Categorías
Sin categoría

DIOS MANDA LLUVIA

Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto. Santiago 5:17-18

En medio de las dificultades, en medio de las pruebas (incluso en medio de las restricciones), hay una ventana de oportunidad. Ahora mismo, reciban fe y expectativa por la respuesta a sus oraciones; no solo por lo que necesitan, también por algunas cosas por las que estuvieron pidiéndole a Dios durante mucho tiempo (por las personas que Él puso en su corazón), porque Él está diciéndonos: “¡VUELVAN A ORAR!”. Zacarías profetizó: “¡Pídanle al Señor que llueva en primavera! ¡Él es quien hace los nubarrones y envía los aguaceros! ¡Él es quien da a todo hombre la hierba del campo!”. Zacarías 10:1

En otras palabras, está diciendo que cuando llegue el tiempo de las lluvias de primavera, ¡oren para que se derramen! Esta escritura habla de la ORACION operando como una compuerta. Una compuerta, según el diccionario, es: “Una puerta que se puede abrir o cerrar, para admitir o excluir el agua, especialmente la puerta inferior de una cerradura. El último impedimento que retiene el derramar de algo poderoso o substancial”. Esta es una metáfora profética que describe cómo se libera el poder de la oración. Más allá de cualquier cosa que estén enfrentando, a nivel personal o nacional, ¡hay un punto clave! Ese punto es LA ORACION. La oración es una bisagra, transforma los recursos retenidos a su favor, en recursos liberados a su favor. ¡Ángeles están siendo liberados!

CUATRO CLAVES PARA ACELERAR LAS RESPUESTAS A LA ORACION

Recientemente, estuve meditando en la historia sobre cómo Abraham envió a su siervo con la asignación de encontrarle esposa a su hijo Isaac (Génesis 24). El siervo fiel oró para tener éxito y Dios le respondió de manera rápida y poderosa. ¡Fue un caso de aceleración divina! Aquí encontramos cuatro lecciones que nos enseña esta historia sobre el poder de la oración:

DESCUBRAN LO QUE DIOS ESTA HACIENDO AHORA

Abraham le entregó a su siervo una instrucción. Era el tiempo de encontrarle una esposa a su hijo Isaac, pero no una mujer local; debía ser de la tierra donde nació Abraham. Fue una comisión seria, atada por un voto y fue una palabra “presente”, ¡porque estaba en el calendario de Dios! Juan 5:19 dice: “Entonces Jesús afirmó: Ciertamente les aseguro que el hijo no puede hacer nada por su propia cuenta, sino solamente lo que ve que su padre hace, porque cualquier cosa que hace el padre, la hace también el hijo”. ¡Dios siempre está trabajando para hacer algo nuevo! Podemos tener una revelación de su diario y su tiempo debido, lo que Él está haciendo en su tiempo “KAIROS”. Pregúntenle, “Padre ¿qué hora es? ¿Qué es lo que estás haciendo?” … luego escuchen su respuesta. Podrían escucharlo decir:

  • “Te estoy impartiendo esperanza en esa situación problemática”.
  • “Estoy tocando ese corazón endurecido”.
  • “Estoy preparando una oportunidad para ti”.
  • “Estoy preparando una provisión financiera”.
  • “Te estoy liberando de esa adicción o de ese recuerdo doloroso”.
  • “Estoy impartiendo una idea a tu mente para impulsar tu negocio”.
  • “¡Estoy desatando favor sobre tu vida desde una fuente inesperada!”.
  • La oración debe ser su primera respuesta

Cuando el siervo de Abraham llegó a su destino, lo primero que hizo fue orar. Esto nos recuerda que entender lo que está en el calendario de Dios para el “presente” es poderoso, pero el poder de Dios se soltará solo cuando transformamos esa revelación en ORACION y entramos en ACCION. ¡Las compuertas se abrieron! Las piezas cayeron en su lugar. Dios imparte lo que ya estableció para nosotros, mientras sumamos nuestro “sí” y “amén” (2 Corintios 1:20).

VEAN POR MEDIO DE LA FE EL REINO DE DIOS EN ACCION

Abraham le declaró a su siervo: “El Señor, el Dios del cielo… enviará su ángel delante de ti…” (Génesis 24:7). Mientras Abraham estaba haciendo todo lo que podía para asegurarle una esposa a su hijo, comprendió que Dios era el arquitecto y el edificador. Estaba seguro de la fidelidad de Aquel que tenía una relación personal con él. Dios estaba atado por su pacto para cumplir su promesa. Debemos conocer y declarar esto: “Mi Padre está en control. ¡El Cielo es mi cuartel y Él está enviando a sus ángeles para que se muevan a mi favor en este asunto!”.

CONFIEN EN DIOS PARA UN POSICIONAMIENTO DIVINO

Cuando el siervo de Abraham llegó a Mesopotamia, se detuvo junto al pozo fuera de la ciudad y oró. En ese momento, le pidió a Dios una cita divina. En respuesta a su oración, llegó Rebeca al pozo en el momento correcto. ¡Ella era la escogida por Dios! Era su respuesta a la oración. El posicionamiento divino del siervo, estando en el lugar correcto y en el momento correcto, lo llevó hacia una cita divina. ¡Ustedes fueron escogidos por Dios y pueden confiar en su posicionamiento divino para su vida! Oren y esperen que Él actúe. Así como hizo el siervo de Abraham, abran sus ojos y verán su respuesta. No solo eso, se darán cuenta que ustedes son la respuesta de Dios. (Helen Calder)

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"