Categorías
Sin categoría

MADRES DE RODILLAS DIA 10

BENDITO EL FRUTO DE TU VIENTRE

Te conocía aun antes de haberte formado en el vientre de tu madre; antes de que nacieras, te aparté y te nombré mi profeta a las naciones. Jeremías 1:5

Dios sabe todo sobre nosotros incluso antes de que nazcamos. Cada hijo nace en el tiempo y el propósito de Dios, ninguno es fruto de la casualidad. Cuando Dios pone vida en nuestro vientre nos ha considerado fieles para cumplir esta misión. Cada madre es clave en la vida del bebé que lleva en su vientre para bendición o para maldición. El Dr. Thomas Verny dice: “El radar emocional del niño es tan sensible que registra incluso los más leves temblores de las emociones maternas” ellos escuchan, experimentan, degustan  y sienten. En nuestro tiempo la tecnología del ultrasonido nos ha dado una muestra sorprendente de los niños no nacidos, se succionan el pulgar, sonríen, responden a la música etc. Sin embargo la Biblia nos da un ejemplo de esto en Lucas 1:41 Y aconteció que cuando Elisabet oyó el saludo de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fue llena del Espíritu Santo. Luego en el verso 44 dice: Porque he aquí, apenas la voz de tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de gozo en mi vientre.

Para incrementar aun más la importancia de aquel salto, piensen en lo que el ángel dijo al esposo de Elizabet, Zacarías, antes que su hijo fuera concebido. En Lucas 1:14-15, el ángel dijo: «Y tendrás gozo y alegría, y muchos se regocijarán por su nacimiento. Porque él será grande delante del Señor; no beberá ni vino ni licor, y será lleno del Espíritu Santo aun desde el vientre de su madre». Así que aquel salto no solo era un salto de gozo, sino un salto de gozo inspirado por el Espíritu Santo por una bendición declarada sobre él desde antes de nacer. Esto nos hace entender la importancia de orar y bendecir a los niños desde el vientre con palabras de amor, aceptación, bienvenida y bendición.

Si rechazaste al bebé que llevas en tu vientre porque no fue deseado o porque lo consideras una intromisión en tu vida y tus planes, hoy es un día para arrepentirte, por haber maldecido la identidad de tu bebé, pedir perdón a Dios, a tu bebé y comenzar a bendecirlo. Pon tus manos en tu vientre y profetiza sobre tu bebé que será lleno del gozo del Espíritu Santo.

LECTURAS PARA HOY: Salmos 139:1-17; Lucas 1 – Salmos 22:9-11 – En la cultura hebrea, el niño antes de nacer era una prioridad tanto para la madre como para la familia. Esta medida protectora establecida por Dios creaba la máxima oportunidad para que el niño antes de nacer recibiera una impartición de bendición mientras aún estaba en el vientre. Las madres tenemos un poder creativo en nuestra boca para bendecir porque la proclamamos con un corazón que cree. Es crucial que como madres embarazadas comprendan cuan poderosas pueden ser sus palabras para revolucionar la vida del bebé que llevan en su vientre. Las abuelas también tenemos ese privilegio. Solo tengo un nietecito de 6 meses, pero comencé a bendecirlo proféticamente desde que me enteré del embarazo de mi hija.  Cuando fijen sus ojos en Aquel que cumple Sus promesas, no solo podrán recordar todo lo que Dios ha hecho, sino que también podrán atesorar estas cosas profundamente en su corazón para hablarlas sobre sus vientres.

OREMOS

Dios todopoderoso, te agradezco lo que estás haciendo en mí. Tu palabra dice que cada regalo perfecto viene de Ti . Gracias por crear este hermoso bebé que está creciendo en mi vientre. Señor, ya has programado los días en que este niño estará en este mundo mientras todavía está entretejido en mi vientre; eso es asombroso. Señor, oro para que este regalo perfecto continúe desarrollándose en mi vientre sin complicaciones. Tu eres un escudo alrededor de mi bebé se desarrolle completamente.

Padre, decreto hoy que el fruto de mi vientre es bendecido. Que mi bebé siempre esté arriba, nunca debajo. Permite que este niño sea una fuente de alegría y consuelo para otras personas y para nosotros. Señor, que Tu rostro brille siempre sobre este bebé. Que Tu gracia, misericordia y paz lo sigan cada día de su vida.

 

Señor Dios Todopoderoso, hoy traigo a mi bebé ante tu trono de gracia. Vengo contra cualquier tipo de enfermedad y dolencia que se planeen contra nosotros. Señor, protégenos contra cualquier plan del enemigo. Escóndelo debajo de Tus alas para que pueda desarrollarse hasta la madurez en mi útero. Ayuda a nuestro hermoso bebé a saber que es amado íntegra y profundamente y para siempre primero por Ti, y luego por nosotros su familia. Bendice a este bebe para crezca en estatura y sabiduría para llegar a ser una persona de influencia como Daniel, como Josué o como Ester y Débora.

Que este niño por nacer te sirva con todo su corazón desde la infancia. Que mi hijo(a) haga las cosas que se alinean con Tu plan para la gloria y el honor de Tu Santo Nombre. Llénalo en mi vientre con Tu luz, poder, majestad y gloria, así como hiciste en el vientre materno de María, de Elizabeth, de Ana, para engendrar libertadores. Que el Dios Todopoderoso te bendiga bebé y te mande bendiciones desde arriba en el cielo, y bendiciones desde abajo en lo más profundo. Que te dé bendiciones desde los pechos y el vientre. Génesis 49:25. En el nombre de Jesús. Amen

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"