Categorías
Sin categoría

La oscuridad no ganará

Pero ustedes son el tesoro escogido por Dios: sacerdotes que son reyes, una nación espiritual apartada como devotos de Dios. Los llamó a salir de la oscuridad para experimentar su maravillosa luz, y ahora los reclama como suyos. Lo hizo para que difundieran sus gloriosas maravillas por todo el mundo. 1 Pedro 2:9 TPT

“Para muchos de ustedes, creo que las últimas semanas han sido inusualmente difíciles. Han estado presionado a través de mucha resistencia, sobre todo espiritual, pero también física. A veces se han sentido enojados, frustrados, cansados, preocupados, agitados y ansiosos.  La gente los ha defraudado y algunas relaciones están tensas. Han sido incomprendidos y se han sentido aislados. Puede que incluso haya habido algunos problemas de salud que parecen persistir. Puede que no sea nada importante, pero su duración está empezando a deprimirlos. Han intentado orar, pero sienten que nada ha cambiado. Todo empieza a pasar factura. Como Elías en 1 Reyes 19, estás hartos. Sólo quieren alejarse, escapar, huir. Han intentado ser fieles y honorables, pero se sienten decepcionados, solo, incomprendidos.

1 Reyes 19:3-4 Elías se asustó y huyó para ponerse a salvo. Cuando llegó a Berseba de Judá, dejó allí a su criado y caminó todo un día por el desierto. Llegó adonde había un arbusto, y se sentó a su sombra con ganas de morirse. «¡Estoy harto, Señor! —protestó—. Quítame la vida, pues no soy mejor que mis antepasados».  Luego se acostó debajo del arbusto y se quedó dormido.

El Señor quiere que sepan hoy que viene a ministrarlos. El ha visto sus luchas, sus lágrimas ocultas, su soledad, su desesperación. Pero también ha visto su fidelidad y como han guardado su corazón en medio de las pruebas y la adversidad. El está con ustedes y para ustedes. Sus ángeles están siendo asignados ahora. Vienen hacia ustedes, ellos les darán nuevo valor, confianza y la capacidad de seguir adelante. El Señor satisfará, no sólo sus necesidades espirituales, sino que proveerá para sus necesidades físicas y materiales. Él se va a revelar a ustedes de una manera nueva y fresca que los revigorizará para la siguiente etapa de su viaje. Escuchen el susurro del Espíritu Santo, experimenten Su consuelo, atrapen el viento. No han terminado.

1 Reyes 19:11 El Señor le ordenó: —Sal y preséntate ante mí en la montaña, porque estoy a punto de pasar por allí.

No importa cómo aparezcan las cosas en este momento, la oscuridad no ganará. La oscuridad que los rodea. La oscuridad, la pesadez y el cansancio que los envuelve. No ganará. No permitan que nada ni nadie los convenza de lo contrario. Jesús se sumergió en las más profundas tinieblas de muerte. Luchó en las entrañas del mismísimo infierno. Las carcajadas de los príncipes demoníacos se levantaron. Realmente pensaron que habían ganado. La desesperanza descendió. Cualquier motivo de gozo terminó.  Pero luego la tierra comenzó a temblar. La piedra comenzó a moverse. Surgieron la vida y la luz. El Rey de reyes resucitó. Victorioso. Glorioso. Triunfante. Todopoderoso. El conquistador. El campeón. El Señor. La muerte fue destruida, el infierno silenciado la oscuridad derrotada. La oscuridad que los rodea. La oscuridad que los ataca. La oscuridad del desánimo, la decepción, la depresión, la desesperación. La oscuridad de la adicción, el abuso, la explotación, la perversión. La oscuridad de la enfermedad, el dolor, el aislamiento, la soledad. ¡NO GANARA! JESUS LA VENCIO DE UNA VEZ POR TODAS. ¡LA OSCURIDAD NO GANARA! (Craig Cooney)

Isaías 9:2 El pueblo que andaba en tinieblas ha visto gran luz; a los que habitaban en tierra de sombra de muerte, la luz ha resplandecido sobre ellos.

Isaías 60:1-2 AMPC ¡Levántate de la depresión y la postración en la que las circunstancias te han mantenido, levántate a una nueva vida. ¡Brilla! (resplandece con la gloria del Señor), porque tu luz ha llegado, y la gloria del Señor ha surgido sobre ti. Porque he aquí que las tinieblas cubrirán la tierra, y las densas tinieblas [a todos] los pueblos, pero el Señor se levantará sobre ti [oh Jerusalén], y su gloria se verá sobre ti.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"