Categorías
Sin categoría

MADRES DE RODILLAS DIA 12

Para que sean intachables y puros, hijos de Dios sin culpa en medio de una generación torcida y depravada. En ella ustedes brillan como estrellas en el firmamento. Filipenses 2.15

 NO TEMAS ESTORBAR EL PECADO EN TUS HIJOS

 La Biblia no menciona quien era la mamá de los hijos de Elí  Ofni y Finees, lo que si menciona es su fracaso como padre al no estorbar el pecado en ellos.  La palabra “ESTORBAR” significa “poner dificultad u obstáculo a la ejecución de algo” en este caso, estorbar el pecado. Elí era el sumo sacerdote de la nación de Israel. En tal calidad, estaba bien versado en la ley de Dios. En su vida personal, es probable que haya ejecutado sus deberes sacerdotales fielmente. Quizás hasta haya enseñado fielmente la ley de Dios a sus hijos. Pero está claro que era débil, flojo, demasiado indulgente con sus hijos, y no administró la disciplina que ellos necesitaban, lo cual condenó a sus hijos a muerte y trajo muchas calamidades.

La Biblia relata en 1 Samuel 4:19-22 “La nuera de Elí, esposa de Finees, estaba embarazada y próxima a dar a luz. Cuando se enteró de que habían capturado el arca de Dios y que su suegro y su esposo habían muerto, entró en trabajo de parto y dio a luz. Ella murió después del parto, pero antes de que muriera las parteras trataron de animarla. «No tengas miedo —le dijeron—. ¡Tienes un varón!». Pero ella no contestó ni les prestó atención. Al niño le puso por nombre Icabod (que significa «¿dónde está la gloria?») porque dijo: «La gloria de Israel se ha ido». Le puso ese nombre porque el arca de Dios había sido capturada y porque murieron su suegro y su esposo. Y luego dijo: «La gloria se ha ido de Israel, porque el arca de Dios ha sido capturada».

Los actos intencionales de pecado que permites en tus hijos y no resuelves hará que la gloria de Dios se vaya de tu casa.(Romanos 3:23) Necesitas ser un guardia en la puerta de tu casa y vigilar que entra por ella (Jeremías 6:27) música, películas, libros, amigos, que es lo que ven en internet, que lugares frecuentan, que esconden en sus habitaciones. Sin importar la edad, muchas veces debes sentarte con ellos para tener conversaciones serias, y quizá un poco tensas, de confrontación, reprensión, y corrección. Habrá tiempos en que debemos estorbar el pecado y disciplinar con valentía basada en la autoridad que Dios nos da, pero también con sabiduría de Dios. La disciplina no es un castigo. El castigo tiene como propósito herir y aplastar el espíritu. La disciplina entrena, enseña y corrige con amor, para desarrollar un carácter con temor de Dios en el hijo. Proverbios 31:26 dice sobre la mujer virtuosa: “Abre su boca con sabiduría, y hay enseñanza de bondad en su lengua”. Se puede disciplinar con amor, pero lo importante es ser consistente y poner límites.

Proverbios 29:15 dice: “La vara y la reprensión dan sabiduría, pero el niño consentido avergüenza a su madre”. Estamos viviendo tiempos en los cuales en muchos hogares la permisividad y el libertinaje son aceptados, y en algunos casos hasta alabados, como patrón normal de comportamiento.  Los niños que no son disciplinados, crecen en rebelión, no tienen respeto por la autoridad, y como obvio resultado, no estarán dispuestos a obedecer y seguir a Dios. Dios utiliza la disciplina con sus hijos para corregirlos y guiarlos por el camino correcto; así como para llevarlos al arrepentimiento de nuestras acciones (Salmo 94:12; Proverbios 1:7, 6:23, 12:1, 13:1, 15:5; Isaías 38:16; Hebreos 12:9).

