Categorías
Sin categoría

Un tratamiento intenso de 21 días – DIA 19

¿Pero cómo podré echar maldiciones sobre quien Dios no ha maldecido? ¿Cómo podré desearle el mal a quien el Señor no se lo desea? Números 23:8

Balaam trató tres veces de pronunciar una maldición sobre Israel, pero no tenía el poder para hacerlo. Fue reverenciado como un gran adivino, conocido en todas partes por sus habilidades para bendecir o maldecir. En Números 22: 6 dice: “Ven en seguida y maldice a este pueblo por mí, pues es más fuerte que nosotros. Quizá así pueda yo derrotarlos y expulsarlos del país. Yo sé que tus bendiciones y tus maldiciones siempre se cumplen”. Balac estaba seguro de que Balaam podría maldecir a Israel, pero Balaam no pudo hacerlo. Finalmente se vio obligado a decirle a Balac: “¿Cómo maldeciré a quien Dios no ha maldecido? ¿Cómo condenaré a quien el Señor no ha condenado?» (Números 23:8). Las Escrituras nos dicen que cada vez que Balaam abría la boca para pronunciar una maldición, en su lugar salía una bendición. Finalmente, después de fallar repetidamente en colocar una maldición sobre Israel, Balaam admitió que la adivinación no era rival para el poder de Dios. Fue en este punto que le dijo a Balac: “Porque no hay hechicería contra Jacob, ni adivinación contra Israel…” (Números 23:23).

Al observar tu vida, es posible que puedas identificar ciclos demoníacos, dilemas repentinos o dificultades inexplicables. Como hijo de Dios, estas maldiciones no tienen el derecho espiritual legal de operar en tu vida. Una vez que identifiques una maldición en acción en tu vida, puedes comenzar a romperla tomando autoridad espiritual en el nombre de Jesús (Gálatas 3:13), orando ferviente y radicalmente contra ella.  Dios ya te ha bendecido para que ninguna maldición pueda destruirte y no hay nada que tus enemigos puedan hacer al respecto.

Sin embargo, tienes que cuidarte de no pecar. Apocalipsis 2:14 dice: “Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación”. La maldición de Balaam no prosperó, sin embargo, Israel lo hizo por sí mismo a través de su desobediencia y pecado. El mismo principio funciona entre el pueblo de Dios el día de hoy. El ataque más poderoso de satanás en contra de nosotros nunca podrá hacer tanto daño como nuestro propio pecado y rebelión en contra del Señor.

DIA 19: Lee los números 22-25 y 31. Esta atento para echar fuera las maldiciones del campamento: Balac contrató a Balaam para que maldijera a Israel, pero no tuvo éxito. Vigila la idolatría y la inmoralidad dentro del campamento; ten cuidado con los espíritus seductores. Cuando Balac no tuvo éxito en poner una maldición contra Israel, los tentó con idolatría e inmoralidad. Esta era una prueba nueva. Fallaron, y Dios envió una plaga.

Pídele al Señor que te libre de los espíritus seductores. Dios ordenó a Israel que eliminara a los que los habían seducido y les habían hecho aceptar la idolatría y la inmoralidad. Israel luchó y ganó, pero no ejecutó la venganza completa que Dios había ordenado. Tomaron para sí el botín y el despojo que el Señor dijo que debía ser destruido, pero Moisés les hizo ejecutar la plena venganza de Dios. La victoria parcial no es suficiente en esta temporada. Este es el momento de entender la frase «destruir completamente». Hay ciertas cosas que el Señor se niega a permitir que pasen a nuestra siguiente fase. Elige dejar ir todo lo que el Señor está requiriendo que dejes atrás.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"