Categorías
Sin categoría

¿TEMOR A LA PROVISION?

Entonces mandó a la gente recostarse sobre la hierba; y tomando los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió y dio los panes a los discípulos, y los discípulos a la multitud. Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, doce cestas llenas.Y los que comieron fueron como cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños. Mateo 14:19-21

Ante la cuarentena por causa del COVID-19, todos hemos experimentado emociones negativas que nunca antes habíamos sentido. Algunos porque ya no tienen trabajo, otros porque penden de un hilo, negocios cerrados, rentas y pagos que no se detiene, etc. Esta pandemia ha pegado duro en la economía mundial, y todos estamos siendo afectados. Sin embargo, una de las cosas que me ha mantenido firme, es creer que no vivo bajo la economía del mundo, sino bajo la economía de Dios que requiere que tenga FE EN SUS PROMESAS, con la seguridad que El es el dueño de todo y nos da generosamente todo lo que necesitamos. Leer este mensaje del Pastor David Wilkerson me animó así que no podía dejar de compartirlo con ustedes. Los milagros ocurren cuando nos atrevemos a creer.

Debemos recordar nuestras liberaciones pasadas como armas contra todo temor

“Que rápido olvidamos las grandes liberaciones que Dios ha hecho en nuestras vidas. Que fácilmente damos por descontado los milagros que el ha hecho en nuestro pasado. Sin embargo, la Biblia nos dice una y otra vez, “Recuerda tus liberaciones.” Nos parecemos tanto a los discípulos. Ellos no entendieron los milagros de Jesús cuando el alimentó a miles en forma sobrenatural solo con unos pocos panes y peces. Jesús hizo este milagro dos veces, alimentando a 5 mil personas una vez y a un gentío de 4 mil la próxima. Pero, solo unos días después, los discípulos habían dejado caer estos eventos de su memoria”.

“Sucedió cuando Jesús les advirtió acerca de la levadura de los fariseos. Los discípulos pensaron que el había dicho esto porque a ellos se les había olvidado traer pan para su viaje. Pero Cristo les contesto: “¿No entendéis aun, ni os acordáis de los cinco panes entre cinco mil hombres, y cuantas cestas recogisteis? ¿Ni de los siete panes entre cuatro mil, y cuantas canastas recogisteis?” (Mateo 16:9-10). Según Marcos, Cristo se abrumo al ver cuan rápidamente los discípulos habían olvidado sus increíbles obras. Jesús dijo: ¿No entendéis ni comprendéis? ¿Aun tenéis endurecido vuestro corazón? ¿Teniendo ojos no veis, y teniendo oídos no oís? ¿Y no recordáis? Cuando partí los cinco panes ente cinco mil, ¿Cuántas cestas llenas de los pedazos recogisteis?” (Marcos 8:17-19)”.

“¿Qué nos dicen estos pasajes? Esta claro que ninguno de los discípulos se detuvo a considerar lo que estaba sucediendo mientras esas alimentaciones milagrosas tomaron lugar. Trata de imaginarte a estos hombres caminando entre el gentío cargando canastas, repartiendo panes y peces que se multiplicaban milagrosamente ante sus ojos. Uno pensaría que esos discípulos hubieran caído sobre sus rodillas, gritando, ¿Cómo puede ser posible? Es simplemente sorprendente. Esta totalmente más allá de la explicación humana. “O Jesús, verdaderamente que eres el Señor.” Los imagino apurando a la gente que servían, “Toma, disfruta de comida milagrosa, enviada desde la gloria. Jesús lo ha provisto. ¡Miren a nuestro Dios, y adórenle!”

“Los discípulos vieron estas obras milagrosas con sus propios ojos. Pero, de alguna manera, el significado de los milagros no se registró en ellos. Y ahora, solo un corto tiempo después, estaban llenos de dudas y preguntas acerca de “no tener pan.” Jesús tuvo que señalarles: “Cuan rápidamente han olvidado los milagros que Dios obro para ustedes. Ustedes no entendieron su liberación.” También me pregunto: ¿Por qué esos gentíos que fueron alimentados tan milagrosamente, no se levantaron y adoraron a Jesús? ¿Por qué no alabaron a Dios con voces en alto y brazos extendidos? Evidentemente, ellos tampoco entendieron su milagro. Y fue por la misma razón que tú y yo olvidamos rápidamente los milagros de Dios en nuestras vidas. Las liberaciones de ayer son olvidadas rápidamente en medio de las crisis de hoy”.

A través de ambos Testamentos, leemos, “Recuerda la mano poderosa del Señor, para hacer milagros a tu favor. Recuerda todas tus liberaciones pasadas.” Considera la exhortación de Moisés a Israel después del milagro del Mar Rojo: “Y Moisés dijo al pueblo: Tened memoria de este día, en el cual habéis salido de Egipto, de la casa de servidumbre, pues Jehová os ha sacado de aquí con mano fuerte;… y cuando mañana te pregunte tu hijo, diciendo: ¿Qué es esto? Le dirás: Jehová nos saco con mano fuerte de Egipto, de casa de servidumbre;… Te será, pues, como una señal sobre tu mano, y por un memorial delante de tus ojos, por cuanto Jehová nos saco de Egipto con mano fuerte.” (Éxodo 13:3, 14, 16).

“Nuestro Señor Jesucristo ha conquistado la muerte, y hoy el se levanta victorioso sobre cada prueba que enfrentas. Además, él esta contigo en tu prueba. Te animo: levanta tus ojos de tu dolor, y recuerda sus maravillosas obras por ti. Entonces tendrás una visión de la majestad y gloria de Dios quien es tu liberación”. (David Wilkerson)

Mateo 6:31-32 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"