Categorías
Sin categoría

CELEBRARE LA PASCUA EN TU CASA

Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos. Mateo 26:18

Nos preparamos para conmemorar un año más la muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo, este será un año diferente, no habrá vacaciones en la playa ni en ningún otro lugar, no habrá distracciones, solamente un llamado Divino a estar en Su reposo. Dios ha orquestado todos nuestros pasos y está dándonos un “SELAH” en nuestros hogares con nuestra familia. Un tiempo propicio para decirle “VISITA MI CASA SEÑOR”. Permitamos que Su presencia permanezca en cada hogar, hagamos habitación para El en nuestros corazones y escondámonos como familias bajo la sombra de Sus alas mientras pasa la tormenta.

La Pascua es una fiesta que celebra la grandeza de Dios. El dio instrucciones a los Israelitas en Egipto de como evitar que el desastre, o destructor, «PASARA» por sus casas (Éxodo Capítulos 11 y 12). La palabra «Pascua» viene de la palabra hebrea «Pésaj» (pésakj 6453), cuya raíz es la palabra «pasáj (pasákj 6452), que significa: “saltar encima, pasar por encima, cojear”; y en sentido figurado “preservar”, “mostrar misericordia”. Alude a la promesa de Dios que el ángel del Señor no heriría de muerte a toda casa de familia, que hubiera aplicado la SANGRE DEL CORDERO esa noche (Deuteronomio 16:1-8 – Éxodo 12). En el Nuevo Testamento, la Biblia nos enseña que Jesucristo es nuestra Pascua. Su sacrificio ya fue hecho, pero se requiere que nosotros sigamos, continuamente, quitando toda vieja levadura, de manera que seamos una nueva masa limpia y santa para Dios, «de sinceridad y verdad”.

1 Corintios 5:7-8 Desháganse de la vieja levadura para que sean masa nueva, panes sin levadura, como lo son en realidad. Porque Cristo, nuestro Cordero pascual, ya ha sido sacrificado. Así que celebremos nuestra Pascua no con la vieja levadura, que es la malicia y la perversidad, sino con pan sin levadura, que es la sinceridad y la verdad.

La Pascua todavía está disponible para nosotros hoy. Jesús fue crucificado y resucitó de entre los muertos durante las fiestas de la Pascua. 50 días después, Dios envió el poder del Espíritu Santo. (Hechos 2:1-13) Esto nos permite hoy estar llenos del poder de Dios, que va un paso más allá de la salvación misma. Cuando los tiempos son inciertos, Dios puede revelarnos las estrategias que nos permitirán evitarlos o incluso recibir una bendición en medio de los tiempos difíciles. (Génesis 26 y 41). Con esta breve reflexión en nuestro corazón, les comparto la palabra profética de Chuck Pierce, un profeta entendido en los tiempos a quien he seguido durante muchos años por la manera en que Dios lo usa. El escribió:

“Comencé a profetizar en septiembre pasado que este año sería una “VERDADERA PASCUA” Aunque hemos celebrado muchas Pascuas, el Espíritu de Dios dijo que este sería el año en que realmente tendríamos que entender la Pascua. Dijo que condiciones parecidas a una peste golpearían la tierra, y febrero, marzo y abril serían infernales. Pero que Él estaba mirando a las naciones para ver qué naciones eran «PASADAS DE LARGO.» Entonces comencé a ver que el verdadero problema sería una reorganización económica en todo el mundo. Yo veo que si celebramos y honramos SU SANGRE, la estructura de muerte que se apoderó de estas naciones cambiará en la Pascua. Veo que el número de muertos en las naciones que celebran y honran Su Sangre y lo reconocen, comenzará a disminuir después de la Pascua. Pero recuerden, una vez que los israelitas pasaron de largo todavía tenían 40 días para avanzar en su promesa. Tuvieron grandes problemas durante ese período de 40 días, y pospusieron su promesa por 40 años. Decreto que durante este período de 40 días no habrá aplazamiento. Esto es exactamente lo que el Espíritu de Dios me dijo y lo que he estado diciendo desde septiembre” (Chuck Pierce)

Celebremos este tiempo con actos de fe y amor dando gracias a Jesús como nuestro Salvador y a su sacrificio por medio del cual nos otorgó redención. El está totalmente comprometido con la seguridad eterna de Sus hijos porque fuimos comprados con Su sangre.

Apocalipsis 5:9-10 y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"