Categorías
Sin categoría

LOS NUEVOS COMIENZOS INICIAN EN EL CORAZON

Por eso les habló a ellos en parábolas: »Aunque miran, no ven; aunque oyen, no escuchan ni entienden. En ellos se cumple la profecía de Isaías: “Por mucho que oigan, no entenderán; por mucho que vean, no percibirán. Porque el corazón de este pueblo se ha vuelto insensible; se les han embotado los oídos, y se les han cerrado los ojos. De lo contrario, verían con los ojos, oirían con los oídos, entenderían con el corazón y se convertirían, y yo los sanaría. Mateo 13:13-15

Los nuevos comienzos inician en el corazón. Dios está preparando nuestro corazón para una temporada no de esperanza diferida (Proverbios 13:12), sino de esperanza CUMPLIDA. Mis amados, tomen hoy su corazón y permitan que el Señor se convierta en su fuerza, la fuerza de su propósito, la fuerza de su alegría y la fuerza de su paz. Permítanle hacer Su trabajo más fino y delicado de limpieza en ustedes. Si ustedes deciden que son entera y completamente de Él y se convierten en hacedores de Su Palabra, Sus múltiples bendiciones abundarán en su vida. Este es el tiempo del reinicio, es el tiempo de la restitución. Les comparto esta palabra profética de Angie Stolba y oro porque podamos comprender que Dios mira nuestro corazón. Nuestras acciones son importantes para El, ve más allá, ve los motivos e intenciones de nuestros corazones. Dios está llevándonos por algunas experiencias difíciles para sanarnos.

Proverbios 4:23 TPT Así que, sobre todo, guarda los afectos de tu corazón, porque afectan todo lo que eres. Presta atención al bienestar de tu ser interior, porque de ahí fluye el manantial de la vida.

«Yo estoy haciendo un trabajo profundo en los corazones y las vidas de Mi Pueblo en esta hora. Aunque inicialmente el proceso puede ser doloroso, el resultado final será glorioso. Apóyense en Mí y no se resistas a este trabajo, amados. Es comprensible que muchos estén afligidos con esta sacudida que está teniendo lugar en las naciones. También hay quienes están desconcertados por algunas de las recientes pruebas de fuego que están teniendo lugar en sus vidas personales. Ha habido algunas injusticias contra ustedes que los han dejado sintiéndose abandonados y con el corazón enfermo. Sepan esto, amados: ¡ESTE NO ES EL FINAL DE SU HISTORIA! Su postrer estado será más grande (Hageo 2:9). No sólo llegarán con un testimonio intacto, sino que será aún mayor. Saldrán de estas pruebas ardientes sin un rastro de humo. Ni un solo cabello de su cabeza será dañado. Nada se perderá y nada será quebrantado, declara el Señor. Yo soy el Dios que toma lo que el enemigo pretendió para su mal y lo convierte en bien. Permítanme realizar la cirugía de corazón que necesitan, sabiendo que no sólo sobrevivirán, sino que prosperarán. En esta temporada, Yo les daré belleza por las ceniza y gozo en vez de luto. Una gran sanidad está teniendo lugar en las naciones y en la vida de Mi Pueblo. Así que, tengan esperanza. ¡Yo estoy haciéndoles una cirugía de corazón!” (Angie Stolba)

Ezequiel 36 25-29 Entonces os rociaré con agua limpia y quedaréis limpios; de todas vuestras inmundicias y de todos vuestros ídolos os limpiaré. Además, os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros; quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne. Pondré dentro de vosotros mi espíritu y haré que andéis en mis estatutos, y que cumpláis cuidadosamente mis ordenanzas. Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres; y seréis mi pueblo y yo seré vuestro Dios. Os libraré de todas vuestras inmundicias; llamaré al trigo y lo multiplicaré, y no traeré hambre sobre vosotros.

Oremos:

Señor Jesús: Recibo lo nuevo que tienes para mi. Ayúdame a crucificar mi carne y dame la dulzura del gozo de tu cruz, cuando obtenga mi victoria a causa del poder de Tu sangre. ¿De que manera debe ser limpio mi corazón? ¡Límpialo, aquí está delante de ti! ¡Dame un corazón limpio! ¡Quiero un corazón limpio! no quiero un corazón hipócrita, no quiero un corazón falso, no quiero un corazón duro, no quiero un corazón que no te tenga dentro. Pon Tu trono y Tu nombre en mi corazón, en mi voluntad; toma mi corazón, toma mi voluntad, Señor los traigo ante Ti. Perdóname. Ayúdame, quiero mi victoria, Ayúdame a menguar para que crezcas Tu, que no sea mentira mi canto, que no sea mentira mi ruego, que no se quede en deseo.  ¡Dame la victoria de Tu cruz! Que pueda amar y bendecir a mis enemigos y a los que me aborrecen. Vísteme con tu sangre, vísteme con tu dulzura, la verdadera dulzura de Tu corazón. Que nunca invalide el sacrificio de Tu cruz. Amén.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"