Categorías
Sin categoría

UNA TEMPORADA DE REDENCIÓN, RESTAURACIÓN Y RECONCILIACIÓN

Hoy te doy a elegir entre la vida y la muerte, entre el bien y el mal. Hoy te ordeno que ames al Señor tu Dios, que andes en sus caminos, y que cumplas sus mandamientos, preceptos y leyes. Así vivirás y te multiplicarás, y el Señor tu Dios te bendecirá en la tierra de la que vas a tomar posesión. Deuteronomio 30:15-16

El lunes 20 de julio, estaba hablando en un evento en el que compartí una palabra que había recibido unos días antes de esa noche. Compartí que mientras oraba, vi un periódico (era un papel físico) con la palabra «EXPONER» escrita en la parte superior donde iría el titular. El periódico no decía «EXPUESTO» o «EXPOSICIÓN», sino que simplemente decía «EXPONER». Además, debajo del título “EXPONER” estaba la siguiente declaración: “LO BUENO, LO MALO Y LO FEO”

Ahora, antes de continuar, quiero que todos los que lean esto comprendan el significado de este encabezado (palabra) principal en el periódico. EXPONER: Según el diccionario (como un verbo) significa: privar de refugio, protección o cuidado, sujeto al riesgo de una acción perjudicial, para dar a conocer: sacar a la luz, exponer un secreto vergonzoso, revelar las faltas o crímenes; exponer a un asesino, hacer que sea visible o abierto a la vista, exhibirlo para su veneración pública. EXPONER (como sustantivo) significa: Una declaración formal de los hechos, una exposición de algo deshonroso; un periódico que expone la corrupción del gobierno.

Luego de tomarme un tiempo para cultivar la visión que tuve a través de la oración (antes de compartirla públicamente), sentí la liberación del Señor para hablar esta palabra (que fue pronunciada públicamente el 20 de julio). Debido a que compartí esta palabra, ahora estoy publicándola en forma escrita para que otros oren y determinen si es o no una palabra del Señor. Oren, disciernan, busquen y pregunten al Señor sobre esta palabra específicamente.

UNA TEMPORADA DE REDENCION, RESTAURACIÓN Y RECONCILIACION

Esto es lo que escuché que el Señor me reveló: «En los próximos cuatro meses habrá una temporada de EXPOSICIÓN. La exposición ocurrirá con lo BUENO, lo MALO y lo FEO. En la temporada durante los próximos cuatro meses, afectará a políticos de alto nivel, funcionarios gubernamentales, regiones locales, casas de Dios, ministerios e individuos».

Marcos 4:22-23 Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz. Si alguno tiene oídos para oír, oiga. 

El Espíritu del Señor dice:

«Liberaré una temporada de exposición, no como una señal de juicio o castigo para Mi Pueblo, sino porque Yo necesito la pureza en Mi Pueblo». El Espíritu del Señor dice: «Expondré lo que se ha mantenido, contenido, y lo que ha estado oculto por temporadas”. Porque así dice el Señor, que no tolerará más que el malvado reine y gobierne sobre los elegidos. El Espíritu del Señor dice que en los próximos cuatro meses nos dará la oportunidad de arrepentirnos, de volver a Él, de fijar nuestros ojos de nuevo en Abba Padre. No es una temporada de juicio y castigo, sino una temporada de redención, restauración y reconciliación, dice el Señor, para tratar con lo que se está exponiendo. No intenten ocultarlo por más tiempo. Traten con lo que está siendo revelado. El Señor los usará poderosamente, pero no tolerará el pecado”.

Honestamente, no sé cómo será esto (detalles exactos) para todos o los eventos específicos que tendrán lugar. (Nota al margen: el 21 de julio, el presidente de la Cámara de Representantes de Ohio fue arrestado en relación con un esquema de soborno de $ 60 millones). No sé cómo será eso gubernamental o políticamente.

Es mi oración que la red de tráfico sexual y todos los involucrados en esta agenda estén expuestos en esta temporada. Es mi oración que los políticos corruptos continúen siendo expuestos. Es mi oración que nuestros celos personales hacia nuestros hermanos y hermanas en el Señor sean expuestos. Es mi oración que nuestra amargura, nuestra envidia, nuestro odio, nuestro racismo, nuestra falta de voluntad para ser obedientes, y nuestra falta de perdón hacia cualquiera serán expuestos.

