Categorías
Sin categoría

MADRES DE RODILLAS – DIA 7

TUS HIJOS VOLVERAN DE LA TIERRA DEL ENEMIGO

Así ha dicho Jehová: Reprime del llanto tu voz, y de las lágrimas tus ojos; porque salario hay para tu trabajo, dice Jehová, y volverán de la tierra del enemigo. Jeremías 31:16

Se está librando una batalla por la vida de nuestros hijos. Tenemos que luchar por ellos, especialmente cuando la ceguera les impide pelear ellos mismos. Muchas madres tienen “HIJOS PRODIGOS” por los que no pueden darse por vencidas. Necesitan seguir orando, declarando y profetizando sobre ellos no solo por su salvación, sino por el cumplimiento de su propósito. Aunque pareciera que no sucede nada en la vida de estos hijos pródigos y nos parece inaceptable su estilo de vida, no podemos perder la esperanza, porque ellos son más hijos de Dios que nuestros. Una de las grandes armas que Dios nos da para luchar contra la atracción del mundo y los planes del enemigo sobre nuestros hijos es orar como lo hizo Cristo por Pedro: “Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos. (Lucas 22: 31–32). Aunque ellos no quieran nada con el Señor, aunque anden en rebeldía o libertinaje, ellos no pueden evitar que oremos por ellos y la Palabra de Dios declarada sobre ellos no volverá vacía sino que cumplirá el propósito para el cual es enviada. (Isaías 55:11).

Ruth Hendrickson compartió este hermoso testimonio: “Tengo un amigo cuyo hijo, ha pasado por una temporada difícil, dejó su hogar y siguió el camino del mundo. Los padres dejaban la luz del porche encendida todas las noches para que su precioso hijo supiera que era bienvenido a casa. Lo que no sabían, en ese momento, era que este joven ocasionalmente pasaba por la casa durante la noche para ver si la luz aún estaba encendida” Luego ella profetizó: El Padre declara: “Esta es una temporada excelente para traer a los pródigos a casa. La luz del porche está encendida y las puertas abiertas de par en par”. Pero también recomendó: “No se sorprendan si se sienten repelidos por el «hedor» de los pecados persistentes de algunos de estos preciosos cuando regresen a casa. No se desesperen y no los rechacen; no teman porque llevan la presencia del Dios Viviente. En Lucas 15, el Padre abrazó a su hijo y luego el hijo fue limpio”. Necesitamos como madres pedir a Dios la sabiduría necesaria para el proceso.

LECTURAS PARA HOY: Jeremías 31:15-17; Lucas 15:11-32 –El hijo pródigo llegó a comprender que en su casa hay gracia para perdonar el pecado más atroz y que todavía era un hijo de Su Padre. La profundidad del amor de las madres y padres no tiene límites. Los hijos pródigos volverán a casa, pero necesitamos amor y compasión para recibirlos con fiesta porque lo que nos ha causado tristeza y dolor, se convertirá en gozo. Jeremías 31:16 tiene una promesa “tu trabajo tendrá recompensa” tu trabajo es orar por ellos y el trabajo de Dios devolvértelos. La intercesión agitará la atmósfera y serán escuchadas nuestras oraciones por los hijos e hijas pródigas. Madres con hijos pródigos, hagan su parte y Dios hará la de El. El nunca ha fallado y nunca fallará, no se preocupen, no se entristezcan, no se atribulen, oren por ellos, ayunen por ellos, enséñenles la Palabra, llámenlos, háblenles, trátenlos con amor, abrácenlos y bésenlos. Entre más perdidos estén más necesitan su amor, más necesitan su entendimiento, no son ellos, es el enemigo el que los tiene oprimidos, ataque al enemigo no a ellos. Ellos necesitan ahora más que nunca su amor y su clamor, Dios no fallará en hacer lo que El prometió.

OREMOS:

Señor Jesús, si hay una chispa de esperanza, por pequeña que sea, en el corazón de mi hijo(a) pródigo (a), aviva la llama de la salvación y tráelo de vuelta al hogar. Te pido que conozca Tu amor. Tú confiaste su preciosa vida a nuestro cuidado. ¡Ayúdanos, Señor! Deseamos hacer el mejor papel posible para adiestrar a esta generación de forma que te conozcan íntimamente y voluntariamente decidan amarte y seguirte todos los días de sus vidas. Ayúdanos a enseñarles que la salvación es individual para que con solicitud, diligencia y fidelidad te sirvan de todo su corazón, su mente y su espíritu.

Hoy oramos de acuerdo a Juan 17:15-19 No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno. Ellos no son del mundo, como tampoco lo soy yo. Santifícalos en la verdad; tu palabra es la verdad. Como tú me enviaste al mundo, yo los envío también al mundo. Y por ellos me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad. Yo ato su voluntad a Tu voluntad y a la verdad de Tu Palabra.

Aunque yo no pueda verlos donde se encuentran Señor, Tus ojos no se apartarán de ellos. Visítalos con tus milagros, visítalos con tu sabiduría, que Tu Espíritu los redarguya de pecado, justicia y juicio para que se aparten del pecado y anhelen una relación correcta Contigo Señor.  Todas las palabras negativas habladas sobre mis hijos por ignorancia o con intención son borradas. En el nombre de Jesús que las puertas que, legal o ilegalmente, han abierto un camino para que la actividad demoníaca opere en las vidas de mis hijos se cierren para siempre. Las estadísticas de los hijos del mundo no los superarán, porque son hijos de la luz. Los semblantes de mis hijos brillarán sobre los hijos del mundo. No comerán de la porción del rey, sino que serán continuamente transformados a la imagen de Cristo, en el nombre de Jesús. Amén.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

 

 

 

Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"