Sin embargo, hay algo muy importante que no puedo dejar de mencionar. Yo no puedo decirle a mis hijos “haz lo que digo no lo que hago”  Lo que yo veo en mis hijos probablemente es lo que ellos ven en mí. Es necesario pedirle a Dios que estorbe el pecado también en nosotras para poder ser un ejemplo para ellos digno de imitar. Teresa de Calcuta dijo: “La palabra convence, pero el ejemplo arrastra. No te preocupes porque tus hijos no te escuchan, te observan todo el día”

LECTURAS PARA HOY: 1 Samuel 2:12-36; Efesios 6:1-4; Colosenses 3:18-25 – Amadas, no descuidemos a nuestros hijos, ni consintamos el pecado en ellos escudándonos en un amor mal entendido. Vigilemos aún los pequeños detalles y actuemos a tiempo. En estos tiempos de avanzada tecnología, donde el llamado del mundo es cada vez más fuerte, es cuando más necesitamos vigilar a nuestros hijos para que no se nos desvíen del camino correcto. Cuando una madre ora por sus hijos, Dios se encarga de revelarle lo que ellos hacen en secreto sobre todo cuando son adolescentes o jóvenes. El querer lo mejor para nuestros hijos debe incluir la preservación de su alma, así que debemos ser sabias y estorbar el pecado por el resto de sus vidas. 

OREMOS:

 

Padre en el nombre de Jesús rompemos la asignación de anticristo de la próxima generación en el nombre de Jesús. Esto ha venido en contra de la unción y ha venido en contra de los milagros ha venido para tratar de sacarlos del ambiente sobrenatural de Dios. Señor gracias por las señales y milagros que veremos en los días por venir, declaramos un movimiento de milagros que destruye todo yugo de anticristo de nuestra mente, de las mentes de nuestros hijos. Declaramos que esta generación va a estar diez veces mas ungida que nosotros.

Cada enemigo oculto y secreto que opera entre bastidores sea descubierto ahora por el Espíritu Santo de Dios, sea descubierto para siempre. Mis hijos no vivirán llevando secretos, ni cosas ocultas, ni doble vida, ni doble moral. Ellos confrontarán sabiamente toda situación en su vida para que toda herida sea sanada. Te pido perdón Señor si como padres hemos sido desobedientes, malos e incrédulos.  Ahora tomo autoridad y ordeno que cada maldición y cada pecado generacional de mi vida y de las vidas de mis antepasados sea desconectado de la herencia de mis hijos, en el nombre de Jesús. La rebelión, la desobediencia y la incredulidad no tienen ningún dominio sobre mi simiente. Hablarán sobre su simiente las palabras que yo hablo sobre ellos.

Jesús me ha dado autoridad para bendecir a mi simiente.  Quiebro todo poder, seducción, fascinación de la presión de grupo y de amistades impías. Mis hijos no cederán a la seducción del grupo impío para ganar aceptación, ni aprobación pues ellos saben que el amor y la aceptación verdadera solo proviene de nuestro Padre Celestial. Mis hijos no están atados e influenciados por el «espíritu del mundo».  Mis hijos están en el mundo, pero no son del mundo, nunca andarán en los caminos del incircunciso. Declaro ahora que toda puerta que legal o ilegalmente, se ha abierto y ha hecho un camino para que la actividad demoníaca opere en la vida de mis hijos es cerrada y sellada con la Sangre de Jesús para siempre.

Isaías 59:21 En cuanto a mí dice el Señor, este es mi pacto con ellos: Mi Espíritu que está sobre ti, y mis palabras que he puesto en tu boca, no se apartarán de tu boca, ni de la boca de tu descendencia, ni de la boca de la descendencia de tu descendencia, dice el Señor, desde ahora y para siempre.

Isaías 49:25 Pero así dice Jehová: Ciertamente el cautivo será rescatado del valiente, y el botín será arrebatado al tirano; y tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos.

Isaías 54:13 Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová; y se multiplicará la paz de tus hijos.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"