Me parece gracioso cómo celebraremos que se revelen ciertas cosas en el momento en que lleguen a nuestra casa. No tenemos ningún problema con que se exponga el pecado mientras sucede en la vida de los demás. Pero cuando se trata de nosotros, es cuando rápidamente y de repente decidimos tomar las redes sociales, porque no queremos que nadie descubra lo que hemos estado tolerando. Por favor escuchen mi corazón. No estoy apuntando con el dedo a nadie, ya que estoy apuntándome con el dedo primero a mí mismo. No puedo liberar esta palabra y negarme a creer que no es algo a lo que yo también deba adherirme.

No estoy compartiendo estas cosas para asustarlos o hacerlos entrar en algún tipo de pánico o temor. Hay un temor, pero es el temor al Señor, un temor Santo y reverente. No es un temor en el que tememos tomar la comunión y tener una relación con El. El temor que nos aleja del Señor es del enemigo, que está lleno de mentiras y engaños. Pero, hay un temor del Señor. Vivimos en una temporada en la que las personas rara vez se toman el tiempo para decir la verdad por temor a parecer ofensivos. No soy esa persona, es mi amor por ustedes lo que me hace compartir esta verdad, incluso si les ofende. Dios no tolerará el pecado habitual. Chismes … calumnias … estas son solo algunas de las cosas en las que pensamos poco, pero a menudo son parte de lo que somos.

Deuteronomio 5:29 ¡Ojalá su corazón esté siempre dispuesto a temerme y a cumplir todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos siempre les vaya bien!

Sé que nos encanta decir que todo pecado es pecado, pero la verdad es que todo pecado no es igual a todo pecado. La Biblia nos da detalles sobre las diferencias del pecado, desde los pecados que el Señor odia hasta la identificación del pecado que es una abominación al Señor. No estoy implicando de ninguna manera que seamos perfectos. La perfección no es el objetivo. Sin embargo, podemos aprender a vivir una vida que se puede perfeccionar a través de Jesucristo, nuestro Señor.

1 Juan 2:3-6 ¿Cómo sabemos si hemos llegado a conocer a Dios? Si obedecemos sus mandamientos. El que afirma: «Lo conozco», pero no obedece sus mandamientos, es un mentiroso y no tiene la verdad. En cambio, el amor de Dios se manifiesta plenamente en la vida del que obedece su palabra. De este modo sabemos que estamos unidos a él: el que afirma que permanece en él debe vivir como él vivió.

La conclusión más importante es que la palabra «EXPONER» no es una palabra en tiempo pasado. En otras palabras, no es algo que ya ocurrió, sino que está ocurriendo actualmente. Quiero animarlos a que se tomen el tiempo para reconciliarse con el Señor. Personalmente, no creo que el Señor vaya a exponer las cosas por el simple hecho de derribarme o derribar a otros, simplemente porque El puede hacerlo. Esta temporada es para que restablezcamos la pureza de nuestro corazón, alma y mente. Incluso en la revelación, el Señor está usando esto como una oportunidad para reconciliarnos con Él.

Piensen en David en el momento de ser expuesto por el profeta Natán. (2 Samuel 12:1-23) El Señor no usó al profeta para avergonzar al rey, sino que usó al profeta Natán para brindarle una oportunidad de arrepentimiento, reconciliación y redención. Hay un llamado al pueblo del Señor para volverse a El. El Señor usará cualquier medio necesario. La pregunta es si permitirán o no que la exposición de los demás revele lo que está oculto dentro de ustedes, o ¿será que ustedes serán expuestos antes de que el arrepentimiento sea la respuesta de su corazón? (Ryan Johnson).

Isaías 29:15 ¡Ay de los que, para esconder sus planes, se ocultan del Señor en las profundidades; cometen sus fechorías en la oscuridad, y piensan: «¿Quién nos ve? ¿Quién nos conoce?»!

Jeremías 15:19-21 Por eso, así dice el Señor: «Si te arrepientes, yo te restauraré y podrás servirme. Si evitas hablar en vano, y hablas lo que en verdad vale, tú serás mi portavoz. Que ellos se vuelvan hacia ti, pero tú no te vuelvas hacia ellos. Haré que seas para este pueblo como invencible muro de bronce; pelearán contra ti, pero no te podrán vencer, porque yo estoy contigo para salvarte y librarte —afirma el Señor—. Te libraré del poder de los malvados; ¡te rescataré de las garras de los violentos!»

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"