Categorías
Sin categoría

LAS RAFAGAS DE AGOSTO ESTAN TRAYENDO LAS PROMESAS

Pues tantas como sean las promesas de Dios, en Él todas son sí; por eso también por medio de Él, Amén, para la gloria de Dios por medio de nosotros. 2 Corintios 1:20

Los últimos dos meses han sido una época de intensa guerra. Ha habido muchos vientos de oposición soplando en todas direcciones. En mi experiencia, he aprendido que cuando sube el calor, el avance está cerca. El enemigo siempre exagera y ataca a los creyentes, justo antes de que tenga lugar la liberación.  Una escritura que siempre viene a la mente en esta temporada es Daniel 7:25, “Hablará en contra del Altísimo y oprimirá a sus santos; tratará de cambiar las festividades y también las leyes, y los santos quedarán bajo su poder durante tres años y medio.”.

La palabra en hebreo para OPRIMIR significa desgastar, acosar constantemente, cansar, y afligir, especialmente en el sentido de ir en contra del estado mental. ¿Cuántos de ustedes saben que eso es cierto en esta intensa temporada de guerra y pandemia? Ha habido una verdadera guerra contra la mente en esta temporada. El miedo es una de las cosas que el enemigo ha usado para afligir la mente de las personas. Ha habido una guerra por la tranquilidad. Debemos permitir que la paz de Dios nos gobierne (Colosenses 3:15). La paz de Dios es un arma de guerra. Es algo a lo que realmente debemos aferrarnos y aprender a usar en los próximos años. Su paz nos anclará en medio de la tormenta. La paz perfecta no es la ausencia de tormentas, es mantener la integridad y la confianza en medio de la tormenta. Jesús nos dio el ejemplo de eso cuando estaba durmiendo en el barco en medio de una fuerte tormenta (Marcos 4). La paz reinaba en Él tan grandemente que ni siquiera le molestó la tormenta que lo rodeaba. Nosotros también podemos tener ese tipo de paz. Jesús nunca permitió que la tormenta se le metiera dentro. Lo que gobierna y rige internamente se manifestará y gobernará lo externo.

Veamos la segunda mitad de Daniel 7:25 que dice: “tratará de cambiar las festividades y también las leyes, y los santos quedarán bajo su poder durante tres años y medio”. Este es un tiempo y un momento altamente proféticos sobre la tierra. Como dice esta escritura, el enemigo ha tratado de acelerar las cosas sobre la tierra y alterar el tiempo de Dios. Debemos levantarnos, tomar control y recuperar lo que el enemigo ha tratado de distorsionar. Debemos recordar que Dios tiene nuestros tiempos y temporadas en Sus manos. Donde el enemigo ha tratado de retrasar y sacar a los santos fuera del tiempo de Dios, debemos recordar que no debemos permitir que las temporadas naturales dicten nuestras temporadas espirituales. Estamos entrando en una temporada en la que Dios está redimiendo el tiempo. Redimir significa tomar posesión. Al colaborar con Dios en esta temporada, habrá una redención del tiempo y las promesas de Dios. Dios puede hacer en un momento lo que podría llevarnos toda una vida. Anímense, hay una promesa para ustedes en esta temporada.

Durante la última semana de julio, tuve un sueño. En la primera parte del sueño, estaba caminando por las calles de la ciudad de Nueva York y entré en esta clínica de enfermeras. En la clínica yo era invisible. No podían verme, pero mientras las observaba, estaban tratando a pacientes con Covid. Había otras enfermeras que estaban jugando con frascos y líquidos. Las vi documentar de manera inexacta en el papeleo sus hallazgos para ser entregados. La escena cambió y yo estaba sentada en mi auto mirando por la ventana delantera y comencé a ver que una tormenta se disipaba. A medida que avanzaba la tormenta, apareció un enorme arco iris en el cielo.

Mientras oraba por la interpretación de este sueño. Comencé a sentir que venía una mayor exposición de las cosas que están ocultas y sucedía detrás de escena con respecto al Covid. Hay una realidad en este virus, pero hay agendas ocultas que se expondrán en los próximos meses. El mismo día que tuve este sueño y lo publiqué, resultó ser el mismo día en que los médicos de Frontline dieron a conocer información sobre la hidroxicloroquina. Necesitamos orar para que el Espíritu de la Verdad sea liberado y revele lo que ha estado oculto. Hay mas por venir.

Creo que la tormenta que se disipaba en mi sueño, son cosas relacionadas con la pandemia que están comenzando a avanzar y desaparecer. Cuando entramos en el mes de AGOSTO, sentí un cambio y hay mucha expectativa profética sobre este mes. Para AGOSTO sigo escuchando que las ráfagas de agosto están cambiando la tormenta y liberando las promesas de Dios. Las ráfagas se pueden definir como una ráfaga de viento breve y repentino, una aceleración repentina de la velocidad. Otra definición que me llamó la atención en cuanto a ráfagas fue que también se refiere al gusto. Donde muchos han tenido un sabor amargo en la boca, profetizo que ráfagas repentinas de la bondad de Dios se están preparando para golpear su vida. “Prueben y vean que el Señor es bueno; ¡qué alegría para los que se refugian en él!” (Salmo 34: 8).

EL ARCO IRIS REPRESENTA LAS PROMESAS DE DIOS

Génesis 9:13 He puesto mi arco iris en las nubes. Esa es la señal de mi pacto con ustedes y con toda la tierra.

Quiero animarlos que esta pandemia de “tormentas” tiene fecha de vencimiento. Esta tormenta no durará para siempre. Así como el arco iris representa las promesas de Dios, las promesas de Dios son sí y amén sobre las naciones y sobre nuestra vida. Dios no ha cambiado de opinión y no ha terminado. Así como Dios guardó a Noé y su familia en medio de la tormenta y el diluvio, Él está guardando las naciones. Todo lo que puede ser sacudido está siendo sacudido. Dios quiere que subamos más alto, nos está dando acceso. Es una torre fuerte a la que podemos correr y estar a salvo. Creo que veremos un aumento de arco iris sobre la tierra que inundara las redes sociales y los principales medios de comunicación. Será una confirmación de esta palabra y un recordatorio de Sus promesas. (Madeline James)

Daniel 7:26-27 Sin embargo, después el tribunal dictará sentencia, se le quitará todo su poder y quedará totalmente destruido. Entonces se dará al pueblo santo del Altísimo la soberanía, el poder y la grandeza de todos los reinos bajo el cielo. El reino del Altísimo permanecerá para siempre y todos los gobernantes le servirán y obedecerán.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"