasa tiempo Conmigo y permíteme mostrarte el camino. Este es el tiempo para dejar que se vaya todo lo que te es familiar y dejar que Yo te muestre el camino. Este es el tiempo para dejar que se vaya todo lo conocido y te aferres solo a Mí. Sí, es desconocido, pero solo para ti, no para Mí. Yo Soy tu refugio. Es un lugar amplio, más grande de lo que conociste, libre de las ataduras del mundo, prepárate para explorarlo junto a Mi. Abraza la aventura, abraza las incógnitas, abrázame a Mí, para que puedas abrazar lo nuevo”. (Kiwanda Redner)

LECTURAS PARA HOY 24 DE ENERO – Génesis 12:1-9; Isaías 42:1-17; Salmos 23 – Los cambios que están ocurriendo no son para temer. El enemigo está usando mentiras y temor para crear aprehensión en los corazones de muchos acerca del cambio. Tengan valor y cobren ánimo porque los cambios que están ocurriendo serán buenos. Son manifestaciones fundamentales del destino del Señor para nuestra vida. Dios tiene un límite de tiempo para sacarnos de los desiertos. Estas transiciones son incómodas y los cambios nos asustan, pero es esta transición la que nos moverá del desierto a la restauración y restitución. 

OREMOS: Señor Jesús, hoy venimos delante de ti, venimos al trono de tu Gracia para solicitar el oportuno socorro que nos ayude a pasar por este tiempo de transición y nuevos comienzos. Nos rendimos a ti y sometemos nuestra voluntad, nuestros planes y expectativas, pidiéndote tu guía, tu dirección, tu sabiduría y que tu voluntad sea hecha como en el cielo así también en la tierra. Ayúdanos a ser fieles en la obra que nos has mandado hacer. Amplia nuestra visión, muéstranos si nuestros pensamientos también han sido limitados (2 Reyes 6:1) Nosotros levantamos nuestros ojos hacia tu monte santo para que nos inspires, nos enseñes. Deseamos un corazón como el de María que se tomó el tiempo para sentarse a tus pies, pues hemos vivido como Marta en muchas distracciones (Lucas 10:38-42) Que nuestros pensamientos dispersos regresen hacia ti. Vuélvenos a nuestro primer amor para que Tú seas el centro de nuestras vidas y el núcleo de nuestro ser.

Recibimos los nuevos comienzos con expectativa y te agradecemos porque mientras hemos transitado por el desierto nos has llevado de la mano, hemos pisado serpientes y escorpiones y no nos han hecho daño porque nos has protegido. Gracias por acompañarnos en nuestro viaje hacia el cumplimiento de nuestro destino profético, porque prometiste nunca dejarnos ni abandonarnos. Encamínanos en tu verdad, porque Tu eres el camino, la verdad y la vida y nadie viene al Padre sino es por ti, queremos seguir tus pisadas y no desviarnos ni a diestra ni a siniestra. Muéstranos tu compasión porque Tu eres un Dios de justicia, nosotros te cantaremos, daremos voces de alegría porque has retirado la sentencia contra nosotros, nos has redimido y ahora estás en medio de nosotros como un Guerrero Victorioso para salvarnos. Con tu amor nos darás una nueva vida. Ábrenos esas puertas de oportunidades que cambiarán nuestras vidas, porque las puertas que Tu nos abras, nadie las podrá cerrar. Serás levantado y glorificado a través de nuestras vidas. Oramos en el nombre de Jesús. Amen.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"