Categorías
Sin categoría

CORRE CON TUS OJOS PUESTOS EN JESUS

En cuanto a nosotros, tenemos todos estos grandes testigos que nos rodean como nubes. Así que debemos soltar cada herida que nos ha perforado y el pecado en el que caemos tan fácilmente. Entonces podremos correr la carrera de maratón de la vida con pasión y determinación, porque el camino ante nosotros ya ha sido marcado. Hebreos 12:1 TPT

Hemos llegado al quinto mes del año y para todos ha sido un año bastante duro y difícil. Lo que menos esperábamos era una fuerte sacudida a nivel mundial que nos obligara a entrar en un confinamiento, en unos países mas restringido que en otros, en donde Dios cerró todas las puertas para someternos a un refinamiento. El ha estado eliminando de nuestra vida las áreas que nos robaron y retuvieron en temporadas pasadas, para darnos un nuevo comienzo, ha estado podando y pidiéndonos volver nuestra mirada hacia El. Sin embargo, hay un peligro latente, mientras las cosas comienzan a volver a la normalidad. Se requiere un nuevo mapa de ruta para nuevos desafíos. Pero más importante, fue anunciada desde el Cielo una consagración renovada del corazón para realinearnos, antes de entrar en el territorio nuevo.

Hoy leía esta palabra de Iván Román, y él decía: “La otra mañana le pregunté al Señor qué quería que compartiera con Su Pueblo. Me sorprendió lo que vi. El Señor estaba poniendo su dedo en el botón de reinicio y no lo soltaba. Pensé, «Yo estoy listo para volver a mi vida normal” y dije, «Dios, ¿por qué no sueltas el botón de reinicio?» Instantáneamente le oí decir, «La gente no está entendiendo el propósito del botón de reinicio. Muchos abrazaron el descanso y se centraron en su familia durante las primeras semanas, pero están empezando a volver a la normalidad». Entonces Marcos 4:19 llenó mis pensamientos: “Pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa”.

Entonces recordé esta palabra de Lana Vawser que publiqué hace unos días: “Yo les imploro como creyente, busquen verdaderamente al Señor, Su corazón y Sus planes que vendrán después de este momento de DIVINO SELAH. Él está moviendo a la Iglesia a un día tan nuevo, que requiere que Su pueblo camine tan cerca de Él, tan cerca de Su corazón y escuche Sus latidos. Hay un nuevo ritmo, un nuevo sonido que está surgiendo. Las cosas están cambiando y debemos ser personas que ponen sus CALENDARIOS y AGENDAS a Sus pies todos los días. Dios quiere tener el control y la entrega total de los calendarios en la vida de muchos: «Dios reorganiza mi año, cambia, cambia todo lo que necesites». Ese lugar de rendición en realidad está moviendo a Su pueblo a algunas de las mayores oportunidades, puertas, promoción y movimiento de su Espíritu”.

Mientras retomamos nuestra vida, meditemos en que no podemos seguir viviendo nuestra vida en independencia de Dios, haciendo las cosas a nuestra manera. El sendero a la bendición es la obediencia, El único verdadero error que podemos cometer es no aprender la lección que Dios vino a enseñarnos.  Después de esta cuarentena que originó el COVID 19, muchos están sintiéndose temerosos e intimidados, casi un presentimiento a lo desconocido.  Cada vez que me siento insegura o temerosa sobre el futuro o algo que estoy enfrentando, reconozco que hay una falla en cómo veo al Padre. Sé que empiezo a magnificar el tamaño de los gigantes en mi vida cuando me desconecto del Padre o no le di acceso de primera clase a mi corazón ese día. Nuestra conexión con Él asegura que tenemos un conjunto diferente de lentes y respuesta.

Creo que una estrategia importante para superar este año es asegurarnos de estar rodeados de buenas noticias, buenos informes, milagros, testimonios y, por supuesto, ¡VISIÓN! Esto no significa que neguemos los malos informes, solo significa que nos aferramos a una verdad más alta para que podamos ver las cosas en su perspectiva adecuada. La realidad es que necesitamos tener un mayor discernimiento en esta hora, necesitamos conocer las tácticas del enemigo, descubrir sus estrategias, pero sin estar enfocados o abrumados por ellos, nuestros ojos no están en el enemigo, sino en lo que Dios está haciendo.

¿Entonces cómo hacemos eso? ¿Cómo administramos y cuidamos lo que Dios nos ha confiado mientras avanzamos? Hebreos 12:1 dice: “Por lo tanto, también nosotros, que tenemos tan grande nube de testigos a nuestro alrededor, liberémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. Fijemos la mirada en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo que le esperaba sufrió la cruz y menospreció el oprobio, y se sentó a la derecha del trono de Dios”.

Permitan que Dios les de un reinicio. ¡Denle permiso para eliminar las cosas que les han pesado en el pasado, para que puedan correr con libertad la carrera que tiene por delante!

Isaías 42:9 y 16 Las cosas pasadas se han cumplido, y ahora anuncio cosas nuevas; ¡las anuncio antes que sucedan!… Conduciré a los ciegos por caminos desconocidos, los guiaré por senderos inexplorados; ante ellos convertiré en luz las tinieblas, y allanaré los lugares escabrosos. Esto haré, y no los abandonaré.

Kiwanda Redner nos compartió esta palabra en Diciembre 2019: «Yo los he puesto en este gran lugar. He escuchado su clamor. ¿Por qué tienen miedo? ¿Por qué tienen miedo? Me preguntaron, y Yo respondí. Yo tengo mucho más para ustedes de lo que jamás imaginaron o soñaron. Tengo mucho más para ustedes de lo que jamás han imaginado o soñado debido a los apegos. Su mundo se volvió limitado ya que su enfoque estaba en lo que USTEDES podían hacer, en quién está a su alrededor y lo que ustedes saben. Su seguridad se encontraba en ustedes, no en MÍ. Lo diré nuevamente, Yo escuché su clamor. Escuché el anhelo de sus corazones. Resuena en Mi corazón. Es por eso por lo que los puse en un lugar grande. Pero para entrar en la plenitud de lo nuevo, tienen que soltar todos los viejos apegos. Tómense un tiempo Conmigo y déjenme mostrarles el camino. Ahora es el momento de soltar todo lo que es familiar y aferrarse solo a Mí. Sí, es desconocido, pero solo para ustedes, no para MÍ. Yo Soy su refugio y fortaleza es un lugar GRANDE, más grande de lo que han conocido, libre de los apegos del mundo, prepárense para explorarlo CONMIGO. Abracen la aventura, abracen lo desconocido, aférrense a Mí, para que puedan abrazar lo NUEVO«.

Dios tiene una agenda para las familias, las regiones y las naciones que requiere que estemos alineados con Su corazón, listos para movernos, SIN APEGOS. En lo NUEVO, habrá responsabilidades y estructura, pero no será lo mismo que lo anterior porque esa mentalidad nos ha sido despojada, ya que nos estableceremos en la mente de Cristo. Porque TENEMOS LA MENTE DE CRISTO. Humildemente, hagamos un balance de nuestras vidas y prioricemos al Señor, permitiendo cualquier transformación que Dios quiera producir.

1 Corintios 2: 14-16 Pero el hombre natural no acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para él son necedad; y no las puede entender, porque se disciernen espiritualmente. En cambio, el que es espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado por nadie. Porque ¿quien ha conocido la mente del Señor, para que le instruya? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

 

 

Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"