Categorías
Sin categoría

ENFOQUE DE ORACION DIA 5 – Esposas en el Campo de Batalla

Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por la fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. Gálatas 2:20

Todas queremos ser eficaces a la hora de pelear la batalla por nuestro matrimonio, así que necesitamos entender algo muy importante. Cuando una mujer tiene áreas no crucificadas en su vida, los demonios pueden oprimirla desde allí. Satanás sabe que, si te mantiene operando en tu carne, el puede anular tu capacidad de vivir una vida plena y llena del poder de Dios. El propósito del enemigo al hacerte caminar en la carne es agotarte, robarte la esperanza y derrotarte. Muchas veces cuando tenemos problemas en nuestro matrimonio todo se lo atribuimos al diablo, pero debemos reconocer que es nuestra carne, nuestro carácter, esas áreas débiles que no le rendimos a Dios las que provocan más dificultades. Nuestra carne tiene que ser crucificada todos los días con los clavos de la cruz, no con tachuelas de dos pulgadas.

¿Como caes en esa trampa? ¿Donde Satanás usa tus errores como municiones? Cuando reaccionas en tu carne. Cada vez que caminas en la carne tu mente se convierte en un campo de batalla. Repasas lo que ocurrió una y otra vez, piensas en como vengarte, te aferras a la ofensa y te auto compadeces. Cuando esto sucede te sales del lugar de protección de Dios, no es que Dios no te protege, es que voluntariamente te sales de la protección de Dios lo cual te deja vulnerable a los ataques del enemigo. Por lo cual andar en la carne es todo pensamiento, todo razonamiento, toda decisión y toda acción que haces sin la guía del Espíritu Santo lo cual aborta el propósito de Dios. La Biblia dice: “Aunque andamos en la carne, no militamos según la carne, porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” (2 Corintios 10:3-4)

Dios nos manda a caminar en el Espíritu para fortalecer todas nuestras debilidades. Muchos esposos han tenido cambios y otros han sido ganados para Cristo gracias a la actitud de una mujer que camina en el Espíritu. Una de las mejores cosas que puede hacer una mujer con su temperamento es aceptarlo como creación de Dios en ella y luego someterlo al Espíritu Santo para llegar a ser el tipo de esposa que Dios quiere que seas. El caminar en el Espíritu se basa en la relación personal que mantenemos con Dios, en la lectura de Su Palabra y en la obediencia. Caminar en el Espíritu te hace vencedora ante la adversidad, eres más estable en tus emociones y sentimientos, tienes la capacidad de crear paz a tu alrededor, y eres más feliz.

LECTURAS PARA HOY – Gálatas 5:16-26, Romanos 8, Efesios 4 – Caminar en el Espíritu vale la pena. Cuando las pruebas y los problemas nos convierten en un espectáculo, tenemos el privilegio de reaccionar en el Espíritu y poner fin a los intentos de Satanás de desfigurar la gloria de Dios. El Espíritu Santo de Dios está trayendo no solo un despertar a las hijas de Dios, sino un cambio de vestiduras. Nos levantaremos firmes en la identidad que Él nos dio en la Cruz del calvario. Profetizo en el nombre de Jesús que a partir de hoy caminarás en el Espíritu, incluso en medios de las pruebas o dificultades, habrá gran gozo y paz en tu vida de lo que jamás hayas conocido. Caminaras con una mentalidad de victoria mientras el Espíritu Santo te llena de Su poder y consuelo.

OREMOS

Señor, hoy vengo a ti para depender únicamente de los rayos fortalecedores de tu presencia. Seguro estoy que en medio de mis sombras me alumbrará el sol de tu justicia. Señor, Aquí estoy este día en tu presencia. No quiero la vida fácil si no voy a tener la calidad de hijo que quieres tener. Me pongo en tu altar y trátame como tú quieras, quita de mi lo que no te agrada. Límpiame más y más de mi maldad y mi pecado. Hoy me moveré en la Seguridad de protección que me da el valor y poder de Tu Sangre. Señor, Tengo acceso libremente ante tu trono por el perdón de mis pecados logrado a través de la Sangre de Jesús.

Gracias te doy por darme la oportunidad de regresar a ti y esperar ante tu altar. Me arrepiento de haberme desviado y me abandono ahora en tus brazos. Gracias porque tu bendición viene a mi vida de manera hermosa como la lluvia a la tierra sedienta cuando estoy listo a oír tu voz y obedecerla. Hoy estoy seguro de que no estoy desamparado, sino que el Consolador está a mi lado para fortalecerme y no negarme su bondad y amor. Señor, Gracias por darme lo más preciado del mundo Tu amado hijo. Gracias Señor, hoy sé que, aunque tenga necesidades…ninguna de ellas estará desatendida por tu amor y misericordia.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

 

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"