Categorías
Sin categoría

NO ES EL FIN DEL MUNDO

AUTO AISLAMIENTO, CUARENTENA Y LEY MARCIAL: NO ES EL FIN DEL MUNDO, ES EL COMIENZO DEL MAS GRANDE AVIVAMIENTO DE LA HISTORIA

¡Miren entre las naciones! ¡Observen! ¡Asómbrense, quédense atónitos! Porque haré una obra en sus días Que ustedes no la creerían si alguien se la contara. Habacuc 1: 5

Esta es una palabra de Chad Taylor que voy a compartir en dos partes porque es un poco extensa, pero que puede darnos un panorama de como Dios se está moviendo en medio de esta crisis mundial. Estoy convencida que si viene un avivamiento este tiene que comenzar en nuestros hogares. Así que, no es casualidad que los niños estén en casa, muchos padres estén trabajando desde su hogar y todos estemos en una “Pausa Divina”. Levante un altar de adoración a Dios en su hogar de modo que todos se vuelvan a El.

Habacuc 3:2 Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí. Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, en medio de los tiempos hazla conocer; en la ira acuérdate de la misericordia.

“Vivimos en un momento en que muchos cristianos de todo el mundo no son ajenos a la cuarentena, las iglesias subterráneas, el auto aislamiento, etc. La iglesia subterránea en China, por ejemplo, Corea del Norte, Oriente Medio y muchas partes del mundo, prosperan en este tipo de circunstancias y estadísticamente son las iglesias de más rápido crecimiento en el mundo de hoy. Estas duras circunstancias son como un efecto invernadero que hace que el Evangelio explote exponencialmente allí. Lo que muchos ven como un inconveniente, otros lo ven como una oportunidad divina para que Dios revele Su poder. En el Libro de los Hechos, la iglesia primitiva estaba exiliada y el gobierno impuso muchas veces el exilio. Era muy volátil e ilegal ser un «cristiano» como leemos en Hechos 9:1, «Saulo, respirando todavía amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, fue al sumo sacerdote… »

“En cada vuelta, la iglesia primitiva estaba en cuarentena, dispersa, no se le permitía reunirse en ninguna reunión sustancial y era perseguida. Pero mira lo que pasa después. En el aposento alto, a menudo nos imaginamos una iglesia pintoresca como un escenario a través de nuestra lente posmoderna. Pero no podría estar más lejos de la verdad. ¡Estaban en el aposento alto porque era su único refugio en ese momento! Más allá de los muros estaban las violentas amenazas de Saulo con órdenes de arresto y toda la legión romana. Estaban en completo exilio y aislamiento. Sin embargo, los dispositivos del diablo y las tácticas de terror para destruir el progreso del Evangelio estaban a punto de tener el efecto completamente opuesto: ¡EXPLOTO EL AVIVAMIENTO!”

“Después que oraron, el lugar donde estaban reunidos tembló, y todos fueron llenos del Espíritu Santo y hablaban la palabra de Dios con valor». (Hechos 4:31) En lugar de quejarse y murmurar sobre sus circunstancias y rogarle a Dios que desapareciera, lo reciclaron en una oración concentrada, centralizada y unificada que voló el techo. El telón oscuro de presagios se convirtió en el fusible que encendió la dinamita. “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos juntos en un mismo lugar, y de repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso que llenó toda la casa donde estaban sentados”.    (Hechos 2: 1-2) Luego pusieron el mundo al revés”.

EL LUGAR DONDE ESTABAN SECUESTRADOS FUE SACUDIDO

“¿Podría ser que estemos en otro Pentecostés? ¿Podría ser que, en estos momentos históricos de aislamiento, exilio autoimpuesto, «cuartos superiores» y «celdas de prisión» forzados Dios tiene un plan predeterminado? ¿Podría ser que El esté a punto de reventar nuestras nociones y contingencias pre condicionadas y preconcebidas de lo que realmente es el avivamiento? Mire otro ejemplo de aislamiento extremo y confinamiento impuesto por el gobierno: “Después de darles muchos azotes, los echaron en la cárcel, ordenando al carcelero que los guardara con seguridad; el cual, habiendo recibido esa orden, los echó en el calabozo interior y les aseguró los pies en el cepo. Como a medianoche, Pablo y Silas oraban y cantaban himnos a Dios, y los presos los escuchaban. De repente se produjo un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel fueron sacudidos. Al instante se abrieron todas las puertas y las cadenas de todos se soltaron”. (Hechos 16: 23-26)”

“A medida que las naciones y ciudades de todo el mundo imponen cuarentenas e incluso leyes marciales que cierran restaurantes, bares, reuniones públicas e incluso iglesias, ¿Podría ser posible que tengamos una cita divina con uno de los movimientos más grandes de Dios como en el primer siglo? Yo creo que sí. Pero gran parte depende de nuestra respuesta en estos momentos como lo hizo con Pablo y Silas en una celda húmeda y oscura de la prisión. ¿Imagínese si hubieran sido complacientes? ¿Quejándose y sin ganas de ver lo que Dios estaba por hacer? El resultado podría haber sido muy diferente. Pero no lo hicieron. ¡Comenzaron a adorar a Dios a la medianoche en su cuarentena forzada y Dios sacudió el lugar y TODOS los prisioneros fueron liberados! Veo las «cárceles» como mentalidades religiosas y también cómo percibimos que debemos hacer las cosas para avanzar. Estándares y tradiciones que hemos consolidado durante años. Incluso nuestros modelos de iglesia y modelos de oración cambiarán radicalmente en esta temporada. «¡El lugar donde oraron fue sacudido!»

Hechos 2:1-2 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos juntos en un mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso que llenó toda la casa donde estaban sentados.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"