Categorías
Sin categoría

ESTE NO ES EL FINAL, ES UN NUEVO COMIENZO

Yo soy el Señor; ¡ese es mi nombre. No entrego a otros mi gloria, ni mi alabanza a los ídolos. Las cosas pasadas se han cumplido, y ahora anuncio cosas nuevas; ¡las anuncio antes que sucedan! Isaías 42:8-9

“Quiero animarlos, a pesar de lo que puedan estar sintiendo y de lo que siente el mundo ahora mismo, este no es el final. Es el comienzo de lo que hemos estado orando. La nueva década. No pierdan la esperanza. La belleza está levantándose de las cenizas de esta oscura temporada”.

“Recientemente, estuve hablando con un profeta experimentado, y le mencioné lo diferente que se está desarrollando este año. Muchas de las palabras proféticas que liberé y las de otros profetas, están tomando un nuevo significado y dimensión. Muchas veces cuando profetizamos lo nuevo, no tenemos la revelación de lo que realmente significa y lo que se necesita para habitar en lo nuevo. Las palabras proféticas pronunciadas sobre el año 2020 son verdaderas. El Señor comenzó a mostrarme que está usando esta pandemia para derribar el resto de nuestras estructuras y maneras de hacer las cosas que aún nos obstaculizan, para que podamos realmente abrazar lo nuevo. Dios usa las temporadas oscuras para hacer algo completamente nuevo. Así como el Espíritu de Dios se asentó sobre las aguas del abismo, el lugar del caos, en Génesis 1, el Espíritu de Dios se cierne sobre la tierra. De este lugar de tinieblas algo nuevo fue creado y surgió”.

“Dios no envió el COVID 19, pero lo está usando para hacer que todas las cosas obren para nuestro bien (Romanos 8:28). Él ha usado esta pandemia para exponer el marco de la Iglesia. El Señor me dio un sueño en marzo en el que vi al Señor sopesando Sus iglesias, y muchos no pasaban la prueba por sus motivaciones. En esta temporada, la Iglesia ha tenido que aprender a adaptarse y seguir siendo relevante en medio de la crisis. Algunas iglesias no saldrán de esta temporada. El Señor está levantando un remanente que lleva el corazón del Padre, y que han sido probados y comprobados en la crisis. Al despojar a la Iglesia de su marco, está dando lugar al mandato y marco apostólico/profético. La manera en que hemos hecho Iglesia en los años anteriores y en la última década no funcionará en esta nueva década. “He aquí que el Señor está haciendo una cosa nueva” (Isaías 43:18). Dios está usando este tiempo para quebrantar el espíritu de la religión, por el verdadero mandato del Reino. Esta es la hora de la reforma Apostólica”.

“El Señor está usando esta temporada para provocar y hacer que la Iglesia salga de sus paredes. El evangelio nunca fue pensado para permanecer dentro de paredes. Estamos llamados a ir y liberar el Reino y las buenas noticias. Donde ha habido una falta de evangelización, el Señor está usando esta temporada para desafiar a la Iglesia a un lugar de evangelización que no ha sido ocupado por algún tiempo. Este es el mejor momento para que la Iglesia brille en medio de la crisis. Estamos llamados a ser esa luz, una ciudad en una colina para que todos la vean (Mateo 5:14)”.

“La división y la calumnia de unos hacia otros debe terminar. Necesitamos ser un lugar al que la gente corra, no del que huya. Este es un año de reajuste no solo para cada uno, sino para el Cuerpo de Cristo. El restablecimiento puede definirse como ajustar o arreglar de una manera nueva o diferente. El Señor está restableciendo su Iglesia de nuevo al diseño original. Para aquellos que han sentido que es el fin, es el fin en el sentido de cómo hemos estado haciendo las cosas. El Señor está usando el año 2020 para derribar nuestras mentalidades, la forma en que hemos funcionado como iglesia y como sociedad. Las cosas no volverán a la normalidad en cierto sentido porque, se ha establecido una nueva normalidad. Vamos a ver nuevas voces y líderes que se levantarán en el ámbito de la Iglesia y en diferentes facetas de la sociedad”.

“A principios de año publiqué una palabra, «Tiempos de Refresco». En el momento en que la publiqué, no me di cuenta de la magnitud o la forma que tomaría. Jeremías 31:25 PDT dice:    “Refrescaré a los sedientos y fortaleceré a los que estén desfallecidos” Refrescar significa dar nueva fuerza o energía, revitalizar o revivir. El Señor está usando este tiempo para refrescar a Su Pueblo. Hay una nueva gracia y poder que vendrá sobre el Cuerpo de Cristo. Hay un nuevo ritmo que se está estableciendo en el Espíritu. Para movernos con y en el Espíritu, debemos mantenernos dando pasos guiados por el Espíritu de Dios (Gálatas 5:25). La palabra “paso” en el griego significa estar en formación como en la formación militar”.

“El Señor está restableciendo y reformando Su Cuerpo en formación para esta próxima década en la que hemos entrado. Para abrazar este nuevo ritmo, debemos abrazar lo nuevo, y dejar ir lo viejo. Este es el tiempo y la década del vino nuevo y la nueva gloria. Una gloria y un movimiento de Dios que aún no hemos experimentado. Ya viene. Miren (miren, disciernan) Está haciendo cosa nueva. No pierdan la esperanza. Las cosas están cambiando. La mano de Dios está provocando que la marea cambie. Saldremos victoriosos de esta temporada. Este es el fin de lo viejo y el comienzo de lo nuevo. Lo nuevo no está llegando. Lo nuevo ya está aquí”. (Madeline James)

Isaías 45:22-25 Vuelvan a mí y sean salvos, todos los confines de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay ningún otro. He jurado por mí mismo, con integridad he pronunciado una palabra irrevocable: Ante mí se doblará toda rodilla, y por mí jurará toda lengua. Ellos dirán de mí: “Solo en el Señor están la justicia y el poder”. Todos los que contra él se enfurecieron ante él comparecerán y quedarán avergonzados. Pero toda la descendencia de Israel será vindicada y exaltada en el Señor.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"