Categorías
Sin categoría

No serás vencido porque Cristo venció

Entonces, ¿qué diremos a esto? Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros? El que no eximió ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos concederá también con Él todas las cosas? Romanos 8:31-32

Dios está a punto de promover a muchas personas a su próximo nivel de autoridad, influencia y poder. Habrá una gran necesidad en los días venideros de un liderazgo piadoso para dirigir el Cuerpo de Cristo. Dios quiere que sepamos y entendamos no solo cómo pasar al siguiente nivel, sino también cómo sostener el aumento que Él nos está dando . Una cosa es lograr un gran avance. Otra cosa es mantener nuestro  avance. La promoción vendrá de nuestras pruebas y batallas. Las batallas más pequeñas nos habilitan para ganar batallas más grandes. ¡Alégrense! Porque las áreas de sus mayores pruebas están a punto de convertirse en las áreas de su mayor unción. Las mismas asignaciones que el adversario tenía contra su vida están a punto de volverse en su contra. Dios va a liberar la unción y la gloria más profundas donde ustedes han tenido el nivel más profundo de batalla y contienda.  

“Goliat fue la puerta de entrada al destino de David. Este momento en el que él eligió luchar contra Goliat definió su vida. Si David se hubiera acobardado, seguiría siendo un pastor de ovejas. Si se levantaba, comenzaría su viaje para convertirse en un rey. No conozco tu historia. No sé cómo es tu «Goliat». Lo que sí sé es que la intimidación tratará de hacerte retroceder. Intentará retenerte en tierras menores. Dios no te ha dado un espíritu de pasividad. No es tiempo de sentarse; no es tiempo de tratar de «dar vueltas». Es tiempo de perseverar; de vencer. Eres hijo de un Dios victorioso, tú puedes hacerlo”.

En medio de todos nuestros problemas, estamos seguros de que Jesucristo, quien nos amó, nos dará la victoria total. Romanos 8:37 TLA

“Pronto mirarás a tu alrededor y no verás una temporada de transición desordenada, sino que verás el comienzo de una temporada de victorias. Pronto sentirás un cambio en tu visión, donde antes sólo veías la batalla más grande de tu vida, verás el glorioso nuevo día que está amaneciendo. Te darás cuenta de que los últimos años han sido un camino estrecho y peligroso que no esperabas ni podías evitar, pero también era el camino hacia tu libertad. Verás el humo y los escombros detrás de ti y ya no verás el fracaso y la derrota, sino mi protección y fidelidad, y la promesa sobre tu vida. Por fin te quitarás la mochila de supervivencia de tus días de búsqueda y espera, y dejarás atrás tu temporada nómada para instalarte en un lugar seguro. Pronto la niebla se despejará y mirarás detrás de ti y verás que hubo gigantes que ni siquiera sabías que habías derrotado”.

Porque el Señor se complace en su pueblo; a los humildes concede el honor de la victoria. Salmo 149:4

“Hubo obstáculos imposibles que ni siquiera sabías que habías vencido. Hubo principados y asignaciones que se opusieron a ti toda tu vida, que ya fueron rotos y destruidos. Los ciclos generacionales que han estado tratando de definirte y robarte durante años simplemente no pudieron seguirte, estas mentiras y ataduras han sido rotas. Pronto te despertarás y sentirás que te has puesto un par de gafas nuevas. Ya no verás lo mismo. Donde antes sólo podías ver batalla ahora podrás ver los avances al otro lado de ellos. Donde sólo podías ver carencias, déficits, y desmantelamiento, te sorprenderás cuando veas lo mucho que te he estado construyendo, preparando y estableciendo para las décadas venideras”.

—¡No tengas miedo!—le dijo Eliseo—. ¡Hay más de nuestro lado que del lado de ellos! Entonces Eliseo oró: «Oh Señor, ¡abre los ojos de este joven para que vea!». Así que el Señor abrió los ojos del joven, y cuando levantó la vista vio que la montaña alrededor de Eliseo estaba llena de caballos y carros de fuego. 2 Reyes 6:16-17 

“Te quitarás la venda de los ojos y te asombrarás de la fresca efusión de mi Espíritu que ves acercándose en el horizonte. Sé que has sentido que todo está perdido, que el mundo que te rodea se desmorona, y que hace mucho tiempo que no ves una victoria, pero hay algo que se está construyendo que aún no ves. Has estado luchando por creer que aun tienes un futuro y temes que tus hijos no lo tengan, pero Yo estoy rompiendo la nube de presentimiento que te ha hecho sentir impotente ante estos acontecimientos que tienen lugar a tu alrededor en la tierra.”

Los hijos de Tus siervos permanecerán, y su descendencia será establecida delante de Ti. Salmos 102:28  

“Te estoy dando una nueva visión profética y una lente para ver más allá de cualquier tormenta y de cualquier gigante que vuelvas a enfrentar. Tu vida será una estaca en el suelo, una estaca de ESPERANZA para aquellos a tu alrededor que la han perdido. Verás que fuiste creado para este momento y esta hora. Enrollarás tu alfombra junto al estanque de la espera y abrazarás esta temporada sin el miedo y la ansiedad que una vez te cerró. Y verás que de los fuegos de esta temporada de batalla te he forjado como Mi arma, Mi guerrero, Mi asesino de gigantes y campeón temible. Serás un faro y una señal de victoria de que Yo me estoy moviendo en la tierra y los días más grandes de la Novia de Cristo están aquí ¡AHORA!” (Nate Johnston)

¿Se le podrá quitar la presa al poderoso, o rescatar al cautivo del tirano? Ciertamente así dice el Señor: Aun los cautivos del poderoso serán recobrados, y rescatada será la presa del tirano; con el que contienda contigo yo contenderé, y salvaré a tus hijos. Haré comer a tus opresores su propia carne, y como con vino dulce, con su sangre se embriagarán; y toda carne sabrá que yo, el Señor, soy tu Salvador y tu Redentor, el Poderoso de Jacob. Isaías 49: 24-26

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"