Categorías
Sin categoría

AVANZA EN 2020 HACIA TU PROPOSITO Y DESTINO – ENFOQUE DE ORACION DIA 21 AYUNO DE DANIEL

Ahora, ponte en pie y escúchame. Me he aparecido a ti con el fin de designarte siervo y testigo de lo que has visto de mí y de lo que te voy a revelar. Hechos 26:16

Hemos llegado a nuestro día 21. Ha sido para muchos un gran reto, pero desde el momento en que dispusieron su corazón para ayunar y orar, Dios escuchó su oración. No importa si no pudieron terminar, si batallaron con la comida, pueden evaluar que necesitan mejorar para que su experiencia sea mejor la próxima vez. Asegúrense de estar enfocados en el Señor y en lo que Él les ha prometido. Él cumplirá cada cosa que les prometió. ¡Asegúrense de que sus palabras se alineen con Su Palabra! No pueden perder más tiempo haciendo acuerdos con el enemigo, hablando de lo que ven en lo natural. Sus circunstancias pueden estar burlándose de su promesa en este momento, pero prepárense para que Dios cambie la velocidad y acelere lo que les ha dicho. Sin embargo, es necesario recordarles que «SU BOCA DEBE ALINEARSE CON LAS PROMESAS DE DIOS” Es el canal que Dios está usando para dar a luz su propósito».

2020 ES UN AÑO DE PROPOSITO Y DESTINO

Recientemente, mientras adoraba, el Señor comenzó a hablarme sobre el PROPOSITO y DESTINO. Estaba dándome una palabra fuerte. Una palabra de corrección y activación. Me estaba hablando sobre cuántas personas no están caminando en su propósito. Están sentados esperando que algo suceda en lugar de hacer algo con su situación. El Señor tiene un propósito y un destino para todos. Sin embargo, algunos de nosotros estamos esperando que «esto suceda» o «aquello suceda» antes de lanzarse a ese destino. Estamos esperando que Dios haga lo sobrenatural cuando no estamos haciendo nada en lo natural. Nuestro propósito y palabras proféticas surgen cuando hacemos algo al respecto. No podemos quedarnos de brazos cruzados y no colaborar con el mismo Espíritu de Dios para que se cumplan Sus planes y voluntad para nuestras vidas. Necesitamos levantarnos y estar activos.

El Señor continuó hablándome y dijo: «Muchos de ustedes están permitiendo que otros los intimiden para que no avancen con lo que Dios tiene para ustedes». Me estaba revelando que a pesar de que la gente no les está hablando palabras de propósito para intimidarlos, no están avanzando por las excusas. Sienten que tienen una responsabilidad con las situaciones y personas, de cosas de las cuales el Señor ya los ha liberado, pero los pensamientos de lo que pensarán las personas en su esfera de influencia, o los asuntos y relaciones familiares, les impiden ser quien Dios quiere ustedes sean.

Saben que tienen un destino, pero creen que están muy lejos. Ustedes piensan que cuando «esto suceda”, o aquello “suceda», entonces podrán hacerlo. Pero Dios dice: “Ahora es el tiempo de lanzarse. Ahora es el momento de avanzar en su propósito para Mi Reino. Él dice: “No más excusas o justificaciones. Yo tengo planes y propósitos para que los cumplan, y no puedo retrasarlos por más tiempo. Yo los he llamado. Es tiempo de que contesten la llamada. Activen su fe, detengan sus excusas y liberen lo que he diseñado para su vida. Tienen personas asignadas a ustedes que pueden contactar. Tienen un destino, un propósito y un plan. Activen su fe y suéltenlo”.

Todos tenemos un propósito y un plan en el Reino de Dios. Sé por mi experiencia personal, si hubiera esperado hasta que «esto sucediera» o «aquello sucediera», no estaría donde estoy ahora. De hecho, todavía estoy esperando que suceda algo de «esto» y «eso», pero mientras tanto, necesito avanzar en las cosas de Dios y Sus planes, propósitos y voluntad para mi vida. Si esperara a que Él lo haga todo, aún estaría esperando. Activen su fe. No se queden de brazos cruzados, sin hacer nada, deseando caminar en su destino y celosos de los que lo hacen. Colaboren con el mismo Espíritu de Dios, pídale planes estratégicos y luego simplemente hagan lo que el Espíritu del Señor le hable. ¡Pueden hacerlo! ¿Lo harán? 

LECTURAS PARA HOY 26 DE ENERO – Salmos 138; Jeremías 1; Jueces 6 – Tener un verdadero propósito en la vida significa tener una razón para vivir, metas claras y algo por lo que luchar. Si usted como Jeremías y Gedeón no está seguro de su propósito y destino, pregúntese ¿Para que soy bueno? ¿Qué es lo que me apasiona? ¿Qué es lo que me hace sentir vivo? Si usted no se siente feliz o no le apasiona lo que hace, posiblemente esté en el camino equivocado. Este será un año de apertura para cumplir los propósitos para los cuales vinimos a la Tierra. Este año será el comienzo de una nueva temporada en la que recibirán una corona de gloria y serán despojados de las cenizas de la temporada anterior. El Señor plantará personas en nuevos lugares este año y los posicionará para mostrar el esplendor del Señor. Estén atentos a que Dios les revele los llamados y las asignaciones que les han sido descartadas o prometidas, pero que no se han producido. Esto es tanto a nivel personal como en niveles mayores que afectarán a ciudades y naciones.

CLAVES PRACTICAS

  • Busquen las escrituras que puedan orar y declárenlas sobre ustedes y sus hogares. Isaías 54 es uno de mis favoritos.
  • No hablen negativamente, recuerden que hemos consagrado nuestra boca para profetizar y hablar vida sobre nuestras circunstancias. Ezequiel 37
  • La alabanza es un arma de guerra. Adquieran el hábito de alabar y agradecer a Dios por lo que está haciendo y lo que quieren ver. 2 Crónicas 20
  • Permitan que Él les hable. Tómense el tiempo para que sus respuestas inunden su corazón con la verdad. Jeremías 33:3
  • Fijen sus ojos en Jesús y el destino que tienen por delante y no en la batalla que los rodea. Hebreos 12:2
  • Por último, recuerden Hemos vencido por medio de la Sangre del Cordero y la Palabra de nuestro testimonio. Apocalipsis 12:10

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"