Categorías
Sin categoría

ÁNGELES AL RESCATE

De repente se le apareció un ángel del Señor, y una luz brilló en la celda; y el ángel tocó a Pedro en el costado, y lo despertó diciéndole: «Levántate pronto». Y las cadenas se cayeron de las manos de Pedro. Hechos 12: 7

Esta es la segunda parte de la palabra de Chad Taylor. A través de la Biblia vemos a muchos ángeles venir en ayuda de muchos personajes. Su trabajo consiste en ejecutar la voluntad de Dios en el cielo y en la tierra, guardar, proteger y vigilar para que la Palabra y las promesas de Dios se cumplan.

“Momentos como estos traen el Cielo a la tierra como nada concebiblemente puede hacerlo. Pedro estaba en cuarentena y la muerte lo esperaba en la mañana. Pedro debe haber recordado lo que hizo Jesús en la tormenta: ¡durmió! Pero ¿qué fue lo que realmente trajo este repentino momento «DEL CIELO A LA TIERRA»? ¡LA ORACION! La oración ferviente es efectiva. «Así pues, Pedro era custodiado en la cárcel, pero la iglesia hacía oración ferviente a Dios por él…» (Hechos 12:5) El Cuerpo de Cristo entró en marcha y convocó a vigilias de oración durante toda la noche. No en edificios, sinagogas o alguna otra meca, ¡SINO EN UNA CASA! Era el único lugar seguro en ese momento.

Lo que la mayoría ve completamente como un conflicto en su rutina normal, puede convertirse en una de las mejores reuniones de oración en la historia del mundo. Solo una vez hemos visto al mundo entero detenerse repentinamente así. Todas las formas de adoración de ídolos públicos se detuvieron. El choque de espadas y escudos se detuvo. Todos los negocios, el comercio y el dinero se detuvieron. Y la voluntad de Dios se cumplió profundamente en la tierra: «Y el sol se detuvo, y la luna se paró, hasta que la nación se vengó de sus enemigos…» (Josué 10:13) La tierra se detuvo y el tiempo se detuvo. ¿Recuerdan lo que ocurrió después de la muerte de Jesús? Un gobierno impuso una sanción que le costó la vida en una cruz y luego esto: “Y el sol se oscureció, y el velo del templo se rasgó por la mitad»(Lucas 23:45)

En este momento de «OSCURIDAD» a medida que se cierran las cortinas, en algunas ciudades se puede ver la presencia de la guardia militar y nacional, los lugares públicos e incluso las iglesias cerradas. Un silencio sagrado cubre toda la tierra. Un “SELAH”. Imagínense por un momento si pueden, cristianos en todas partes, dejen de ver lo desfavorable y las revocaciones que están sucediendo en todo el mundo, y COMIENCEN A ADORAR Y ORAR. Como Pablo y Silas a medianoche. Así como la iglesia primitiva, cuando el confinamiento en masa era común y muchos se refugiaron en las catacumbas bajo Roma. Oremos con fervor e intensidad. No solo por nuestra libertad y para que estas restricciones se levanten, ¡SINO PARA QUE DIOS SE MUEVA! Para que las prisiones sean sacudidas y los prisioneros sean liberados. ¿IMAGINENSE POR UN MOMENTO SI EL MOVIMIENTO DE DIOS FUERA IGUAL A LA EMERGENCIA? El mayor avivamiento en la historia humana nos espera y miles de millones, sí miles de millones nacerán de nuevo.

DANIEL EN FOSO DE LOS LEONES: NACIONES NACIDAS EN UN DÍA

Cuando Daniel fue puesto en cuarentena forzada en el foso de los leones, realmente parecía que todo estaba terminado. La vida como la conocía había terminado. Vale la pena señalar también por qué Daniel fue encarcelado, ¡ORO! Oraba tres veces al día. Levantando sus cortinas hacia Jerusalén y al hacerlo violó la ley impuesta para matarlo. «Entonces estos hombres, de común acuerdo, fueron y encontraron a Daniel orando y suplicando delante de su Dios…» (Daniel 6:11) Lo que sigue todos hemos leído y escuchado miles de veces. Fue puesto en una de las cuarentenas más implacables de todos los tiempos: El foso de los leones.

Es en estos momentos extremos y sin precedentes que se establece el escenario épico para que Dios se mueva más. Es paradójico pero la verdad innegable. En lugar de quejarnos y murmurar, necesitamos levantar el mayor movimiento de oración que la tierra haya visto. Líderes, iglesias y cristianos de todo tipo, en todas partes, orando. Orando para que Dios se mueva con poder, para que las naciones sean salvas, para que miles de millones que aún no conocen a Jesús clamen a Él. Tienen miedo y terror. Están en un lugar donde, de lo contrario, nunca considerarían pedirle ayuda a Dios, ¡pero ahora lo están! El resultado de esto es simplemente insondable, indescriptible. Estamos en una época divina, un momento aparentemente imposible cuando estas palabras escritas hace siglos son realmente palpables, creíbles: “Sino como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han entrado al corazón del hombre, son las cosas que Dios ha preparado para los que lo aman”. Pablo tomó prestado de Isaías, «Desde la antigüedad no habían escuchado ni puesto atención, ni el ojo había visto a un Dios fuera de Ti que obrara a favor del que esperaba en Él.» (1 Corintios 2: 9, Isaías 64: 4) ¡ESTE ES UN DIA DE VISITACION!

En estos cruces críticos en la historia mundial, estos segmentos históricos, a medida que el tiempo parece haberse detenido repentinamente. Los líderes más altos, venerados, distinguidos, reyes y reinas reales, toda la pompa y el esplendor del mundo, magistrados y presidentes, actores y atletas, TODOS están buscando respuestas ahora. TODOS están buscando ayuda. Ese clamor está a punto de alcanzar un crescendo que no hemos visto en los tiempos modernos, tal vez nunca. Y, lo que vean a la iglesia hacer en momentos como este, en este momento, puede ser la pieza clave para su salvación y la salvación de las naciones. Como Felipe con el eunuco etíope. Pablo ante el rey Agripa. Jesús ante Pilato. Moisés ante el faraón. Ester ante el imperio persa. ¡Ah, pero ahora miren lo que sucedió a la mañana siguiente en el foso de los leones! “Entonces el rey se levantó al amanecer, al rayar el alba, y fue a toda prisa al foso de los leones. Y acercándose al foso, gritó a Daniel con voz angustiada. El rey habló a Daniel y le dijo: “Daniel, siervo del Dios viviente, tu Dios, a quien sirves con perseverancia, ¿te ha podido librar de los leones?”. Entonces Daniel respondió al rey: “Oh rey, viva para siempre”. (Daniel 6: 19-21) ¡NO ES EL FIN DEL MUNDO, ES EL COMIENZO DEL MAS GRANDE AVIVAMIENTO!

Daniel 6:22-23 Mi Dios envió Su ángel, que cerró la boca de los leones, y no me han hecho daño alguno porque fui hallado inocente ante Él. Y tampoco ante usted, oh rey, he cometido crimen alguno. El rey entonces se alegró mucho y mandó sacar a Daniel del foso. Cuando Daniel fue sacado del foso, no se encontró en él lesión alguna, porque había confiado en su Dios.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"