Categorías
Sin categoría

AUN ASI, YO ME REGOCIJARE EN EL SEÑOR

AUNQUE la higuera no florezca, ni haya frutos en las vides; AUNQUE falle la cosecha del olivo, y los campos no produzcan alimentos; AUNQUE en el aprisco no haya ovejas, ni ganado alguno en los establos; aun así, yo me regocijaré en el Señor, ¡me alegraré en Dios, mi libertador! Habacuc 3:17-18

El profeta Habacuc entendió que la ansiedad mata el gozo y sofoca la vida de Dios. Él estaba convencido de que Dios era todavía Dios a través de cada hambruna y de cada tiempo duro que enfrentaba. Recocijarnos en el Señor en medio de las pruebas y dificultades es la clave de nuestra victoria, porque es una declaración de nuestra fe y confianza en El. El decir AUNQUE ahora no tenga trabajo, AUNQUE ahora esté lleno de incertidumbre, AUNQUE no tengo idea como pagar las cuentas, AUN ASI YO ME REGOCIJARE EN EL SEÑOR. Dios habita y es entronado en medio de las alabanzas de Su pueblo. Cambiemos la queja por alabanza ¡Regocijémonos en el Señor, porque saldremos de esta Pandemia victoriosos y no amargados!

¿Recuerdan la batalla del rey Josafat en 2 Crónicas 20?

2 Crónicas 20:21-22 Después de consultar con el pueblo, Josafat designó a los que irían al frente del ejército para cantar al Señor y alabar el esplendor de su santidad con el cántico: «Den gracias al Señor; su gran amor perdura para siempre». Tan pronto como empezaron a entonar este cántico de alabanza, el Señor puso emboscadas contra los amonitas, los moabitas y los del monte de Seír que habían venido contra Judá, y los derrotó.

El Señor dice:

“Permítanme relajarlos de las presiones que tan fácilmente los asedian. No teman a ese dilema que parece ser demasiado grande para que ustedes lo resuelvan en lo natural, y permítanme liberarlos de la tormentosa ansiedad y la confusión en su mente. Confíen en Mi para proveer sus necesidades en cada área. Permítanme eliminar las cargas de su corazón mientras desenredan las situaciones complicadas.  Todos aquellos que están fatigados por las preocupaciones y pesos de este mundo, vengan a descansar en Mi y Yo restauraré su energía y reviviré su habilidad para resistir. Quiten su mirada de las circunstancias alrededor de ustedes y permítanme dirigir su camino. Confíen en Mi cuando todos los demás les fallen. No permitan que la preocupación o el temor los rebase. Yo los liberaré de esta angustia conforme se posicionan y vienen al lugar secreto de Mi presencia. Sean ¡fuertes y valientes! Mientras siguen Mi dirección. Yo despertaré y resucitaré esos sueños que se han desvanecido por el desánimo”.

“A medida que ustedes confían en Mi, ganarán la tenacidad para estar firmes una vez más y perseguir los planes por los que ustedes han estado luchando. Ganarán resistencia una vez más para correr la carrera como lo han deseado. Manténganse enfocados en Mi palabra y no vean las cosas en lo natural. Todo lo que es natural está sujeto a cambios. Yo Soy el Dios de la restauración y nada es imposible para Mi. A medida que ustedes se mantienen firmes en estos tiempos difíciles, ustedes saldrán como oro. Yo soy Su libertador, Yo soy el Dios de su destino y Yo estoy con ustedes en los fuegos de la aflicción. Aunque parezca que las olas de la adversidad los arrastran como en un torbellino, ¡NO TEMAN, REGOCIJENSE! y sepan que esto también pasará y sepan que Yo los llevaré a Mis planes y propósitos para su vida. Mientras confían en Mi, todo lo que vino en su contra se convertirá en su más grande testimonio. Sacúdanse una vez más, y Yo los haré más fuertes mientras resisten y ponen Su confianza en Mi, dice el Señor”. (Elaine Tavolacci)

2 Crónicas 20:9 “Cuando nos sobrevenga una calamidad, o un castigo por medio de la espada, o la peste o el hambre, si nos congregamos ante ti, en este templo donde habitas, y clamamos a ti en medio de nuestra aflicción, tú nos escucharás y nos salvarás”.

2 Crónicas 20:24-25 Cuando los hombres de Judá llegaron a la torre del desierto para ver el gran ejército enemigo, no vieron sino los cadáveres que yacían en tierra. ¡Ninguno había escapado con vida! Entonces Josafat y su gente fueron para apoderarse del botín, y entre los cadáveres encontraron muchas riquezas, vestidos y joyas preciosas. Cada uno se apoderó de todo lo que quiso, hasta más no poder. Era tanto el botín que tardaron tres días en recogerlo.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"