Categorías
Sin categoría

UNA COSECHA ABUNDANTE SE ACERCA

Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas. Salmos 126:5-6

Este es el tiempo para dejar atrás las cargas y pérdidas de la temporada pasada para recibir gozo y experimentar el acceso hacia nuestro futuro, sin embargo, debemos guardar nuestros corazones y recordar que las palabras que salgan de nuestra boca inspiradas por el temor, la duda o la incredulidad, siempre serán utilizadas por el enemigo para lograr su objetivo de negar las bendiciones de Dios y hacernos caer en desánimo. No debemos afligirnos por las noticias de los medios de comunicación o por las circunstancias del mundo. Somos ciudadanos de un Reino superior que no puede ser sacudido. Hoy quiero que hagan suya esta declaración profética de Nate Jonhston:

“Profetizo que su historia está cambiando. Esta es la temporada en la que sentirán que el frío invierno del desierto termina y la fecundidad comienza a fluir, incluso en los lugares más muertos de su vida, haciendo que los sueños muertos y olvidados resuciten y se manifiesten de repente. La misión del de los ataques del enemigo sobre su vida es mantenerlos a diario tan bombardeados, que no puedan dejar su cama y salir del campo de batalla de tu propio quebrantamiento, pero donde se han sentido derrotados y sin valor, Dios está haciendo que un fuego fresco arda en su vientre y una nueva canción estalle en su corazón. Esta es la temporada en la que finalmente dejarán su confinamiento y comenzarán la aventura del destino que Dios ha estado esperando que descubran. Todo lo que han conocido es el campo de batalla, un campo estéril y un valle de huesos secos, pero Dios está declarando que ustedes son un campo maduro y es tiempo de la cosecha”.

El Señor dice:

Una cosecha abundante les espera, dice el Señor.  Han sembrado con lágrimas, y cosecharán con alegría. Han trabajado, han soportado la larga temporada de espera para que la preciosa semilla produzca.  Su trabajo no es vano en Mí, y cosecharán lo que han sembrado.  Han trabajado a través de las largas y ardientes pruebas de fe.  Han soportado pacientemente a través de muchas noches difíciles.  Incluso como lo digo en Mi Palabra: “Mientras la tierra permanezca, la siembra y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, el día y la noche, nunca cesarán” dice el Señor (Génesis 8:22) Viene una cosecha de sus oraciones de fe.  Aquellas que incluso olvidaron están escritas en Mi libro, y Yo las responderé.  Les concederé los deseos de su corazón que tanto han buscado.  Yo dije: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque cualquiera que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá” (Mateo 7:7-8) Me han pedido dice el Señor. Me han buscado, han guerreado contra la duda y la incredulidad y se han mantenido firmes en la fe y la confianza en Mí.  Esta no será una cosecha fallida, dice el Señor.  Esto no terminará en sequía.  ¡Una cosecha abundante se acerca!

Incluso los años en los que la sequía trajo resultados decepcionantes; incluso aquellos tiempos en los que no cosecharon lo que trabajaron, la cosecha de esos años está llegando.  No se lamenten por el pasado.  Yo tengo un registro de cada buena obra que han hecho.  He visto y guardado cada lágrima.  He escuchado cada oración, y tendrán el fin esperado, dice el Señor. A pesar de que sus decepciones aparecían, mantuvieron su fe en Mí.  Esto no ha terminado.  Miren hacia delante con expectativa, ya que, al confiar y obedecerme, al continuar caminando en fe, encontrarán que la ligera aflicción que han soportado ni siquiera se comparará con Mi gloria venidera.  La cosecha es grande, y recompensaré su obra, recordaré cada oración, y les daré los deseos de su corazón de manera repentina.  Sí, de repente Mis bendiciones vendrán sobre ustedes y los alcanzarán y serán bañados en Mis bendiciones tangibles que no podrán contener. ¡Prepárense, porque este no es el tiempo de rendirse!  ¡Es el tiempo de creer!  ¡Este es el tiempo de esperar!   Porque viene la cosecha de toda su fidelidad, y su corazón se regocijará con gran alegría, dice el Señor.  (June Sheltrown)

Salmos 126:1-3 Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion, seremos como los que sueñan. Entonces nuestra boca se llenará de risa, Y nuestra lengua de alabanza; Entonces dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos. Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; Estaremos alegres.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"