HASTA AHORA

Publicada el
HASTA AHORA

Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido. Juan 16:24

Hace unos días, el Señor me dio un sueño profético significativo. En el sueño, escuché al Señor decir, «HASTA AHORA». Estaba sentado junto a un árbol y una serpiente bajó la cabeza a mi lado desde las ramas del árbol. Asumí que la serpiente no era venenosa por la forma de su cabeza. Sin embargo, me silbó y abrió la boca varias veces como si quisiera morderme. Entonces oí al Señor decir: «Opciones».

Cuando desperté del sueño, fui directamente a mi lugar de oración. Dios comenzó a hablarme del sueño profético. Creo que la serpiente del sueño representa voces e influencias que las personas no creen que sean tóxicas o dañinas para ellos. Sin embargo, son venenosas. Hasta ahora, ha habido voces, influencias y elecciones que muchos han estado escuchando y tomando que no han parecido venenosas, pero lo son. Esta es una advertencia para que como Cuerpo de Cristo tengamos cuidado y discernamos sobre qué y a quién escuchamos o permitimos que tenga influencia en nuestras vidas.

El cristianismo pasivo ha terminado. Esta es una temporada en la que debemos ir de todo corazón tras las cosas de Dios. A medida que avanzamos hacia una nueva temporada, como Cuerpo de Cristo debemos perseguir el Reino de Dios y movernos en la voluntad y el propósito que Dios tiene para cada uno de nosotros. Juan 16:24 dice: «Hasta ahora no habéis pedido nada en mi nombre. Pedid y recibiréis para que vuestro gozo sea cumplido». Hasta ahora, ¿en qué has estado creyendo realmente? ¿En qué has estado avanzando?

Creo que Dios resaltó esta escritura en Juan diciendo, «HASTA AHORA» en el sueño profético. Muchos de ustedes nunca han pedido y por lo tanto nunca han recibido. Hasta ahora, algunos de ustedes nunca han pedido que sus palabras o sueños proféticos se cumplan. Hasta ahora, muchos no han pedido al Señor lo que ha puesto en sus corazones. No dejen que esas semillas proféticas y deseos piadosos permanezcan latentes por más tiempo. Puede que no hayan pedido hasta ahora. ¡Pero ahora es el tiempo de pedir y recibir!

Jesús les dice a sus discípulos que quiere que pidan para que su alegría sea completa. Muchos se sienten atascados, desanimados y decepcionados no porque Dios no haya venido, sino porque no han pedido. Experimentarán la verdadera alegría cuando estén en medio de la voluntad y el propósito de Dios para su vida. Sin embargo, para llegar allí, deben estar dispuestos a pedirle al Señor que haga lo que sólo Él puede hacer en su vida.

La palabra «pedir» no se limita a la simple salvación. Eso es sólo el cristianismo básico. Jesús vino a vivir, murió y resucitó para que nuestros pecados fueran perdonados. Sí, Él está vivo, pero ¿dónde está ahora? ¡Jesús está a la derecha del Padre intercediendo por ti y por mí! En esta temporada, debemos asociarnos con las oraciones que Jesús está orando sobre cada una de nuestras vidas y entrar en su propósito y destino para nosotros. Como creyentes, debemos pedir que la plena manifestación del Reino de Dios venga en cada área de nuestras vidas. Debemos ir a Dios con audacia y pedir esperando recibir.

«HASTA AHORA» es una declaración para describir una situación que ha existido hasta este momento. Hasta ahora, su vida ha sido de cierta manera con ciertas circunstancias y limitaciones. Sin embargo, ¡ESTA A PUNTO DE CAMBIAR! Ahora están a punto de avanzar. Hasta ahora, la iglesia en América y las naciones de la tierra han entendido y funcionado en el nivel más básico del cristianismo. Pero ahora, en esta temporada el Reino de Dios avanzará y se manifestará en y a través de las vidas de los hijos e hijas de Dios como nunca. Tomen decisiones clave en esta temporada. ¡Prepárense para encuentros profundos y para un poderoso cambio en el Espíritu! (Joe Joe Dawson)

2 Corintios 6: 1-2 Y como colaboradores con Él, también os exhortamos a no recibir la gracia de Dios en vano; pues Él dice: En el tiempo propicio te escuché, y en el día de salvación te socorrí. He aquí, ahora es el tiempo propicio; he aquí, ahora es el día de salvación.

Con amor y oraciones, 

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


HASTA AHORA

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".