Categorías
Sin categoría

FEBRERO MES DE GRACIA (Parte 1)

Teniendo, pues, un gran Sumo Sacerdote que trascendió los cielos, Jesús, el Hijo de Dios, retengamos nuestra fe. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino uno que ha sido tentado en todo como nosotros, pero sin pecado. Por tanto, acerquémonos con confianza al trono de la gracia para que recibamos misericordia, y hallemos gracia para la ayuda oportuna. Hebreos 4:14-16

“MIRA, YO ESTOY DESCUBRIENDO LO QUE HA ESTADO OCULTO, REVELANDO LO QUE HA ESTADO EN PREPARACIÓN Y ABRIENDO PUERTAS QUE SE CERRARON”

Creo que febrero es un mes estratégico de GRACIA (ayuda divina, poder habilitador, fuerza y ​​favor) para comenzar a VER lo que NO SE HA VISTO y ha estado oculto. Hace unas semanas, mientras oraba para entrar a febrero, tuve un sueño que contenía tres revelaciones que pintaban esta misma imagen: Lo que Dios ha estado planeando, preparando, elaborando estrategias, está a punto de LANZARLO y MANIFESTARLO a través de ustedes.

02/02/2020 – DESDE EL REINICIO A LA REVELACIÓN, ¡DE PUERTAS CERRADAS A PUERTAS ABIERTAS!

Después de tener este sueño, comencé a escribirlo, cuando de repente sentí una fuerte impresión del Señor de no compartir esta revelación en particular por un tiempo hasta sentir la liberación. Se sentía, extrañamente,  fuera de tiempo, pero esta mañana cuando me desperté en el  02/02/2020 de repente supe en mi espíritu que esta palabra estaba lista para ser lanzada. ¿Pero por qué ahora? ¿Cuál es el significado de hoy en comparación con hace unas semanas?

Las últimas semanas y meses han sido un tiempo en el que Dios ha estado tratando con los corazones cansados, consumidos, cínicos, heridos, fatigados ​​y ansiosos, por lo que nuestro enfoque necesitaba estar en Él mientras preparaba nuestros corazones para lo que Él  estaba a punto de REVELAR. Fue el REINICIO y la recalibración de aquellos que todavía estaban en el calor del desierto, vivían en la supervivencia y se aferraban desesperadamente a los últimos hilos de una era que terminaba. Para ver con los ojos del espíritu de manera efectiva, debemos estar claros y de hecho, estar vacíos. Este vaciamiento ha sido Dios preparándonos para que nos llenemos de Su comprensión, sin esperar caminar en esta temporada de la misma manera que lo hicimos en la última. La importancia de hoy es que hemos entrado en una puerta abierta (02:02) en este año 2020.

Isaías 22:22 Y pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; y abrirá, y nadie cerrará; cerrará, y nadie abrirá.

Creo que de hoy en adelante Dios está comenzando a REVELAR las puertas que el enemigo desesperadamente no quería que vieran ni entraran. Este será un momento de gozoso avance, y de CRUZAR por el umbral del nuevo territorio, hacia muchas promesas tan largamente esperadas y caminar hacia las puertas que Dios ha preparado para ustedes. Este será el momento en que se les darán a conocer instrucciones y estrategias cruciales que los TRANSPORTARÁN a donde necesitan ir, donde los puntos se conectarán y sentirán el favor y la facilidad para avanzar. También para todos aquellos que han estado dando pasos de fe importantes, arriesgados y aventureros, ESTE será el mes en que verán el fruto de atreverse a creer en Dios y en Su Palabra.

HA HABIDO UN ESTRUENDO EN LAS PROFUNDIDADES – ¡ESTE ES SU TERCER TRIMESTRE!

En la primera parte del sueño, simplemente escuché al Señor decir: «Este será el tercer trimestre para todos aquellos que han pasado por un año de mucha oposición de lo que Yo les di para darlo a luz». ¡Aquí es donde verán su promesa a los ojos!”, Entonces me entregaron un calendario que tenía escrita esta escritura: Grita de júbilo, oh estéril, la que no ha dado a luz; prorrumpe en gritos de júbilo y clama en alta voz, la que no ha estado de parto; porque son más los hijos de la desolada que los hijos de la casada —dice el Señor. Isaías 54:1

Muchos han estado en una temporada implacable de oposición, debido al bebé espiritual que Dios les ha dado para dar a luz. El enemigo ha visto algo crecer y aumentar en ustedes y ha estado tratando de retrasar, frustrar y abortar la entrega. Pero la buena noticia es que Dios les dice hoy a ustedes que por CADA DÍA que se retrasaron y opusieron, Dios ha aumentado el tamaño, el impacto y la unción de lo que está por nacer a través de ustedes. El tercer trimestre de un embarazo natural es el último trimestre de llevar a un niño antes del nacimiento y es el momento más crucial para que la madre y el bebé se preparen para ese día de parto. Este es el momento en que la madre realmente debe saber cómo prepararse para lo que está por venir y cómo lograr físicamente lo que aún no se ha visto. Este es también el último trimestre de desarrollo para el bebé donde el bebé abre los ojos y comienza a ponerse en posición para el nacimiento. De la misma manera, sentí que en este sueño el Señor nos dice que debemos prepararnos para el mas grande nacimiento de ministerios y movimientos que hemos visto en el Cuerpo de Cristo.

Aquí es donde VERAN lo que ha estado escondido y creciendo en la oscuridad. Las personas solo han visto su desastre y los han juzgado por la esterilidad de lo que ven en la superficie, e incluso se han vuelto insensibles a lo que está dentro de ustedes, pero ha habido un estruendo en lo profundo y Dios no ha olvidado qué Él les dio un término completo, ahora es el momento y ninguna oposición puede detenerlo. Deben prepararse y ponerse en posición para presentar lo que se ha retrasado. Deben sacudirse el desánimo, la frustración, el miedo y las distracciones constantes que han estado entreteniéndolos y comenzar a VER con los ojos del cielo lo que Dios está a punto de hacer. Deben prepararse para entrar en el LLAMADO A TÉRMINO COMPLETO de Dios sobre su vida. (Nate Johnston)

Salmos 90:13-17 Vuelve, Señor; ¿hasta cuándo? y compadécete de tus siervos. Sácianos por la mañana con tu misericordia, y cantaremos con gozo y nos alegraremos todos nuestros días. Alégranos conforme a los días que nos afligiste, y a los años en que vimos adversidad. Manifiéstese tu obra a tus siervos, y tu majestad a sus hijos, y sea la gracia del Señor nuestro Dios sobre nosotros. Confirma, pues, sobre nosotros la obra de nuestras manos; sí, la obra de nuestras manos confirma.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"