Un tratamiento intenso de 21 días – DIA 3

Publicada el
Un tratamiento intenso de 21 días - DIA 3

 ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón; El que no ha elevado su alma a cosas vanas, ni jurado con engaño. El recibirá bendición de Jehová, Y justicia del Dios de salvación. Salmos 24:3-5

Amados, estamos en medio de una gran aceleración divina en el Espíritu. El Cuerpo de Cristo se está preparando para un día nuevo y fresco dentro del plan de Dios. El Espíritu de Dios está haciendo algo nuevo y debemos estar preparados para movernos con Él (Isaías 48: 6-7). Aunque este proceso puede tomar mucho tiempo para madurar completamente, Dios nos ha estado preparando para este día durante muchos años.  Nos dirigimos hacia el destino que el Señor nos ha preparado antes de la fundación del mundo. Esta es una temporada de preparación. El Espíritu de la Verdad está tratando profundamente con los creyentes, llamándonos a nadie ni a nada más que a Cristo Jesús, con una santidad y una determinación como nunca habíamos experimentado. El pueblo de Dios está siendo preparado para encontrarse con El en la nube ardiente de Su Presencia y El será encontrado por y en todos los que lo buscan con todo su corazón (Jeremías 29: 12-13).

Verdaderamente, «un abismo llama a otro abismo» (Salmo 42:7). Este no es el tiempo de ser indiferentes y superficiales: ahora es el tiempo de lanzarse a lo profundo y clamar como el apóstol Pablo: “conocerle a El» (Filipenses 3:10), para ser conforme a Su imagen y para llevar Su Presencia. La Esposa se está preparando para experimentar la verdadera unión con Cristo, para conocerlo íntimamente a fin de ser como Él en todos los aspectos de nuestro ser, en espíritu, alma y cuerpo.

Revelación de pureza

¿Cómo está sucediendo esta transformación? El Espíritu de la Verdad destaca la pureza y la rectitud para que todos podamos caminar en la verdadera santidad y el temor del Señor (2 Corintios 7:1). Verdaderamente, el Cuerpo de Cristo ya no estará satisfecho con conocer a nuestro Señor y Salvador como una doctrina de nuestro entendimiento mental. A medida que el Señor responde al hambre de Su pueblo, está revelando la Persona de Jesús en las partes internas de nuestro espíritu. Lo que hemos entendido con nuestro «conocimiento mental», lo comenzaremos a experimentar a través de la revelación espiritual. Y a medida que los ojos de nuestro corazón se iluminen, nuestro carácter y estilo de vida se transformarán. La integridad y la honestidad serán primordiales. Viviremos cada día de tal manera que agradaremos mucho al Señor (Colosenses 1: 9-10).

Revelación de estrategias

Como resultado de esta profunda consagración al Señor, muchos recibirán estrategias divinas para esta temporada crucial. El Espíritu de la Verdad está liberando conocimientos reveladores para todos los que estén dispuestos a escucharlo, y con un corazón dispuesto a obedecer lo que Él está pidiendo (Santiago 1:22). Prepárense para ver una aceleración del avance de los planes y propósitos de Dios. Dios tendrá un pueblo de pureza y poder, que vivará, se moverá y tendrá la autoridad absoluta de Cristo.

Revelación del destino

Ya sea que sintamos o no que estamos cumpliendo nuestro destino, el Rey de reyes nos está preparando para Sus buenos propósitos. Fuimos elegidos por Dios y se nos ha dado un destino divino en eternidades pasadas. ¿Por qué? El Señor nos está llamando a colaborar con Él para dar forma al futuro del Reino de Dios. Esto parece demasiado maravilloso para ser verdad, pero es la Palabra de Dios. Efesios 2:10 explica: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”.

Revelación de la unción

El clamor desesperado de muchos creyentes es: Oh Señor, que aparezca en tus siervos tu obra, y tu gloria sobre sus hijos. (Salmo 90: 16-17). La buena noticia es que la unción de Dios descansa sobre los que son seguidores puros y rectos de Jesús y ellos cumplirán Sus propósitos en la tierra. Dios no solo ha ordenado buenas obras para nosotros, sino que también ha proporcionado la gracia que necesitamos para realizar estas obras. Todos tenemos «una unción para funcionar». Cada uno de nosotros está ungido para cumplir los propósitos de Dios. A medida que nos adentramos más en esta temporada de sensibilidad e iluminación reveladora, nunca debemos olvidar que nuestro llamado y destino, nuestro principal objetivo, es permanecer con nuestro amado Señor Jesucristo, fijando nuestros ojos en Él y solo en Él. Solo en Su luz veremos la luz (Salmo 36: 9). Solo en su presencia obtenemos un corazón santo y lleno de gozo (Salmo 16:11). (Bobby Conner)

DIA 3: ¡Pídele al Señor que PURIFIQUE tu corazón! Declara que el lugar de tus sentimientos, deseos, afectos y aversiones estará bajo el alineamiento del Espíritu Santo. Lee las Bienaventuranzas – Mateo 5: 1-12. Pídele al Señor que te envíe ayuda o auxilio a su alma para que puedas alcanzar tu fin más alto. Declara que tu «FINAL» será mayor que tu “PRINCIPIO”. Lee Hageo 2. Pídele al Señor que tu alma comience a prosperar de una manera nueva. Lea 3 Juan 2; Santiago 1:21; 1 Pedro 1: 9. Ahora pídele al Señor que te haga «VER». Los de corazón limpio verán a Dios (Mateo 5: 8).

El corazón es malvado (Jeremías 17: 9) y todo fluye de él, por eso debemos guardar nuestro corazón (Proverbios 4:23). Jesús nos enseña que el pecado es una condición del corazón y que las acciones externas son en realidad el fruto del pecado. Podemos evaluar la condición de nuestros corazones evaluando lo que hacemos, nuestras acciones / comportamientos. Al enemigo le encanta mantenernos en la carne (Gálatas 5:16-26) donde estaremos siempre atrapados e impotentes. Cuando negamos nuestra carne y sometemos nuestra voluntad en sumisión a Dios y Sus caminos, surge una vida de ABUNDANCIA y VICTORIA.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Un tratamiento intenso de 21 días - DIA 3

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".