Categorías
Sin categoría

¡NO MAS BARRERAS NI OBSTACULOS!

Por tanto, diles: “Así dice el Señor Dios: “Ninguna de mis palabras se demorará más. Toda palabra que diga se cumplirá” —declara el Señor Dios. Ezequiel 12:28

Estos últimos meses han sido un tiempo de batallas tremendas donde muchos hemos caído en la desesperación y hemos derramado muchas lágrimas por causa del desánimo, el cansancio, la confusión y el temor. Este puede ser un tiempo difícil porque hay mucha incertidumbre y muchas cosas están cambiado, pero de lo que sí podemos estar seguros es que las promesas del Señor siguen siendo SI Y AMEN. Hoy dos palabras para animarlos a seguir dando pasos de fe en lo que Dios nos esta revelando.

2 Corintios 1:20 Pues tantas como sean las promesas de Dios, en Él todas son sí; por eso también por medio de Él, Amén, para la gloria de Dios por medio de nosotros. 

“Este no es un tiempo para rendirse. Están avanzando en las promesas de Dios. Están entrando en un NUEVO TERRITORIO. Mantengan sus pies plantados en las promesas de Dios porque se cumplirán. El Señor me dijo que muchos están cansados por el LARGO RETRASO.  El enemigo ha hecho todo lo que puede hacer para que perdieran sus promesas. No se rindan. ¡ESTÁN A PUNTO DE VER A DIOS EN UN DE REPENTE!”  (Andrew Towe)

“El Padre dice hoy: Cada barrera e impedimento hacia su bendición se derriba desde este mismo día.  Yo estoy interfiriendo con el adversario, corriendo e interfiriendo contra el plan y la visión de tu total y completo avance y bendición.  El enemigo está llamando por teléfono, pero no puede comunicarse.  Está enviando un mensaje de texto, pero tiene el número equivocado.  Cada estrategia del infierno contra ustedes esta siendo fragmentada y desmoronada hasta ser destruida.  Los esfuerzos del enemigo para obstaculizar y oponerse a lo que Yo estoy haciendo en su nombre están siendo un fracaso total.  No más demoras, dice Dios, y no más negación de los privilegios y beneficios de Mi Reino en su situación. Ahora es el tiempo de esperar que lo inusual, lo único y lo asombroso ocurra en su vida.  Este es el mejor momento para ustedes. Pongan su mano en algo, dice Dios, Yo los desafío, pongan su mano en algo, y Yo lo bendeciré.  Abran bien su boca y Yo la llenaré.  Pongan su pie en un nuevo territorio, y Yo se lo daré.  Las bendiciones de Abraham serán multiplicadas por cien hoy en su vida a través de la Sangre derramada en el Calvario.  Ustedes son lo que a Mi me corresponde.  No les estoy ocultando nada, y no me estoy conteniendo.  Este es un día para una medida buena, apretada, remecida y rebosante, hasta que no haya espacio para contener Mi bondad en sus graneros, dice el Padre. (Russ Walden)

ESTRATEGIAS PARA VER EL CUMPLIMIENTO 

SANTIFICATE: Cruza a lo nuevo, confiesa ante el Señor en oración si existe una falta o pecado que estorbe las bendiciones de Dios en tu vida. Suelta los remordimientos, perdona, olvida. No puedes cambiar el pasado. No puedes cambiar la manera en que sucedieron las cosas. Pero puedes cambiar tu futuro. Permite que el Señor te traiga a un sitio nuevo y vulnerable.  Josué 3-5 «Purifíquense, porque mañana el Señor hará maravillas en medio de ustedes.»

AYUNA Y BUSCA A DIOS EN ORACION: Pídele a Dios que abra tus ojos para poder ver Su gloria. Haz una lista de promesas. (Jeremías 30:1) Incluso una lista de las promesas, sueños y metas que han estado en tu corazón y que nunca han llegado a cumplirse plenamente. Coloca tus promesas delante de Su altar, espera en El y míralas resucitar en los días por venir.

ADORALO: La Alabanza es más que un canto agradable o unas pocas palabras de adoración a Dios. La Alabanza trae la misma Presencia de Dios a tu vida. Tus enemigos huyen cuando alabas a Dios. Tus enfermedades y dolencias no pueden permanecer en tu cuerpo. La Alabanza te sana, te quita el cansancio. Si no, ¡pruébalo! ¡Hazlo con gozo! 2 Crónicas 20 – Salmo 34.

Habacuc 2:3 DHH Aún no ha llegado el momento de que esta visión se cumpla; pero no dejará de cumplirse. Tú espera, aunque parezca tardar, pues llegará en el momento preciso.

Isaías 55:10-11 DHH Así como la lluvia y la nieve bajan del cielo, y no vuelven allá, sino que empapan la tierra, la fecundan y la hacen germinar, y producen la semilla para sembrar y el pan para comer, así también la palabra que sale de mis labios no vuelve a mí sin producir efecto, sino que hace lo que yo quiero y cumple la orden que le doy.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"